Noticias Interior
Es

Maixabel Lasa: “No se pueden cerrar los ojos ante algunas cosas que siguen ocurriendo y que merecen una reflexión política y moral”

5 de julio de 2011

La Directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo condena el ataque sufrido por el monolito que recuerda a su marido, asesinado por ETA

La Directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo, Maixabel Lasa, ha condenado hoy enérgicamente el ataque perpetrado durante la semana pasada contra el monolito erigido en recuerdo de su marido, Juan Mari Jauregui, asesinado por ETA. "No se pueden cerrar los ojos ante algunas cosas que siguen ocurriendo y que merecen una reflexión política y moral", ha manifestado, además de asegurar a los autores del destrozo que "tienen la batalla perdida pues cada vez que lo rompan el monolito será recompuesto".

El ataque contra el monolito, cuarto que se produce desde su inauguración, tuvo lugar durante la pasada semana y, como consecuencia del mismo, el monumento sufrió daños de consideración, que obligarán a su reconstrucción. Además de causar los destrozos los autores sustrajeron también una parte de la inscripción conmemorativa.

Tras conocer el resultado de esta nueva agresión, Maixabel Lasa ha afirmado que la misma "demuestra que el fanatismo y la intolerancia no han desaparecido de este país". Para la Directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo "hay quien dice que estamos ante un cambio de era y que estas cosas pertenecen al pasado; me gustaría que fuera así, pero también me gustaría que cuando ocurren estos episodios, aunque sean puntuales, la gente no se calle y diga lo que piensa, pues todos queremos mirar al futuro con optimismo, pero no se pueden cerrar los ojos ante algunas cosas que siguen ocurriendo y que merecen una reflexión política y moral".

El monolito, una estela discoidal que llevaba grabada la frase "Los que te quisimos te recordaremos", fue levantado en el monte Burnikurutzeta, un paraje con el que el político socialista asesinado por ETA tenía una especial vinculación y donde fueron aventadas sus cenizas. Situado en la confluencia de los municipios de Legorreta, Beizama y Tolosa, es el lugar que acoge cada año, coincidiendo con el aniversario de su asesinato, una ofrenda floral en su memoria.

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)