El consejero Arriola y el diputado general Rementeria analizan los avances en las líneas 4 y 5 del metro en Bizkaia

13 de enero de 2021

El Consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, ha mantenido hoy una reunión de trabajo con el Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, y el Viceconsejero de Transportes, Pedro Marco, para avanzar en la extensión del metro en el territorio vizcaíno. En el encuentro mantenido en el Palacio Foral han abordado la situación de las Líneas 4 y 5 del suburbano y las novedades en relación a la primera de ellas.

Tras la reunión, el Consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, ha puesto en valor la colaboración entre la Diputación Foral de Bizkaia y el Gobierno Vasco, que ha permitido incluir la Línea 5 del metro entre los proyectos Next Generation y avanzar en el proyecto de la Línea 4 entre Abando y Zorrotza. Arriola ha señalado que esta colaboración tiene como propósito ofrecer a la ciudadanía un servicio público de transporte moderno, ágil y eficaz y seguir mejorando la movilidad del Territorio histórico de Bizkaia en clave de sostenibilidad. “Un objetivo -ha añadido- que la opción ferroviaria asegura de forma muy destacada, y especialmente el Metro en el ámbito de las grandes concentraciones urbanas, como es el caso de Bilbao y sus áreas de influencia.

El consejero ha adelantado también que el Departamento que lidera ha concluido la primera fase del estudio informativo de la Línea 4 del metro a Zorrotza, cuyo objeto es determinar las soluciones de mejora del transporte público en los barrios del sur de Bilbao y que se completará próximamente con un amplio proceso participativo.

Esta fase del estudio informativo contempla dos alternativas de trazado desde el origen en Abando hasta Zorrotza: una de ellas utiliza la línea de cercanías de Renfe (antigua FEVE) y la conecta mediante funiculares con los centros de Rekalde e Irala, mientras que la otra plantea una variante de trazado de la citada línea de cercanías con dos nuevas estaciones en caverna en esos mismos centros urbanos.

Este estudio se va a someter a un amplio proceso de participación que arrancaré a mediados del próximo mes de febrero y con el que se persigue que la población y los agentes sociales de los barrios afectados conozcan de primera mano el estudio y las alternativas recogidas en él y puedan manifestar sus ideas y opiniones al respecto.

El Diputado General de Bizkaia, por su parte, ha recordado que el desarrollo de la Línea 5 está condicionado a la concesión de los fondos incluidos en el programa Next Generation de la Unión Europea, por lo que ha pedido que estos fondos no se conviertan “en el nuevo cuento de la lechera”. En ese sentido, ha indicado que tanto la Diputación como el Gobierno Vasco van a hacer “lo posible y lo imposible” por conseguir ese dinero para desarrollar la Línea 5, si bien ha aclarado que ambas instituciones no pueden sacar adelante ese proyecto a corto plazo sin el respaldo de Europa, ya que los efectos económicos de la pandemia han condicionado las posibilidades de las administraciones.

Así, Rementeria, que ha puesto en valor el trabajo conjunto que están desarrollando las dos Administraciones, ha llamado a hacer un ejercicio de realismo, aun reconociendo que en lo que a este proyecto se refiere la situación es hoy mejor que hace unos meses. “Cuando tengamos hechos, seguiremos tomando decisiones juntos. Ése es el orden. De nada vale generar falsas expectativas, lo sabemos de sobra, y especialmente en este proyecto. Insisto: hay una oportunidad y vamos a hacer todo lo posible para conseguirla. Pero de momento no tenemos nada, así que sólo nos queda seguir trabajando, que es lo que estamos haciendo. Y esto no es ser pesimista ni optimista, es ser realista. Y creo que ese realismo es un realismo optimista, porque estamos mucho mejor que hace unos meses: tenemos un proyecto consensuado que enlaza la red de Metro, Galdakao, el Hospital de Usansolo y la red de Euskotren que viene de Busturialdea y Durangaldea.

Tenemos compartido que financiaremos este proyecto al 50%, como toda la red de Metro anterior; que lo operará Euskotren, que también asumirá la gestión, y que las frecuencias serán las propias del Metro. Estamos mejor, pero todavía nos falta el visto bueno de Europa. Y sin Europa, este proyecto es inviable a corto plazo. No sé en un futuro, cuando la economía repunte, pero sí a corto plazo”, ha concluido el Diputado General de Bizkaia, antes de apostillar que, pese a las dudas, “me quedo con la certeza de que tanto Gobierno Vasco como Diputación Foral de Bizkaia vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano. Todo”.

Línea 5

En el caso de la Línea 5, la Diputación y el Gobierno Vasco aprovecharon la oportunidad de disponer de un proyecto ya definido y que cuenta con autorización ambiental aprobada para solicitar que esta importante ampliación del metro cuente con financiación de la Unión Europea, requisito imprescindible para su desarrollo en estos momentos.

Así, se ha actualizado la propuesta de trazado de 2012, que es “óptimo desde el punto de vista de la funcionalidad requerida y la población servida”, según recoge el estudio que maneja ETS, el administrador ferroviario vasco, y se ha adoptado el compromiso de que, de manera inmediata, Euskal Trenbide Sarea inicie también los trabajos necesarios para conectar este nuevo tramo con la red de Euskotren ya existente y procedente de Busturialdea y Durangaldea. Este compromiso tiene como objetivo dar servicio al mayor número de personas y pueblos de Bizkaia posibles y lograr así una mayor eficiencia de la red de transporte público y de los recursos públicos.

La Línea 5 amplía las redes de metro existentes desde la estación de Etxebarri hasta Galdakao y el Hospital de Usansolo con 6,6 kilómetros de longitud. Desde aquí se conectará con la red ya existente de Euskotren, en una fase que se pondrá en marcha de manera simultánea con el resto de obra. Esta nueva prolongación del suburbano volverá a contar con la financiación del Gobierno Vasco y Diputación Foral de Bizkaia al 50% y, de entrar en el plan de fondos europeos, podría salir a licitación a finales de 2021 o principios de 2022, en función de cuándo lleguen los recursos.

El proyecto constructivo de ETS está dividido en tres tramos, al que se sumará un cuarto, la conexión con las líneas de Busturialdea y Durangaldea. El primero, con una longitud de 2.350 metros de longitud, nace a modo de desvío de la Línea de Euskotren Matiko-Amara a cielo abierto después de la estación de Etxebarri. Así pues, será una continuación de la Línea 3, por lo que la Línea 5 también estará operada por Euskotren, que asumirá los gastos de operación. Unos metros más adelante se construirá la estación intermodal de Sarratu (Basauri), en superficie pero cubierta, planteada como una terminal de intercambio entre Euskotren y Metro Bilbao. A partir de ahí, el trazado discurrirá en su totalidad soterrado.

El tramo 2 cuenta con una longitud de dos kilómetros y finaliza en Galdakao Centro, con una estación en caverna, tipo Metro Bilbao, emplazada en la Plaza Roja.
El final del tramo viene condicionado por la necesidad, una vez superada la estación de Galdakao Centro, de disponer de la longitud suficiente para dar cabida a una bretelle (doble diagonal) que permita el cambio de vía para maniobras y poder mantener estacionada una unidad. Todo ello con el objetivo de que la estación pueda funcionar como fin de línea provisional.

El tercer tramo, de poco más de dos kilómetros de longitud, discurre en túnel hasta un poco más adelante de la estación de Hospital de Galdakao-Usansolo, que será también tipo caverna.

La conexión entre la estación del Hospital con la línea de Euskotren procedente de Durango y Bermeo, último tramo de esta línea, se abordará de manera paralela al inicio de las obras, iniciándose de inmediato todos los trabajos técnicos para su construcción.

Todavía no hay comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto