La Viceconsejera de Hacienda, Itziar Agirre, urge a una reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico antes del verano

10 de mayo de 2021

Ante el nuevo programa de estabilidad planteado por el Estado para los ejercicios 2021-2024, en el que se realiza una nueva previsión de los objetivos de déficit para este periodo, la Viceconsejera de Hacienda del Gobierno Vasco, Itziar Agirre, considera urgente una nueva convocatoria de la Comisión Mixta del Concierto Económico (CMCE) antes del verano para acordar con el Estado los objetivos de déficit y deuda para las instituciones vascas.

Una convocatoria que, a juicio de Agirre, también podría permitir acordar la concertación del Impuesto de Transacciones Financieras, la concertación del Impuesto de Determinados Servicios Digitales y la adaptación del Concierto Económico al nuevo sistema IVA OSS que entrará en vigor en julio de este mismo año.

La Viceconsejera de Hacienda ha aprovechado su intervención en las “IX Jornadas: Finanzas Públicas y Sostenibilidad de la Deuda”, organizadas por Ituna y Adconcordiam, en Bilbao, para subrayar que “urge una reunión de la CMCE antes del verano”. En esta intervención, Agirre ha analizado también el presente y futuro de la coordinación y la colaboración en materia de estabilidad presupuestaria de Euskadi con el Estado. En su ponencia, Agirre ha realizado un análisis de los acuerdos que se han producido hasta la fecha sobre la estabilidad presupuestaria en el marco del Concierto Económico.

Tras la irrupción de la pandemia, la crisis económica y la consiguiente caída de los ingresos que provocó la crisis sanitaria y económica, el Concierto Económico y los necesarios acuerdos que deben alcanzarse en la Comisión Mixta del Concierto Económico se han convertido, una vez más, en clave para el autogobierno vasco.

El acuerdo alcanzado el 30 de septiembre de 2020 fue un ejemplo de ello, ya que, en la Comisión Mixta celebrada en esa fecha, por primera se alcanzó un acuerdo sobre los objetivos de déficit de las Diputaciones Forales para el 2020 y 2021. Un logro que el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, definió entonces como “un espaldarazo a nuestro régimen propio de financiación, el Concierto Económico”.

Resultado de ese acuerdo se fijó un déficit del 3,5% para el conjunto de las instituciones vascas del 3,5% para 2020 y un déficit para 2021 del 3%, correspondiendo en este último caso un 2,2% al Gobierno Vasco y un 0,8% a las Diputaciones Forales.

Unas medidas que, como ha expresado Itziar Agirre, fueron posibles tras el anuncio el pasado mes de septiembre por parte de Europa de la suspensión de las reglas fiscales. Una decisión que seguía la estela que desde el inicio de la pandemia había mantenido, ya que siempre manifestó su intención de huir de la austeridad y apoyar la flexibilidad del gasto público.

“El hecho de que no haya REGLAS FISCALES estos dos años, no implica que no deba de haber RESPONSABILIDAD FISCAL, ya que tras estos dos años en los que todas las instituciones nos debemos centrar en la recuperación, volveremos a tener que recuperar la senda de estabilidad presupuestaria”, ha subrayado la Viceconsejera de Hacienda.

En este sentido, ha añadido Agirre, el Concierto Económico supone un nivel de autogobierno en materia económica que requiere de respuestas adaptadas a la realidad vasca.

De hecho, ha recordado, su artículo 48 establece el principio de autonomía fiscal y financiera de las instituciones vascas, y el 62.b asigna a la Comisión Mixta del Concierto Económico la función de acordar los compromisos de colaboración y coordinación en materia de estabilidad presupuestaria.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto