Noticias Economía y Hacienda
Es

El Gobierno aprueba las directrices económicas para la elaboración de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Euskadi para el año 2012 (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 28-06-2011)

28 de junio de 2011

Acuerdo por el que se aprueban las Directrices Económicas para la elaboración de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Euskadi para el año 2012 y se ordena su comunicación por parte de los titulares de los distintos Departamentos a los distintos Entes de ellos dependientes, junto con las Directrices Técnicas preparadas por el Departamento de Economía y Hacienda


El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy las Directrices Económicas para la elaboración de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Euskadi para el ejercicio 2012. El objeto de las directrices es exponer las prioridades de gasto que se marca el Gobierno y ofrecer una visión de la situación económica que va a condicionar la política presupuestaria y el cumplimiento del objetivo de estabilidad.

El calendario presupuestario contempla que el Consejo de Gobierno aprobará el proyecto de Presupuestos el 26 de octubre y que será presentado al Parlamento Vasco el 28 de octubre.

El contexto económico del presupuesto y previsiones para 2012

En 2011 Euskadi está saliendo de la recesión económica en la que entró a finales de 2008. Y esto, en gran parte es debido a una política decidida de lucha contra la crisis, que en nuestro ámbito ha liderado el Gobierno Vasco. Una política económica que ha contribuido a que nuestras empresas ganen productividad y competitividad, y que ha mejorado la eficiencia del gasto público, prestando los mismos servicios con menor coste y sin dejar de apoyar con ayudas a los que más están padecido los efectos de la crisis.

La recuperación de la economía está siguiendo el patrón correcto pues se está basando en la demanda externa debido al incremento de nuestra competitividad en los mercados internacionales. La contribución de la demanda interna ha seguido siendo negativa en 2010 ya que el crecimiento del consumo interior basado en una mejora de la confianza de los consumidores no logró contrarrestar la caída de la formación bruta de capital lastrada por la construcción, aunque se apreciase un repunte de la inversión en bienes de equipo.

De cara a un futuro inmediato existe gran incertidumbre en las previsiones económicas. Por un lado, la economía mundial va a crecer de forma robusta y esta expansión alcanza a países de la zona euro como Alemania o Francia que son nuestros principales mercados exteriores. Es decir, la aportación exterior al crecimiento de la economía vasca puede seguir siendo positiva. Pero existen amenazas que nos pueden afectar fuertemente como son la inestabilidad creada por la crisis de la deuda soberana que encarece el coste de financiación de nuestra economía, o la lentitud en la resolución de la crisis inmobiliaria que afecta a los balances de nuestras instituciones financieras e impide la expansión del crédito o, finalmente, el peligro de inflación importada por las subidas de los precios de las materias primas, en especial del precio del petróleo.

En este contexto, se prevé que la economía vasca continúe acelerando su tasa de crecimiento y pase del 1,4% previsto para 2011 a un crecimiento del 2,0% en 2012. El crecimiento nominal sería del 3,6%. Estos valores suponen una cierta convergencia del ritmo de crecimiento con la zona euro, aunque son tasas que todavía se sitúan lejos de los ritmos de crecimiento de la economía vasca en los años previos a la crisis.


Cuadro macroeconómico 2010-2012
(Tasas de variación interanual)

2010 2011 2012
PIB 0,3 1,4 2,0
Consumo final 0,9 1,2 1,5
Consumo privado 0,8 1,2 1,6
Consumo público 1,3 1,2 1,3
Formación bruta capital -5,9 -1,3 1,4
Demanda interna -0,7 0,6 1,5
Aportación demanda interna -0,8 0,5 1,4
Aportación saldo exterior 1,0 0,9 0,7
Deflactor PIB 1,7 1,3 1,6
Empleo -0,8 0,2 0,7
Tasa de paro 9,2 10,6 10,0


Orientaciones de la política presupuestaria en 2012

La política presupuestaria en 2012 está orientada al logro de los siguientes tres objetivos:

- Cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria

En primer lugar, Euskadi debe seguir cumpliendo en 2012 sus compromisos con la estabilidad presupuestaria por lo que se va a continuar, en el marco del nuevo gobierno económico de Europa, con la política de austeridad y consolidación fiscal necesaria para la sostenibilidad de las finanzas públicas vascas. El mantenimiento en el futuro de las prestaciones sociales que actualmente disfruta la ciudadanía vasca o de los recursos que dedicamos a la modernización de nuestra base productiva, exige que el pago futuro de los intereses de la deuda que estamos acumulando no detraiga recursos imprescindibles de las partidas presupuestarias destinadas al gasto social y productivo. Así pues, es absolutamente ineludible cumplir con este objetivo de déficit. No hacerlo nos supondría un encarecimiento extra de la financiación y un menoscabo de la confianza en la solvencia crediticia del Gobierno.

Además, debemos tener en consideración que el objetivo a medio plazo no se centra solo en el cumplimiento de la senda de déficit, sino también en avanzar dentro del escenario europeo para así garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los servicios y prestaciones públicas del estado del bienestar.

El "Plan económico-financiero de Reequilibrio 2011-2013 de la Comunidad Autónoma de Euskadi", establece unos escenarios presupuestarios plurianuales que enmarcan los presupuestos anuales de Administración General de la CAE de 2012. El objetivo de estabilidad para la Comunidad Autónoma en 2012 cifra el déficit en que se puede incurrir en el 1,3% PIB. Lo que permite un techo máximo de gasto no financiero en 2012 de 9.964 millones de euros, que supone una disminución del 2% sobre el techo presupuestario del ejercicio 2011.

La asignación de los recursos disponibles entre las diferentes políticas de gasto debe priorizar aquellas políticas que mejor contribuyan a, por una parte, sentar las bases de una economía más productiva capaz de generar empleo y, por otra, reforzar los mecanismos de solidaridad que mejor permitan ayudar a la población más perjudicada por la crisis.

- Impulsar una economía más productiva capaz de generar empleo

Nos encontramos en una fase de lenta salida de la crisis. El objetivo más inmediato del Gobierno es lograr acelerar el actual ritmo de crecimiento de la economía vasca como condición indispensable para generar empleo estable y de calidad. Pero este objetivo a corto no debe oscurecer el objetivo a medio y largo plazo: un nuevo patrón productivo que permita un crecimiento sostenible. Este gobierno entiende la sostenibilidad, al igual que la estrategia Europa 2020 en la triple vertiente: económica, social y medioambiental. Serán prioritarias aquellas políticas de fomento que eviten los errores del modelo anterior de crecimiento, y que sirvan para sentar las bases de un crecimiento económico más sano y robusto. Un nuevo patrón productivo donde las fuentes de crecimiento sean cada vez más el conocimiento y la innovación. Un crecimiento basado en el incremento de la productividad y la competitividad cuya última finalidad es generar empleo y elevar la prosperidad de la población.

- Lograr una sociedad vasca más solidaria y cohesionada mediante el empleo y la educación

El nuevo escenario económico no puede hacernos olvidar las grandes asimetrías que se están produciendo en esta salida de la recesión. Por ello, la nueva articulación de las políticas activas y pasivas de empleo que este Gobierno está impulsando busca, además de aumentar el empleo y el crecimiento económico, la inclusión social de aquellos colectivos más golpeados por la crisis. Pero el mecanismo más formidable de inclusión y progreso social a largo plazo es la educación. El sistema educativo no sólo contribuye a la formación de capital humano y al crecimiento económico sino que es el mejor instrumento para conseguir la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos y en este sentido el mecanismo más eficaz de cohesión social. En este contexto, la acción del Gobierno debe priorizar la educación y la formación a lo largo de toda la vida de la persona como eje básico para crear y transmitir el conocimiento en todas las áreas y facetas de nuestra sociedad.


Directrices presupuestarias

Las orientaciones de política presupuestaria centradas en lograr una economía más productiva y solidaria, capaz de crear empleo, y ello compatible el proceso de consolidación fiscal, requieren en estos momentos de austeridad en el gasto establecer prioridades entre las diferentes políticas, proyectos y programas financiados por el presupuesto público. Debemos ser capaces de garantizar la máxima eficacia en la dotación de los recursos públicos, aplicándolos allí donde sean más eficientes desde el punto de vista económico y social. En consecuencia, las prioridades generales y las que se establezcan desde los departamentos deben servir un triple objetivo:

Mantener la oferta de servicios públicos fundamentales que garantizan el estado del bienestar.
Apoyar el aparato productivo como fórmula para crear riqueza y empleo.
Establecer mecanismos de austeridad en el gasto y de mejora en la productividad del conjunto del sector público.

En consecuencia se establecen las siguientes directrices:

PRIMERA: Gastos de personal

Las retribuciones del personal de la Administración General, Organismos Autónomos y demás Entidades del Sector Público de la Comunidad Autónoma de Euskadi, no podrán experimentar un incremento superior al que, con carácter de normativa básica, se establezca en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Por parte de los Departamentos, Organismos Autónomos y demás Entidades del Sector Público de la Comunidad Autónoma de Euskadi se tomarán medidas de gestión y organizativas para contener el gasto de personal, incluso disminuirlo, fijando criterios restrictivos, mecanismos de control y procedimientos para la gestión de la cobertura de puestos, sustituciones y contratación temporal.

No se incrementará la plantilla presupuestaria con respecto al total agregado de las plazas existentes al 31 de diciembre de 2011.

SEGUNDA: Gastos de funcionamiento y Transferencias corrientes

Los gastos de los capítulos II y IV, excepto los correspondientes a las transferencias a Entidades de la Administración Institucional y otras cuya financiación viene regulada en las Leyes anuales de Presupuestos, experimentarán una reducción del 5%, una vez tenido en cuenta el efecto que en el Presupuesto Inicial de 2011 vayan a tener las medidas de ajuste contenidas en la Orden de 7 de Junio de 2011 del Consejero de Economía y Hacienda por la que se dictan instrucciones para la contención de déficit público.

Las transferencias a las entidades del Sector Público se calcularán considerando, por una parte los gastos de personal con las directrices establecidas en el apartado anterior. Por otra, los gastos corrientes deberán experimentar una reducción del 5% sobre la previsión de liquidación del Presupuesto 2011, una vez tenido en cuenta el efecto que en el Presupuesto Inicial de 2011 vayan a tener las medidas de ajuste contenidas en la Orden de 7 de Junio de 2011 para la contención de déficit público.

Para conseguir reducir este Gasto Corriente, las dotaciones actuales en estos capítulos se someterán a un exhaustivo análisis por parte de los respectivos Departamentos, Organismos Autónomos y demás Entidades del Sector Público de la Comunidad Autónoma de Euskadi, para suprimir los que no se consideren de absoluta necesidad.

La presupuestación de las subvenciones se realizará de acuerdo a los requisitos establecidos en la Directriz presupuestaria Quinta, en relación a la imputación presupuestaria de los gastos subvencionales.

TERCERA: Inversión pública

En primer lugar se dotarán los importes necesarios para hacer frente a los créditos comprometidos para 2012.

Además, como criterio general se mantendrá la ejecución de los capítulos VI, VII y VIII, conforme a los ritmos y la programación plurianual prevista en el Presupuesto Inicial de 2011, una vez cuantificados los ajustes de la Orden de 7 de junio para la contención de déficit público.

Es necesario "racionalizar" el gasto en inversión pública, por lo que se restringirá severamente la adopción de nuevos compromisos en estos capítulos. En todo caso, los gastos de capital servirán para realizar el ajuste y cuadre final del presupuesto, que vendrá determinado por las previsiones finales de déficit derivadas de nuestros compromisos en materia de estabilidad presupuestaria.

La presupuestación de las Inversiones se realizará de acuerdo a los requisitos establecidos en la Directriz presupuestaria Quinta, en relación a la imputación presupuestaria de los gastos subvencionales.

CUARTA: Gastos financieros y Disminución de Pasivos Financieros

Los intereses y la amortización de la Deuda Pública se presupuestarán por el coste real estimado.

QUINTA. Imputación presupuestaria de los gastos subvencionales

El artículo 111.5 del Texto Refundido de la Ley de Régimen Presupuestario de Euskadi establece que, en los gastos subvencionales, "la contracción de la obligación vendrá determinada por el momento de la concesión de las subvenciones o ayudas de que se trate, y su exigibilidad estará en función de lo que determinen las correspondientes normas de concesión de subvenciones que se establezcan en cada caso, debiéndose aplicar a tales gastos un régimen presupuestario acorde con la clase de créditos, de pago o de compromiso, que resulte más adecuado con los pagos a los que hacer frente y/o el cumplimiento real de las condiciones de la subvención o ayuda, y en virtud, en todo caso, de las directrices técnicas de confección presupuestaria que, en aplicación del artículo 58.2 de la presente ley, emita el Departamento de Economía y Hacienda".

De acuerdo con dicha regulación, las directrices a las que deberán sujetarse la elaboración y ejecución de los Presupuestos 2012 correspondientes a los gastos imputables a los Capítulos IV y VII son las siguientes:

1) Con carácter general, se presupuestarán únicamente con créditos de pago y se imputarán contablemente al ejercicio 2012 las subvenciones que cumplan los requisitos que se establecen a continuación:

a) Que la actividad subvencionada vaya a realizarse íntegramente en el ejercicio 2012.

b) Que su plazo de justificación se prevea, como máximo, para el 28 de febrero de 2013 y el pago se realice a continuación.

2) El resto de las subvenciones se presupuestarán e imputarán contablemente con créditos de pago y de compromiso según sea la secuencia plurianual de los pagos, aplicándose los criterios establecidos en el apartado anterior.

3) Los pagos que, excepcionalmente, deban efectuarse por anticipado, se presupuestarán en el ejercicio en que vayan a efectuarse.

4) En ningún caso se presupuestarán e imputarán contablemente al ejercicio 2012 créditos subvencionales para la financiación de actividades cuya realización no vaya a iniciarse en dicho ejercicio.

5) Con la finalidad de adecuar el contenido del Proyecto de Ley de Presupuestos 2012 a las anteriores directrices, cuando la Dirección de Presupuestos lo requiera, los departamentos remitirán a ésta la información sobre los datos relevantes de sus programas subvencionales, incluyendo el volumen de residuos de ejercicios cerrados generado por dichos programas hasta la fecha.

SEXTA. Presupuestación de Fundaciones y Consorcio del Sector Público de la CAE.

Al proyecto de ley de presupuestos para 2012 le será aplicable lo dispuesto en el recientemente aprobado Decreto Legislativo por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de régimen presupuestario de Euskadi y se regula el régimen presupuestario aplicable a las fundaciones y consorcios del sector público de la Comunidad Autónoma de Euskadi, que establece la inclusión de las citadas entidades en el régimen presupuestario de Euskadi, por lo que sus presupuestos formarán parte de los Presupuestos Generales. En este sentido, se recuerda que la regulación prevista para las fundaciones es idéntica a la vigente para las Sociedades Públicas y la correspondiente a los Consorcios es la misma que la aplicable a los Organismos Autónomos Administrativos.

SÉPTIMA. No creación de nuevas entidades del sector público

No se contemplará la creación de nuevos OOAA, Entes Públicos de Derecho Privado, Sociedades Públicas, Fundaciones y Consorcios. Sólo se constituirán los que a 31 de diciembre de 2011 ya tuvieran aprobada su creación.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados