Noticias Salud

El número de participantes en programas para dejar de fumar se triplica en 2020

26 de mayo de 2021

Osakidetza y el Departamento de Salud han subvencionado por primera vez  los tratamientos farmacológicos para la cesación tabáquica, por un valor de casi 2 millones de euros

La Consejera de Salud invita a la población fumadora a que deje de fumar y recuerda las diferentes vías de apoyo para lograrlo que ofrece Osakidetza: tratamientos individuales, grupales on line y un programa combinado con la APP “Vive sin tabaco”

El Departamento de Salud y los Ayuntamientos de Burgelu, Ibarrangelu, Lekeitio, Mundaka y Zumaia colaboran para crear playas libres de humo

 

El próximo lunes 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco y el Departamento de Salud y Osakidetza se suman un año más a la celebración de este día como muestra de su compromiso con la adquisición de hábitos de vida saludables y, en concreto, con la lucha contra el tabaco.

En una rueda de prensa, la Consejera de Salud Gotzone Sagardui ha informado que en 2020, 7.820 personas iniciaron algún programa de deshabituación tabáquica de Osakidetza, 3 veces más que el año anterior (2.059). Además, desde enero de 2020 el Departamento comenzó a financiar medicamentos para dejar de fumar y la inversión destinada a este fin ha sido de casi 2 millones de euros.

Acompañada de la Directora de Salud Pública y Adicciones, Itziar Larizgoitia y el Director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Victor Bustamente,  la Consejera ha valorado muy positivamente el trabajo de concienciación social y prevención contra el tabaquismo, que se viene realizando desde el Departamento de Salud, Osakidetza y otros agentes sociales y sanitarios, y que ha derivado en una gran participación en las campañas anti-tabaquicas que se desarrollan. 

Además, en la actual situación de pandemia, la Consejera ha afirmado que las personas fumadoras tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y fallecer a causa de la COVID-19. Además, ha indicado que, la evidencia científica determina que el humo y las colillas son un foco importante de contagio por lo que ha subrayado que “hoy más que nunca” es de vital importancia adquirir hábitos de vida saludables, entre los que se encuentra, dejar de fumar y no consumir productos que contengan nicotina, como los cigarrillos electrónicos y similares. Ha avanzado que el Departamento de Salud iniciará una primera experiencia de playas “libres de humo” en 5 localidades de Euskadi.

 

PROGRAMAS PARA DEJAR DE FUMAR 

La Consejera ha informado  que la participación en las diferentes herramientas de deshabituación tabáquica que ofrece Osakidetza se ha incrementado durante el año 2020. En concreto, el número de personas que han iniciado un tratamiento para dejar el hábito de fumar, siempre bajo supervisión profesional de Osakidetza, ha sido de 7.820 personas, 3,7 veces más que el año anterior (2.059). Desde el 2011, fecha de inicio de los tratamientos de deshabituación tabáquica, 34.454 personas han participado en los programas de Osakidetza.

Entre las personas que han iniciado tratamiento para dejar de fumar no hay gran diferencia entre hombres (51%) y mujeres (%49). En cuanto a la edad, más del 60% de ls peronas están comprendidas entre los 40 y 60 años.

Dicho aumento podría atribuirse a la puesta en marcha en 2020 de la financiación a cargo del Departamento de Salud del tratamiento farmacológico para dejar de fumar; a la pandemia y los efectos nocivos del tabaco en caso de contraer el coronavirus, y también a una mayor concienciación social para vivir en un ambiente sin humo promovido, entre otros, por las instituciones públicas.

Osakidetza cuenta con varias herramientas para ayudar a las personas a dejar de fumar. De hecho, ha adecuado sus programas a las nuevas tecnologías y a la situación pandémica actual. Durante 2020 ha puesto en marcha dos nuevos métodos de eficacia comprobada para la deshabituación tabáquica: por una parte,  el programa de terapia combinada en el que al seguimiento profesional se incorpora el uso de la aplicación para teléfonos  móviles “Vive sin tabaco”; y, por otra parte, la intervención grupal on-line.

  • El programa de terapia combinada, que comenzó a ser ofrecido en el mes de julio de 2020, cuenta con el seguimiento permanente del profesional sanitario. Esta terapia está avalada por un estudio de investigación clínica sobre la efectividad de la tecnología para promover cambios en la conducta relacionada con la salud y por un pilotaje previo, llevado a cabo por BioAraba, con buenos resultados.

Para seguir esta terapia es necesario que las y los profesionales sanitarios de Atención Primaria de referencia den de alta en el programa a la persona fumadora que, a partir de entonces, puede descargarse la APP y comenzar el tratamiento. A través de la aplicación móvil se puede conocer, entre otras cuestiones, el tiempo que se lleva sin fumar, los días ganados y el dinero ahorrado. La persona participante, además, puede solicitar recomendaciones o apoyo extra en caso de caída puntual o situaciones de ansiedad.

  • La oferta de intervención grupal on-line traslada la intervención grupal que anteriormente se realizaba en los centros de salud a una modalidad de plataforma digital y da la posibilidad de interacción on-line en tiempo real a terapeutas con pacientes. El objetivo es facilitar el tratamiento de tabaco a quienes no pueden disponer de tiempo para desplazarse o acuden en menor medida a los centros de salud, como puede ser el caso de las personas jóvenes.

El tratamiento grupal consta de 5 sesiones a las que se puede acceder mediante  teléfono, Tablet y ordenador. La plataforma digital en la que se desarrollan las sesiones cuenta, además, con diverso material audiovisual para las y los participantes.

  • Cabe recordar que Osakidetza ofrece tratamiento individual a quien lo solicita y que cuenta también con un teléfono gratuito que ofrece asesoramiento e información en el proceso de abandono del tabaco (94-400-75-73)

 

FINANCIACIÓN DE MEDICAMENTOS

Desde enero de 2020, a la quienes participan en programas de tratamiento tabaquico, en caso de necesidad, se les dispensa y financia los medicamentos Champix® (Vareniclina) o Zyntabac® (Bupropión). En concreto, durante el primer año se han destinado  1,98 millones  de euros a este programa, que ha logrado el efecto que se pretendía: animar a miles de fumadores a dejar el tabaco. El tratamiento está dirigido a personas que fumen 10 cigarrillos o más al día y tengan, además, un nivel de dependencia calificado por el test de Fagerström ≥7. La duración máxima del tratamiento de deshabituación tabáquica es de 3 meses y se financia un intento anual por paciente para dejar de fumar.

La Consejera de Salud, Gotzone Sagardui, por otra parte, ha destacado el compromiso de las y los profesionales sanitarios de Osakidetza en las tareas de promover la deshabituación tabáquica. Pese al volumen de trabajo que ha supuesto la pandemia, en 2020 642 profesionales han participado en talleres para la formación sobre esta materia, un 21% más que el año anterior.

 

PLAYAS LIBRES DE HUMO DE TABACO

Para seguir avanzando hacia una Euskadi Libre de Humo de Tabaco, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco realizará este verano una primera experiencia en la que se invitará a las personas que asistan a las playas de Itzurun y Santiago de Zumaia, Laga y Laida de Ibarrangelu, Isuntza de Lekeitio, Laidatxu de Mundaka y Garaio Sur de Burgelu a no fumar durante su estancia en la playa.  La propuesta pretende desnormalizar el consumo de tabaco y crear un ambiente sin humo para evitar el consumo pasivo en un entorno de ocio con gran presencia de menores. Además, esta iniciativa pretende contribuir a evitar que las colillas sean el objeto contaminante más habitual en estos espacios y aumentar el atractivo natural del entorno. En el verano de 2021 se pilotará el proyecto, en estas localidades con el fin de iniciar en 2022 la constitución de la Red Vasca de Playas libres de Humo de Tabaco.

Se ha programado el inicio de la propuesta de playas sin humo para el día 15 de junio. La Consejera de Salud ha explicado que no se trata de una iniciativa punitiva, sino que es una acción basada en el compromiso individual y colectivo. “Es una invitación a las personas que acuden a la playa a adquirir el compromiso de no fumar en este entorno para avanzar hacia una Euskadi libre de humo”, ha afirmado.

 

 

Bilbao, 26 de mayo de 2021

Todavía no hay comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta noticia