La tolerancia y la interculturalidad viven una fiesta con la celebración en Bilbao del Día Internacional de las Personas Refugiadas

20 de junio de 2021
  • El acto ha contado con la participación de las cinco familias de nacionalidad siria acogidas al programa Patrocinio Comunitario del Gobierno Vasco, pionero en Europa
  • Dantza, pasacalles, música vasco-árabe, talleres de herri kirolak con los más pequeños y un agurra muy especial convierten la Plaza del Funicular de Bilbao en un ejemplo de fusión cultural
  • La consejera Beatriz Artolazabal anuncia la prórroga dos años más del programa Patrocinio Comunitario y anima a la ciudadanía a “salpicarse los miedos y desprenderse de prejuicios”

Bilbao, 20/06/2021

El 26 de marzo de 2019, cinco familias sirias pisaban por primera vez suelo vasco. Llegaban desde un reasentamiento de Jordania, exhaustos después de una travesía cargada de incertidumbre. 29 adultos y 16 menores encontraron un nuevo hogar en Bilbao, Arrigorriaga, Portugalete, Andoain y Vitoria-Gasteiz. Hoy han vuelto a reunirse en la Plaza del Funicular de Bilbao para celebrar el Día Internacional de las Personas Refugiadas, un acto organizado por el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

Majed Arar y Khatoun Alsalloum; Minwer Albashan y Wafaa Alazarah; Yousef Almasri y Azezah Alnabelsi; Ali Mohammad y Adibeh Mfaddi, y Sarwa Abdulrazzaq han disfrutado con sus hijos e hijas y han compartido un día de fiesta con sus familias vascas de acogida.

Ha habido talleres de dantzas y de herri kirolak con los más pequeños. Además, Salbatzaile Dantza Taldea, grupo del barrio de Castaños, y la música fusión vasco-árabe de Musta Cuartet han contribuido a crear un ambiente en el que ha reinado la tolerancia y la interculturalidad.

Uno de los momentos más emotivos ha sido cuando los dos dantzaris de Salbatzaile que estaban interpretando un agurra han parado y han incorporado a la parte final de la dantza a algunos miembros de las familias sirias participantes.

Aunque, sin lugar a dudas, los mayores aplausos se los ha llevado José Luis Etxebarria, un niño de la guerra de 91 años, que se ha acercado para contar su experiencia como refugiado en Francia y Bélgica. Este barakaldarra piensa que “hay que ser agradecidos” y, de la misma forma que fuimos acogidos, “debemos acoger”.

Patrocinio Comunitario

Cinco familias de nacionalidad siria llegaron a Euskadi en marzo de 2019 gracias al programa Patrocinio Comunitario, dependiente del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

Ellos formaron parte de un programa piloto, que nacía inspirado en el modelo canadiense. Pionero en Europa, el programa Patrocinio Comunitario ha despertado el interés de Bruselas, que ya ha pedido información sobre su desarrollo en Euskadi, y también en otras comunidades autónomas como la valenciana o la navarra, que han estudiado in situ cómo se desarrolla.

Patrocinio Comunitario se basa en la solidaridad de las personas, que se convierten en el soporte fundamental para las personas refugiadas. Su apoyo social, material y financiero hace que la adaptación e integración sea mucho más sencilla, pese a las diferentes culturas y costumbres; pero, principalmente, pese al desconocimiento total del idioma.

Fue ACNUR quien propuso al Gobierno Vasco y al español la puesta en marcha de una experiencia piloto con la finalidad de que su desarrollo, evaluación y documentación pudiera servir como modelo para otras comunidades autónomas e, incluso, otros países.

Con la llegada de las cinco familias sirias hace dos años también se activaron cinco grupos de voluntarios, llamados Grupos Locales de Patrocinio Comunitario, que se encargaron de su acogida e instalación en sus municipios.

Por supuesto, en el acto también han participado miembros de Cáritas y de la Fundación Ellacuría, gestores del programa y coordinadores de las familias voluntarias.

Renovación del programa por dos años

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha acudido a la celebración del Día Internacional de las Personas Refugiadas acompañada por la máxima responsable de ACNUR en el Estado español, Sophie Muller. Momentos antes de participar en los actos de la Plaza del Funicular, ambas han celebrado un encuentro privado en el que han intercambiado impresiones sobre la situación de las personas migrantes en Europa.

En su intervención desde el escenario, la consejera ha calificado de “nuevos vascos” a las familias sirias y ha pedido a la ciudadanía vasca “salpicarse los miedos, desprenderse de prejuicios y abrir la mente” para “darnos cuenta de lo enriquecedor que es conocer otras culturas y otras formas de afrontar la vida”.

Artolazabal ha hablado de su propia experiencia, ya que una de sus hijas tiene desde pequeña una amiga de origen magrebí: “La naturalidad con la que llevan su amistad me hace pensar que el objetivo, el compartir, es posible y más fácil si buscamos lo que nos une”.

En este sentido, la consejera ha anunciado la prórroga del programa Patrocinio Comunitario por dos años más. “Hoy más que nunca, se hace necesario compartir la responsabilidad de proteger, incrementar y diversificar las vías legales de entrada a la Unión Europea para personas que necesitan protección internacional”, ha dicho, al tiempo que ha recordado que hay 90 millones de personas desplazadas por los conflictos o la persecución de sus propios países.

Por su parte, Sophie Muller ha reconocido que Patrocinio Comunitario ha servido de inspiración y modelo para la puesta en marcha de programas similares en otras comunidades autónomas”. La máxima representante de ACNUR ha dicho, además, que “este tipo de programas contribuyen a una solución duradera, ya que refuerza la inclusión y cohesión social mediante el acompañamiento y la implicación de la sociedad civil”.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto