Noticias Interior
Es

El lunes se pone en marcha el servicio especial de grúas para la A-8 a su paso por Bilbao

8 de julio de 2011

Diseñado para agilizar la retirada de vehículos accidentados y disminuir así las retenciones

El próximo lunes, 11 de julio, entrará en funcionamiento el nuevo servicio de grúas dispuesto por la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco para la retirada urgente de los vehículos accidentados en el tramo de la A-8 que va del nudo de Basauri a la muga con Cantabria. Con este servicio se pretende colaborar en el restablecimiento rápido de la circulación cuando se produce un accidente de tráfico y evitar así que se generen retenciones de importancia. La iniciativa, que en principio se pone en marcha para dos meses, se prorrogará si los resultados resultan satisfactorios, en cuyo caso la Dirección de Tráfico se plantea la posibilidad de extenderla también a otros tramos, como el corredor del Txorierri.

La A-8 a su paso por el contorno del Gran Bilbao es uno de los puntos que mayor densidad de circulación concentra en todo el norte peninsular. A ello se suma el hecho de que se trata de una vía diseñada hace varias décadas, con un trazado, unas condiciones y unos accesos y salidas pensados para volúmenes de tráfico menores que los que tiene que soportar hoy en día. La siniestralidad en este tramo es, por otra parte, notablemente elevada (el año 2010 se produjeron 397 accidentes, lo que supone más de uno al día de media) y aunque generalmente se trata de siniestros de escasa entidad, es habitual que generen retenciones importantes. Lo mismo sucede cuando se producen averías de vehículos.

Para tratar de disminuir el tiempo de retirada de los vehículos accidentados o averiados y restaurar lo más rápidamente posible la circulación, la Dirección de Tráfico ha dispuesto un servicio especial de grúas que comenzará a funcionar el próximo lunes. Este servicio no sustituye a las grúas tradicionales de las que disponen los propios automovilistas a través de sus seguros.

El servicio estará formado por tres grúas, que estarán operativas entre las seis y media y las nueve y media de la mañana (en agosto se acortará una hora el servicio dado el menor volumen de circulación). Las grúas se situarán en puntos estratégicos: Kastrejana, Miribilla y Urioste, todos ellos pensados para poder atender los dos sentidos de circulación. El servicio está pensado para atender solo vehículos ligeros (turismos).

Cuando se produzca un accidente, la grúa más cercana accederá al lugar del mismo y sacará rápidamente de la A-8 al vehículo accidentado, trasladándolo hasta un depósito situado en Aparcavisa, junto a Max Center. Desde allí, será la propia grúa contratada por el propietario la que realice el traslado al taller.

El servicio se inicia con carácter experimental y tendrá un presupuesto inicial de 60.000 euros. En agosto se realizará una evaluación de sus resultados y si los mismos son satisfactorios se procederá a su prolongación en el tiempo. De cara al futuro, si la medida resulta efectiva y contribuye a disminuir los atascos, la Dirección de Tráfico se plantea la posibilidad de extenderla a otros tramos, como el corredor del Txorierri.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación