El Gobierno Vasco rechaza la propuesta del Ejecutivo español sobre la temporalidad en el empleo público porque invade la capacidad de organización de la función pública vasca

1 de julio de 2021
  • La consejera Garamendi advierte de que se mantiene la tasa de reposición de efectivos por lo que el Estado es quien regula en última instancia el número de plazas e impide a Euskadi abordar sus propias necesidades
  • La propuesta del ministro Iceta no da respuesta a la situación del personal con larga interinidad en la administración y no plantea la reforma del EBEB para procesos de consolidación

El Gobierno Vasco ha rechazado la propuesta de temporalidad en el empleo público y su abordaje global en las administraciones públicas planteado por el Ejecutivo español. Lakua considera que el planteamiento del Estado ahonda en la invasión de la capacidad de organización de la función pública en Euskadi. Además, denuncia que no atiende a las situaciones pasadas derivadas de la imposición de la tasa de reposición y considera necesaria la reforma del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) en el apartado referido a procesos de consolidación.

La consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi, ha participado en la Conferencia Sectorial de Administración Pública celebrada esta mañana de manera telemática entre el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y las comunidades autónomas del Estado español para tratar de consensuar un documento. El ministro Miquel Iceta ha presentado su propuesta sobre temporalidad y reforma del EBEB, que ha sido rechazada por la consejera Garamendi al considerarla “inaceptable”, porque el Estado mantiene la tasa de reposición de efectivos y es, en última instancia, la herramienta que regula el número de plazas que puede ofertar el Gobierno Vasco para la consolidación del personal. El Gobierno español no hace referencia alguna a situaciones pasadas que se han creado por la imposición de esta herramienta.

El Gobierno español plantea a futuro limitar la duración máxima de los contratos temporales de modo que el interino será nombrado para la cobertura de plazas vacantes cuando no sea posible hacerlo por personal funcionario de carrera, con una duración máxima de tres años. El Gobierno Vasco rechaza la propuesta porque considera que el Estado “quiere organizar la selección del personal de nuestra Administración, obviando las necesidades reales que tenemos”.

Garamendi considera que la propuesta del Estado supone una extralimitación de la legislación básica y una intención de uniformización en materia de políticas de función pública. En este sentido, añade que la propuesta presentada por Iceta “establece cuándo y cómo se puede nombrar el personal interino, vinculando la aplicación de la tasa de reposición también a los interinos y las interinas, de modo que el nombramiento del personal interino dependería de las jubilaciones que se puedan ir produciendo”. Por ello ha abogado por la eliminación de estas herramientas ya que con ellas se sigue limitando la capacidad de oferta de plazas por parte de las Administraciones vascas. “Deberíamos poder ofertar todas las plazas vacantes dotadas presupuestariamente”, ha respondido la consejera al ministro Iceta.

Garamendi ha vuelto a explicar ante el ministro que las medidas planteadas por el Ministerio atienden al futuro, a las y los nuevos interinos, “pero no plantea una solución real y efectiva ante las situaciones pasadas de larga interinidad” cuyo origen reside en las tasas de reposición. Por lo tanto, una parte sustancial del problema se mantiene y no se ofrece una solución concreta en clave de consolidación.

Respecto a las compensaciones que el Ministerio contempla para dar cobertura a los interinos que están más de tres años cubriendo una vacante pública, la consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno denuncia que “no tiene en cuenta la realidad de Euskadi”. A su juicio, con estas medidas el Gobierno español parece querer quitarse de encima el reproche recibido desde el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por “abusar” de la contratación temporal en sus administraciones “sin tener en cuenta la realidad de las comunidades autónomas, a las que nos hipoteca con la puesta en marcha de estas compensaciones económicas sin resolver el verdadero problema de fondo”.

El Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno tiene claramente establecida su hoja de ruta para reducir la temporalidad y las tasas de interinidad en la administración vasca. Aboga por la puesta en marcha de procesos selectivos a la mayor brevedad posible, en los que se reconozca de manera específica la experiencia de las personas que llevan tiempo trabajando como personal interino. La Ley de Cuerpos y Escalas, actualmente en tramitación parlamentaria, cobraría un papel relevante en este proceso.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto