Beatriz Artolazabal señala que “construir la memoria colectiva nos ayudará a asentar la convivencia”

3 de marzo de 2021
  • La consejera vivió los acontecimientos del 03 de marzo de 1976 como vecina de Zaramaga
  • La creación de un Centro Memorial en la Iglesia San Francisco de Asís de Zaramaga contribuirá a no olvidar lo que pasó

La consejera de Igualdad del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha señalado hoy que “queda trabajo por hacer para construir la memoria colectiva, algo que es importante para asentar la convivencia”. En el 45 aniversario de los sucesos del 3 de marzo en Vitoria-Gasteiz, la consejera ha recordado a las cinco víctimas mortales: José Castillo García, Bienvenido Pereda Moral, Romualdo Barroso Chaparro, Francisco Aznar Clemente y Pedro María Martínez Ocio. “Personas que murieron por estar defendido sus derechos laborales”.

Beatriz Artolazabal ha rememorado en primera persona sus vivencias de aquel mes de marzo de 1976, como vecina de Zaramaga. “Yo tenía 5 años, era pequeña, pero aun así tengo grabados aquellos días en mi memoria y una sensación, la del miedo”. “Mi hermana y yo veíamos por la ventana de casa grandes concentraciones, gente corriendo, fuego y policía armada bajando de autobuses con cascos redondos y pañuelos de colores en el cuello. Recuerdo oír disparos. También que para ir y volver al colegio teníamos que pasar por la Iglesia de San Francisco de Asís, dónde grupos de trabajadores celebraban asambleas, y que nos costaba sobre todo la vuelta, porque solía haber grandes concentraciones y policía armada. Éramos pequeñas, pero sabíamos que lo que pasaba era grave y sentíamos miedo”.

En una entrevista radiofónica con Koldo Campo en Radio Popular, la consejera ha señalado que la creación de un Centro Memorial de las Víctimas del 3 de marzo, “supone un reconocimiento de aquellos trágicos sucesos y es una manera de mantener la memoria de lo que sucedió presente, algo que puede ayudar a que no vuelva a pasar”.

Precisamente, hace pocos días, el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Álava, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diócesis de Vitoria hicieron público su acuerdo para ubicar en la Iglesia San Francisco de Asís de Zaramaga ese Centro Memorial de las Víctimas del 3 de marzo. La consejera ha valorado que para crear el centro memorial será necesario la colaboración entre agentes sociales e instituciones, a quienes ha tendido la mano para colaborar y construir, mientras ha censurado el desmarque de algunos agentes sindicales, ya que, a su juicio, “hay que leerse todos los capítulos del libro de la memoria y no vale con unos pocos”. “Las víctimas están en el centro de nuestra política de memoria y es necesario hacer este reconocimiento a los hechos que sucedieron en la ciudad de Vitoria-Gasteiz aquel 3 de marzo de 1976”.

En el mismo sentido, la consejera se ha referido a las últimas acciones de Gogora, el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, que ha presentado recientemente dos iniciativas relacionadas con la Guerra Civil. Por un lado, una versión web de la base de datos de víctimas mortales de la esa guerra en Euskadi que contiene las fichas 20.970 de personas fallecidas; y por otro, los resultados finales del ‘Plan Vasco 2015-2020 de investigación y localización de fosas para la búsqueda e identificación de personas desaparecidos durante la Guerra Civil’. “Un ejemplo de cómo hay que trabajar en materia de memoria a nivel estatal y una oportunidad de conocer lo que pasó, que a veces ha estado silenciado incluso dentro de las familias, para que no vuelva a pasar”.

8 de marzo

La consejera de Igualdad ha señalado que el 8 de marzo es un día de reivindicación “porque todavía queda camino por recorrer para lograr una igualdad real entre mujeres y hombres en Euskadi”. Para ello, ha reclamado “sentido común y responsabilidad”. “La situación sanitaria es difícil y las concentraciones masivas pueden suponer un foco de contagio”, ha indicado. “Hay muchas formas de reivindicar que tenemos que seguir trabajando por la igualdad y se puede hacer desde la responsabilidad”.

La campaña de Emakunde en este 8 de marzo centra la mirada en la feminización del ámbito de los cuidados, planteando la pregunta ‘¿quién cuida?’. “Tratamos de visibilizar lo invisible” ha explicado al respecto Artolazabal. “Hay que poner en el centro los cuidados y poner en valor a las personas que cuidan, que tienen escasa valoración y todas las personas necesitamos cuidados en algún momento de nuestras vidas”.

La Ley de Igualdad de Euskadi lanzada en 2005, fue “pionera” y ahora se propone una actualización de la misma “para ser más ambiciosos e innovadores”. Según la consejera de Igualdad, “esta nueva norma incorporará el ámbito de los cuidados y, sobre todo, se vuelca en la máxima expresión de la desigualdad que es la violencia machista, dotando de más ayudas a las mujeres víctimas y sus hijas e hijos”.

Por último, la consejera también se ha referido en la entrevista a la propuesta de Ley de Juventud que ambiciona rebajar la edad de emancipación de los 30 a los 28 años en 2030. “Hemos puesto sobre la mesa lo necesaria que es la cooperación entre diferentes instituciones y departamentos del Gobierno Vasco para lograr ese objetivo”.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto