Vivienda incrementará la renta máxima para las personas que cedan su vivienda al programa de alquiler social Bizigune hasta los 650 euros mensuales

28 de mayo de 2021
  • La medida, actualmente en tramitación, prevé un incremento de 50 euros en el canon máximo mensual, que pasará con esta mejora de los 600 euros al mes actuales a 650 euros
  • El programa Bizigune permite incorporar vivienda al parque público de alquiler de forma inmediata y dota a la vivienda vacía de la función social que le asigna la Ley de Vivienda

  

El Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes va a mejorar en breve la renta máxima mensual que paga a las personas propietarias adscritas al programa Bizigune de captación de vivienda vacía para alquiler social. La Orden de Medidas Financieras que ultima el departamento que dirige Iñaki Arriola prevé un incremento de 50 euros en el canon máximo mensual, que pasará con esta mejora de los 600 euros al mes actuales a 650 euros. La previsión es que la Orden pueda entrar en vigor después del verano.

En la sesión celebrada esta mañana en el Parlamento Vasco, el consejero Arriola ha explicado que el Departamento de Vivienda trabaja en varios frentes para reducir el volumen de vivienda deshabitada que existe en Euskadi, que en estos momentos asciende a 15.149 viviendas, un 1,4% del parque de vivienda. Uno de esos instrumentos es el Decreto de Vivienda Deshabitada, en el que está trabajando el Gobierno Vasco y que va a posibilitar la adopción de medidas tanto de fomento del alquiler como otras destinadas a penalizar el mantenimiento de la vivienda desocupada.

El otro es la mejora de las condiciones del programa Bizigune, una herramienta que, en palabras de Iñaki Arriola “facilita la incorporación de vivienda al parque público alquiler de forma inmediata, al tiempo que dota a la vivienda vacía de la función social que le asigna la Ley de Vivienda”.

El incremento previsto, cercano al 10%, unido a las importantes garantías jurídicas y de mantenimiento asociadas a la gestión de los inmuebles por parte del Gobierno Vasco tiene como objetivo incentivar el uso del programa entre los propietarios de vivienda vacía en Euskadi.

Las viviendas que se incorporen al programa a partir de la aprobación de la Orden y que obtengan una valoración económica acorde por parte de Alokabide podrán llegar a percibir hasta un máximo de 650 euros mensuales. También se podrán beneficiar de la medida, con carácter retroactivo a 1 de enero, las viviendas que se hayan sumado al programa a lo largo de 2021 o hayan renovado el contrato en este periodo, y estén cobrando el máximo permitido actualmente, es decir 600 euros, pero tengan una valoración por parte de Alokabide superior a ese importe.

En esta situación se encuentran 179 viviendas. En estos casos, los propietarios no tendrán que realizar ningún trámite, sino que será la propia sociedad pública quien se pondrá en contacto con ellos para anunciarles la subida de la renta en el porcentaje que corresponda y su materialización desde el uno de enero de 2021.

El programa Bizigune, que cuenta con un presupuesto anual de 33 millones de euros, ha experimentado un importante auge en los últimos años, pasando de 4.480 viviendas en enero de 2017 a las más de 6.600 que gestiona en la actualidad, lo que supone un incremento del 47% en cuatro años.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto