Intervención del Consejero Pedro Azpiazu en el pleno del Parlamento Vasco sobre los fondos europeos

16 de diciembre de 2020

Egun on legebiltzarkideok.

 

Ciertamente resulta curiosa para el Gobierno la manera en que se ve incorporado a este pleno monográfico ya que, como muchos de ustedes conocen, el pasado día 9 de diciembre ya comparecí ante la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuestos de este Parlamento para dar cuenta de los pasos dados en la definición del programa de recuperación y resiliencia de Euskadi, conocido como “Euskadi Next 2021-2026”; y aunque soy consciente de la distinta dimensión que tiene este debate, más de orientación estratégica, y menos de gestión, espero que tras el debate queden claros los límites en los que debe actuar el órgano legislativo y las funciones del ejecutivo; por ello, este Gobierno confía en que, en sentido positivo, de este debate salgan unas buenas Resoluciones que orienten la manera de hacer próxima en esta materia, así como los sucesivos pasos a dar en forma de orientaciones estratégicas. A ellas nos deberemos todos.

 

Hecha esta primera apreciación, no me cabe mucho más que reiterar lo ya expresado en la comparecencia a la que me he referido, en la que, por otro lado, los diferentes grupos parlamentarios también tuvieron ocasión de expresar su posicionamiento en relación los pasos que había dado el Gobierno.

Xehetasun hau eginda, agerraldi hartan esandakoa errepikatu besterik ez dut egin behar. Agerraldi hartan, bestalde, legebiltzar-taldeek ere izan zuten gai horri buruzko iritzia emateko aukera.

 

No voy a extenderme, por tanto, más de lo necesario porque todos y todas ustedes cuentan con la información de la que dispone el Gobierno en este momento. La brevedad me servirá para realizar algunos recordatorios que considero centrales para el desarrollo de este debate.

 

Por ello, quiero recordar que el objetivo de la iniciativa Next Generation EU es aportar inversión pública y privada a escala europea con objeto de lograr una recuperación sostenible y resiliente -previsiblemente a partir del segundo semestre del año que viene-, creando puestos de trabajo de calidad y reparando los daños inmediatos causados por la pandemia, al tiempo que respalda las prioridades ecológicas y digitales de Europa.

Next Generation EU ekimenaren helburua Europa mailan inbertsio publikoa eta pribatua egitea da, susperraldi iraunkorra eta erresilientea lortzeko, kalitatezko lanpostuak sortuz eta pandemiak eragindako berehalako kalteak konponduz, eta, aldi berean, Europako lehentasun ekologiko eta digitalak babestuz.

 

También me gusta recordar que la piedra angular de dicho fondo es el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), cuyo objetivo es acometer reformas e inversiones que promuevan la cohesión económica, social y territorial de la Unión, aumentando la resiliencia, el potencial del crecimiento y la capacidad de adaptación de los Estados miembros, mitigando el impacto social y económico de la crisis, y apoyando la transición ecológica, para conseguir el objetivo de la UE de neutralidad climática, y también la transición digital, contribuyendo así a la convergencia económica y social y a la creación de empleo.

 

Como dije la semana pasada, la orientación estratégica del MRR está muy vinculada a las recomendaciones del Semestre Europeo, confirmando el objetivo de la UE de perseguir una nueva estrategia de crecimiento basada en el Pacto Verde Europeo y en el concepto de sostenibilidad competitiva, entendido en sus cuatro dimensiones: la sostenibilidad medioambiental, la productividad, la equidad y la estabilidad macroeconómica.

 

Todas estas variables, sin perjuicio de las que pueda determinar la normativa europea que ponga en marcha estos mecanismos extraordinarios de financiación, así como las condiciones y requisitos que pueda establecer el Estado español, condicionarán, por tanto, la orientación estratégica del destino de dichos fondos. Europa ha tasado de forma clara los ámbitos de acción.

 

Aldagai horiek guztiek, aparteko finantzaketa-mekanismo horiek abian jartzen dituen Europako araudiak ezar ditzakeenei kalterik egin gabe, eta Espainiako Estatuak ezar ditzakeen baldintzek eta eskakizunek, beraz, funts horien xedearen orientazio estrategikoa baldintzatuko dute.

 

No digo yo que no le quede espacio a este Parlamento para desarrollar esas orientaciones, pero esas orientaciones deben estar alineadas con este plantemiento, lo contrario sería navegar en el vacío.

