Noticias Industria, Innovación, Comercio y Turismo
Es

Se autoriza la creación de una sociedad entre el EVE e Iberdrola para gestionar las redes inteligentes (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 19-07-2011)

19 de julio de 2011

Decreto por el que se autoriza al Ente Vasco de la Energía la participación en una nueva agrupación de interés económico para implantar redes eléctricas inteligentes.

La Comisión Nacional de la Energía ha aprobado la constitución de una agrupación de interés económico entre ambas empresas.

El proyecto supondrá una inversión de 60 millones en un proyecto que se desarrollará en Bilbao y Portugalete, y conllevará la adaptación de más de 1.100 centros de transformación y la renovación de más de 230.000 contadores que prestan servicio a 410.000 habitantes.

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy al Ente Vasco de la Energía (EVE) a crear junto con Iberdrola una sociedad que se encargará de desarrollar un novedoso proyecto de redes eléctricas inteligentes. La iniciativa supondrá una inversión total de 60 millones de euros. Conllevará además la adaptación de más de 1.100 centros de transformación, a los que se les van a incorporar equipos electrónicos de vanguardia, y la renovación de más de 230.000 contadores que prestan servicio a 410.000 habitantes.

El proyecto se presentó públicamente en el pasado mes de febrero por el Lehendakari, Patxi López, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Para su puesta en marcha es necesario el visto bueno del Consejo de Gobierno, paso que se da hoy. Además, previamente ha requerido la aprobación de la Comisión Nacional de la Energía a la constitución de una agrupación de interés económico, que es la figura que va a adquirir la nueva sociedad público-privada.

Iberdrola Distribución contará con un 54% del capital de la nueva sociedad, mientras que el EVE tendrá el 46% restante. En total, el capital social de la futura agrupación de interés económico será de casi 52 millones de euros, aunque carecerá de personal.

El Gobierno Vasco ha apostado por la implantación de redes eléctricas inteligentes por dos motivos fundamentales. El primero, para dotar a las redes de distribución y puntos de consumo eléctrico del País Vasco de prestaciones digitales que permitan la mejora del servicio y la reducción de consumos eléctricos. Y en segundo lugar, para impulsar en paralelo un salto cualitativo en la competitividad de las empresas vascas fabricantes de equipos y sistemas para las redes de distribución.

Este proyecto es un ejemplo de colaboración público privada y del cumplimiento de sus compromisos por parte del Gobierno Vasco, que ha integrado este proyecto dentro de su Estrategia Lidera.

La iniciativa con Iberdrola se desarrollará en dos entornos: por un lado, en una amplia zona de Bilbao y Portugalete, donde se creará una red inteligente urbana que conllevará la adaptación de más de 1.100 centros de transformación, a los que se les van a incorporar equipos electrónicos de vanguardia, y la renovación de más de 230.000 contadores que prestan servicio a 410.000 habitantes.

Por otro lado, en la comarca de Lea-Artibai se pondrá en marcha un plan de automatización avanzada rural con la creación de una nueva subestación inteligente.

Este tipo de infraestructura va a permitir la prestación de servicios a distancia, como la lectura de los equipos de medida, la realización de altas y bajas de los contratos o la modificación de la potencia contratada.

En concreto, se han identificado una serie de beneficios para las personas usuarias: mejora de la calidad del suministro eléctrico, mejora de la atención a incidencias y modificaciones contractuales, proporcionar información que permite a los clientes una gestión más eficiente de sus consumos y de su facturación y una facturación sobre lecturas reales.

En efecto, se va a fomentar la participación en el mercado eléctrico de los clientes, que podrán acceder en tiempo real a los datos de su consumo y disfrutar así en un futuro, si se aprueba la regulación oportuna, de las tarifas flexibles, lo que contribuirá a incrementar la eficiencia energética.

Además, tendrá beneficios para la sociedad y para el entorno socio-económico, como son: mejora de seguridad en las instalaciones y operaciones, disminución en la emisión de C02 por la mejora en la eficiencia energética, avance hacia la integración de las energías renovables, de pequeñas plantas de generación distribuida y del vehículo eléctrico, impulso a un proyecto innovador en nuevas tecnologías que permitirá validar las tecnologías utilizadas y sus rendimientos económicos y generación de inversión en infraestructuras energéticas en el País Vasco y de actividad económica asociada a la misma.

Finalmente, este proyecto lleva aparejados una serie de beneficios para el sistema de distribución eléctrica, entre los que se incluye la mejora de la calidad del servicio y la reducción de las pérdidas de red.

Estrategia Lidera

Este proyecto ligado a las redes inteligentes forma parte de la Estrategia Lidera que ha puesto en marcha el Gobierno Vasco y que incluye otros proyectos como el vehículo eléctrico, el comercio electrónico, el acceso rápido a Internet, el gas natural no convencional y la industria de la Ciencia.

El proyecto de redes inteligentes supone, además, un nuevo hito en el cumplimiento por parte del Gobierno Vasco de los compromisos por aumentar la competitividad de la economía vasca.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados