Las obras del Topo en Donostia cobran impulso con la finalización de los andenes y el revestimiento definitivo de la estación de Bentaberri

5 de mayo de 2021
  • Se ha concluido también la losa de vía y a finales de verano arrancará la colocación de escaleras mecánicas y pasillos rodantes de los dos cañones
  • La urbanización exterior del polideportivo concluirá para finales de año
  • A la salida de Lugaritz se ha iniciado el montaje de vía que permitirá desviar el tráfico de trenes hacia la variante

La futura estación de Bentaberri del tramo Lugaritz-Miraconcha de la variante del Topo de Donostia cuenta ya con el 30% de su superficie revestida con acero vitrificado definitivo, lo que le confiere un aspecto muy avanzado. A esta situación contribuye la conclusión de los andenes y la losa de vía, es decir, el soporte sobre el que se apoyarán las traviesas de hormigón para la colocación de los carriles.

Los datos del denominado tramo uno de la variante dan muestra de lo avanzados que están los trabajos. La excavación está completamente acabada, lo que suma un total de 3.073 metros de longitud. De ellos, 2.000 metros son de túnel de línea, 95 de la caverna de estación, y el resto de galerías de acceso a las obras y cañones de acceso a la estación de Bentaberri. En total, han supuesto 160.000 metros cúbicos de tierra y roca excavadas.

El consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, ha comprobado in situ la situación de la obra en una visita esta mañana a la caverna de Bentaberri, en la que ha estado acompañado del viceconsejero de Infraestructuras y Transportes, Pedro Marco. En el trayecto, Arriola ha corroborado que el túnel de línea está revestido en su totalidad y con las canalizaciones correspondientes. Únicamente restan por concluir los cuartos técnicos, así como las mezzaninas o vestíbulos de acceso a la estación, y la colocación de la vía y la catenaria, que son objeto de otro contrato.

La parte inicial de la variante que conecta con la vía en servicio en Lugaritz -y que tiene las dimensiones de una caverna- está asimismo completamente excavada y revestida. Una actuación ejecutada sin cortar las circulaciones de trenes en ningún momento. En la actualidad se ha iniciado el montaje de vía que permitirá desviar el tráfico ferroviario hacia la variante.

En su intervención, el consejero ha anunciado que la colocación de las escaleras mecánicas y pasillos rodantes que tendrán los dos cañones de acceso a la estación de Bentaberri comenzará a finales de verano. Esta actuación permitirá rematar los trabajos en superficie y urbanizar toda el área ocupada hasta ahora por las obras. “La razón de colocar tan pronto estas instalaciones mecánicas, que no entrarán en funcionamiento hasta la puesta en servicio de toda la variante es, precisamente, concluir las labores de urbanización de superficie, para dejar de afectar al vecindario, que tan pacientemente ha soportado este largo periodo de trabajos”, ha explicado.

En este sentido, ha adelantado que para el mes de julio se reducirá el espacio acotado para las obras en la zona exterior del cañón del polideportivo, de modo que la urbanización final esté completada para finales de año. En lo que se refiere a la boca de acceso situada en la plaza Bentaberri, también disminuirá en julio el área de afección de la obra y, en este caso, la urbanización exterior concluirá en febrero de 2022. El ascensor ubicado en esta misma plaza, por su parte, estará terminado para noviembre de este mismo año.

Tramo 2

Con respecto a la situación del tramo 2, paralizado por problemas geológicos, el consejero Arriola ha recordado que la reciente adjudicación del mismo a la UTE Altuna y Uria, IZA y Acciona va a permitir reanudar las labores de excavación de los 400 metros que restan a mediados del próximo mes de junio. Y ha subrayado que esta situación no ha afectado a los trabajos en superficie que siguen avanzando. Así, en la calle Easo se está dirimiendo la urbanización definitiva de la mano del Ayuntamiento, una vez que se ha abierto un carril al tráfico y el resto de la calle a los peatones y en la calle San Martin se procede al descabezamiento de pilotes para, a continuación, extender la losa con el objetivo de recuperar parcialmente superficie en la calle que permita liberar un carril de circulación para el próximo mes de junio.

“A pesar de las dificultades en el subsuelo del tramo dos, hemos logrado avanzar en los trabajos en superficie con el objetivo de liberar espacio para la ciudadanía y los negocios, afectados por las obras especialmente en estas dos arterias. Esta actuación, junto con la adjudicación del tramo 2 y la urbanización del entorno de las dos bocas de Bentaberri en el tramo uno, suponen un avance sustancial para el desarrollo de la infraestructura.

“No olvidemos –ha añadido Arriola-, que se trata de una apuesta estratégica pensada para mejorar la calidad de vida, no solo de los habitantes de Donostia, que también, sino de toda la ciudadanía de Gipuzkoa que, por razones laborales o de ocio, tienen que desplazarse a la capital. Si queremos una ciudad más amable y sostenible, tenemos que garantizar un transporte público moderno, accesible y respetuoso con el medio ambiente, como es el ferrocarril, que permite dedicar el espacio liberado en superficie al uso y disfrute de la ciudadanía”, ha apostillado el consejero.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto