Noticias Trabajo y Empleo

Lanbide acuerda ayudas por 73,9 millones de euros que incluyen la nueva convocatoria por ERTEs

21 de abril de 2021
  •  Destacan además los 55,1 millones para los Centros Especiales de Empleo y otros 4 millones para la contratación de jóvenes desempleados en empresas vascas

El Consejo de Administración del Servicio Vasco de Empleo Lanbide ha aprobado hoy la convocatoria de una serie de programas de ayudas por valor de 73,9 millones de euros, orientados en su mayor parte a la empleabilidad de jóvenes y de personas con especiales dificultades de inserción laboral, así como para atender los compromisos adquiridos entre el Gobierno y los agentes sociales para proteger a las personas trabajadoras cuya situación se está viendo afectada por la pandemia.

En la reunión extraordinaria presidida por la Vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, el Consejo ha acordado dotar con 3,5 millones el presupuesto para financiar la tercera convocatoria de ayudas extraordinarias para las personas trabajadoras afectadas por expedientes de regulación temporal de empleo derivados del COVID-19, en los términos acordados por la Mesa de Diálogo Social el pasado 27 de enero. Con esta cuantía, que se ha acomodado a la demanda real que se ha constatado en las dos convocatorias anteriores, se complementará a todas las personas que lo soliciten que estén en situación de ERTE entre el 1 de febrero y el 31 de mayo de 2021 y con una base de cotización inferior a los 20.000 euros anuales.

Junto al apoyo de estas personas trabajadoras de ingresos bajos, el Consejo de Lanbide también ha dado luz verde a dos programas específicos dirigidos a la empleabilidad de los jóvenes. Se trata del Programa Lehen Aukera, dotado con 4 millones de euros para financiar 560 contratos en prácticas y 60 indefinidos de jóvenes en empresas vascas, y otro millón de euros para financiar los contratos relevo.

A ellos se suma el Programa Hezibi, con 2,3 millones de euros, dirigido a estudiantes de formación profesional y personas jóvenes desempleadas, para mejorar sus competencias profesionales mediante la formación en alternancia. Y la formación del conjunto de personas desempleadas cuenta con otra vía, la del compromiso de contratación, para la que se dispondrá de 3 millones de euros.

Colectivos de especiales dificultades

Entre los acuerdos adoptados destaca el reforzamiento de las partidas para la empleabilidad de colectivos con especiales dificultades. Así, los centros Especiales de Empleo contarán con 55,1 millones, 7,5 más que en el pasado ejercicio en el que se consiguió apoyar casi 10.000 empleos. Además, el programa de Empleo con apoyo, con un millón de euros más, promoverá la contratación en el mercado ordinario de trabajo de personas desempleadas que tengan distintos grados de discapacidad.

Otro de los programas aprobados es la convocatoria de ayudas de cuatro millones de euros para el desarrollo de proyectos singulares de inserción socio-laboral, que incluyen distintos tipos de intervención de formación y orientación para el empleo abierto a colectivos que tienen especiales dificultades de integración laboral, como son las perceptoras de RGI, las mujeres, mayores de 45 años o personas en riesgo de exclusión social.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto