Anteproyecto de Ley de movilidad sostenible de Euskadi. Trámite de información pública. Conclusiones

1 de junio de 2021

La presente ley tiene por objeto establecer los principios y objetivos a los que debe responder el transporte de personas y mercancías para lograr el desarrollo integral de una movilidad sostenible y segura desde las perspectivas social, económica y ambiental.

Asimismo, la presente ley tiene por objeto ordenar los instrumentos y procedimientos necesarios para lograr una movilidad sostenible en la Comunidad Autónoma del País Vasco, coordinada entre las administraciones con competencia en las materias relacionadas con la movilidad.

Según lo dispuesto en el artículo 8.1 de la Ley 8/2003, de 22 de diciembre, del procedimiento de elaboración de las Disposiciones de Carácter General, el proyecto de Decreto se ha sometido al trámite de información pública para garantizar la máxima participación de los agentes sociales interesados en la norma en tramitación y se ha publicado en la sede electrónica del Gobierno Vasco euskadi.eus y en Irekia.

Transcurrido el plazo fijado al efecto y valorado el resultado del trámite anteriormente citado, se proseguirá con la tramitación del procedimiento para la elaboración del proyecto de decreto, y se elaborará el texto que será sometido a la aprobación previa del consejero del Departamento.

7 comentarios
  • 10 de junio de 2021

    Es un problema la descoordinacion del transporte, autocares que hacen mismos trayectos paradas y frecuencias de trenes de cercanías (y entre líneas de autocar entre sí). El tren debiera ser la prioridad y el autobús su complemento. Por otro lado muchas líneas de autocar tienen autocares sobredomensionados, hagan estudios de aforos para adaptar autocares a la demanda. Hay líneas con menos de 30 usuarios con autocares de 56 plazas. Eso encarece el servicio para la admon, concesionaria y se repercute al usuario. Solucionenlo entre diputaciones, gobierno y entidades locales. Es un caos

  • 10 de junio de 2021

    Necesitamos una solución al transporte ferroviario en la zona de Karrantza, Lanestosa, Artzentales, Turtzioz. Tenemos bizkaibus a Zalla, pero no es una opción real que sirva a todo el mundo ni para todos los días.
    Nuestros pueblos se están despoblando y mucha culpa la tiene la falta de un transporte público eficaz.

  • 10 de junio de 2021

    Euskadi no acaba en el límite provincial, Euskadi está donde haya un solo Vasco. Y a Cantabria son muchos los que van y vienen todos los días, y tienen que usar vehículo privado contaminando y aumentando la siniestralidad vial por no tener un tren con frecuencias adecuadas hacia/desde Bilbao. Exijan y colaboren económicamente si es necesario en la mejora de la línea que usan y podrían usar muchos más vascos (tb cántabros) si mostraran más interés desde nuestro gobierno. Para empezar, hagan recuperar frecuencias como mínimo.

  • 10 de junio de 2021

    Vistos los objetivos del Gobierno Vasco para su anteproyecto de movilidad sostenible de Euskadi (se habla de sistema de transporte integrado, coordinado y sin duplicidades e ineficiencias; transporte público y colectivo, optando por el consumo de energías renovables; transporte público que garantice la accesibilidad universal; intermodalidad en el transporte de personas y de mercancías; infraestructuras de transporte que potencien la conectividad interior y exterior) se me ocurre pensar que comiencen a ponerlos en práctica en todo el territorio. La actual línea de ferrocarril Santander-Bilbao con sus ramales a Liérganes y Balmaseda o León padece tal dejadez y abandono, así como quienes vivimos en su área de influencia, que hace que sea una buena ocasión para ello.Se podría comenzar dignificando la infraestructura y la gestión, para posteriormente hacer que los servicios de autobús alimenten de pasajeros al tren y no que sean competidores. Con el trazado actual sería posible, por ejemplo, viajar de Karrantza a Bilbao en menos de 55 minutos y a Santander en menos de 80. A ello contribuiría arreglar la infraestructura cuando surge un problema en ella, en lugar de poner límites de velocidad (son muchos los que se han puesto en los últimos años, y ahí siguen haciendo mayor el tiempo de viaje). La espera en los cruces también ha aumentado (ya no entran dos trenes al cruce en sentido contrario al mismo tiempo). Sería beneficioso duplicar la vía entre Sodupe y Aranguren (el estudio de impacto ambiental se hizo hace años, y ahí se quedó), entre otras cosas, para evitar en gran medida penalizar el tiempo de viaje. El cuidado y custodia de apeaderos y estaciones se deja sentir por su ausencia (el nuevo apeadero de Mimetiz puede servir de ejemplo). También podemos hablar de la electrificación de la línea. Hace unos 10 años se instaló la catenaria entre Aranguren y Karrantza (25 km), salvo en 350 m en 2 pequeños túneles.A ver si algún día es posible ir a Karrantza y más adelante a Santander en tren eléctrico. Se ganaría tiempo de viaje, se abaratarían costos en combustible y el medio ambiente lo agradecería. En la gestión también hay un amplio margen de mejora. Desde hace años, hay falta de maquinistas, lo cual, en muchas ocasiones supone la suspensión de servicios o el transbordo a autobuses. La incidencias y los retrasos son lo habitual. La presencia de personal en las estaciones y la atención que presta al viajero estan desaparenciendo. Las dificultades para transportar bicicletas cada vez son mayores (ahora se cobra por su transporte en viajes de más de 100 km, tampoco se permite el transporte de más de 5 bicicletas por tren, aunque la ocupación sea baja, y tampoco reservar con anterioridad espacio para ella). Sin embargo, el ministro Ábalos se atreve a presentar esta semana el plan sobre la “estrategia estatal por la bicicleta” en base al cual se va a impulsar la intermodalidad bicicleta-ferrocarril. Los trenes híbridos solo existen para mercancías. El billete único, en algunos casos, existe. Pero, al igual que en otras líneas, el precio único no. Por ejemplo, ir a Barakaldo o Erandio dispara el precio del billete. La intermodalidad a precio asequible parece ciencia ficción. Igualmente ocurre con la tan cacareada autoridad única para el transporte, que podría evitar, entre otras cosas, la duplicidad de servicios, tan habitual por donde transcurre esta línea. Asimismo, a fin de ganar tiempo en los trenes regionales, una opción sería evitar paradas (Gueñes, Sodupe, Zaramillo, Irauregi). Se podría llegar a ellas apeándose en Aranguren y tomando un cercanías procedente de Balmaseda. Para ello convendría ajustar horarios y adecuar la infraestructura a fin de evitar retrasos. Y por supuesto, habría que ofertar frecuencias acordes a las necesidades de la población. Habría que empezar por restituir de manera inmediata las previas a la pandemia y posteriormente ampliarlas según se adecúe la infraestructura y se gestione el transporte de manera integral. La baja ocupación es consecuencia del abandono, y no al revés, que es lo que se nos quiere hacer creer.Esta línea tiene futuro. Los pueblos sin ella, lo dudo. Con la línea en condiciones y la gestión adecuada, los estudiantes podrían ir a diario a su centro de estudios, en vez de dar el primer paso hacia la despoblación (alquilar una vivienda en la ciudad). Ir a las cabezas de comarca a recibir asistencia médica, educación secundaria, servicios inexistentes en los pueblos, etc… no sería una aventura. Podría haber mayor afluencia de turistas a las zonas por las que transita, etc... Se podrían transportar más mercancías por la línea, y también hacia Europa (el proceso para impulsar el cambio de ancho en trenes de mercancías está en estudio y se prevé que pronto sea una realidad) lo cual contribuiría a financiarla.La Unión Europea y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) han advertido del desequilibrio existente entre el gasto dedicado al ferrocarril de alta velocidad y al de cercanías. Por ello, han pedido al Gobierno español una reformulación de la planificación ferroviaria. Los estudios de impacto ambiental (el presentado recientemente por un grupo de profesores de la UPV -Ekopol- puede ser un ejemplo) son muy favorables al uso del ferrocarril, pero no al de alta velocidad (solamente en el caso de alta demanda).Actualmente la línea (su infraestructura y gestión) es responsabilidad del Gobierno español, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA). Es a quien corresponde mantenerla y modernizarla. Visto que no lo hace, Gobierno Vasco, Gobierno de Cantabria y Diputación de Bizkaia deberían preocuparse por quienes vivimos en su área de influencia. Nosotros sí somos, o deberíamos ser, su responsabilidad. En concreto, la Consejería de Transportes del Gobierno Vasco, si pretende ser coherente con los objetivos de su anteproyecto de movilidad sostenible de Euskadi y ante la pasividad del MITMA, debería exigir al ministerio su transferencia o inversiones para su mantenimiento y modernización. Para la “Y Vasca” ya lo hace. También debería dejar de reclamar proyectos contrarios a los objetivos de su anteproyecto, como es la construcción de un nueva línea de ferrocarril entre Bilbao y Santander.

  • 10 de junio de 2021

    Solicito la recuperación del tren de Bilbao a Santander como un derecho de movilidad esencial, que se nos niega desde hace más de un año. Necesitamos más trenes y con frecuencias horarias que nos posibiliten vivir en nuestra comarca con un transporte público de calidad, al igual que otras comarcas rurales de Euskadi. Enkarterri no es sólo los pueblos colindantes al río Kadagua. Los municipios de Lanestosa, Karrantza, Turtzioz, Artzentales y Valle de Villaverde queremos una línea de tren útil que permita a nuestros jóvenes estudiar en Bilbao sin alquileres que lastran la economía familiar y disfrutar de espectáculos culturales en la capital sin vehículo privado sino moviéndonos por Enkaterri en un transporte público, el tren, que está siendo tan determinante para el desarrollo sostenible.

  • 8 de junio de 2021

    Pido que el tren de Bilbao a Santander como un derecho de movilidad esencial, con frecuencias que posibiliten el vivir en nuestra comarca.deborahcrivellare@hotmail.com

  • 8 de junio de 2021

    Mi petición encarecida de reponer el tren de Bilbao a Santander.
    Antes de la pandemía teníamos tres trenes al día. Eran escasos pero había posibilidad de ir y venir : al médico, a ver o cuidar a la familia, a estudios incluida la universidad, compras... y cualquier otro servicio que no hay en las zonas rurales. Sin transporte publico incluso hay que alquilar una habitación si se consigue algún puesto de trabajo fuera de tu pueblo. Me gustaría que el transporte público hasta Karratza se solucione lo mas rápidamente posible porque sin poderte mover no hay forma de cubrir las necesidades básicas esenciales de vida .
    Y estoy segura que de alguna forma se buscarán soluciones que ya son urgentes teniendo en cuenta las aventuras que mis conciudadanos karrantzanos tienen que vivir día a día. Hoy hay gente viniendo a vacunarse al BEC, Hay que un autobus que va de Lanestosa a Valmaseda y se puede coger en Karrantza dejándote en Zalla. En Zalla se espera a otro autobus que va de Zalla a Termibus y desde alli te desplazas a donde vayas (para la vacuna hasta el BEC) La frecuencia de estos autobuses es cada 2 horas entre semana y los fines de semana cada 4 horas.
    ¿ Es esto una movilidad sostenible , accesible y universal que como derecho individual y colectivo tienen l@s karranzan@s?
    ¿ es un transporte integrado, eficiente, seguro e inclusivo ?
    Mucho me temo que no pero si tengo la esperanza de que ese transporte se arregle prontito y no potenciemos es Euskadi rural vaciada.
    Mi casa en Bilbao, es de acogida para algunos amigos que tengo en Karrantza , sin coche y sin posiblidad de vuelta a su casa muchas veces, de ahí mi implicación en el tema.
    Agradeciendo de antemano vuestra escucha, y con la convicción de que la solución a los problemas es algo que nos implica a tod@s como ciudadan@s que queremos construir nuestro pais de las mejores formas posibles.
    Eskerrik asko.

Los comentarios en este documento están cerrados