 

Según la información de la que disponemos, España pretende enviar una primera versión de su plan -que debe integrar el de las Comunidades Autónomas- en enero de 2021, por lo que Euskadi debería enviar, a su vez, su primera versión este mes. En tal sentido, como también les anuncié en mi comparecencia, el próximo 29 de diciembre el Consejo de Gobierno aprobará una primera versión del programa Euskadi Next 2021-2026, que enviará al Estado para que lo integre en el suyo propio.

 

Una vez España envíe su plan -que constituirá el primer filtro para las propuestas vascas-, serán las instituciones europeas las que determinen si los proyectos y actuaciones incluidas en el mismo cumplen los requisitos para optar al MRR.

Unas propuestas que han de responder a la exigencia europeas en cuanto a plazo y forma, ya que el no cumplimiento de los plazos exigidos y de los hitos marcados en nuestro programa condicionará la recepción de los fondos. Por tanto, es necesario un escrupuloso rigor al seleccionar los proyectos, ya que deben estar ejecutados para el 31 de agosto de 2026.

 

Y por dicha razón es de vital importancia realizar un planteamiento realista y viable, como les decía el pasado miércoles. Un programa propio con un planteamiento estratégico de País que permita que nuestras propuestas tengan cabida en el Plan que debería enviarse a Europa.

Horregatik, oso garrantzitsua da planteamendu errealista eta bideragarria egitea, joan den asteazkenean esan dizuedan bezala. Programa propio bat, herriaren planteamendu estrategiko batekin, gure proposamenak Espainiak Europara bidaliko duen planean sar daitezen.

 

Un programa propio cuya orientación deberá contribuir a los ámbitos emblemáticos identificados por la Comisión: la puesta en marcha de tecnologías limpias; la aceleración del desarrollo y el uso de las energías renovables; la mejora de la eficiencia energética de los edificios; acelerar el uso de un transporte sostenible, accesible e inteligente; el despliegue rápido de servicios de banda ancha rápida en todas las regiones y hogares; la digitalización de la Administración y los servicios públicos; el aumento de las capacidades industriales en materia de datos en la nube y desarrollo de procesadores de última generación y sostenibles; y la adaptación de los sistemas educativos en apoyo de las competencias digitales y la educación y formación profesional a todas las edades.

 

No olvidemos que el Gobierno cuenta con su presupuesto ordinario, es decir, lo que no entre en el programa Euskadi Next porque no cumple los requisitos para optar a los Fondos Europeos, no quiere decir que no se vaya a hacer, si no que se tendrá que hacer con los recursos propios de las instituciones vascas.

 

Quiero advertir de las expectativas y malos entendidos que considero que ciertos mensajes están pudiendo generar en la ciudadanía. Los Fondos Europeos son muy importantes, y vamos a realizar un trabajo impecable para absorber la mayor cantidad posible, con ambición, pero no son la única fuente de ingresos de las instituciones vascas.

 

Como también les señalé la semana pasada, tenemos nuestro propio marco de referencia, que no es otro que el Programa de Gobierno 2020-2024 “Euskadi en marcha” y el programa Berpiztu 2020-2024, de reactivación económica y empleo.

Eta, joan den astean esan nizuen bezala, gure erreferentzia-esparru propioa dugu, hau da, Gobernu Programa ("Euskadi martxan") eta Berpiztu Programa (ekonomia eta enplegua suspertzeko programa).

 

Creo necesaria también una importante dosis de pragmatismo para elaborar una propuesta potente, a la altura de nuestro país.

 

El Gobierno se encuentra en fase de contraste con las instituciones vascas y con agentes económicos y sociales para seleccionar proyectos que se ajusten a las directrices europeas y sean auténticos motores de reactivación económica, generación de empleo y de transformación de nuestros sistemas productivos.

Como ya les adelanté la pasada semana, el programa Euskadi NEXT se articulará en torno a dos ejes.

 

Un primer eje donde estarán integrados los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica vascos, con una importante colaboración público-pública y público-privada en el ámbito de las energías renovables, la inteligencia artificial, la ciberseguridad, el transporte sostenible y el cuidado de las personas.

 

Y un segundo eje atendiendo a la aceleración de las inversiones en determinados ámbitos estratégicos tales como la salud y el cuidado de las personas; el aprendizaje a lo largo de la vida; la digitalización e innovación; la generación de energías renovables; la movilidad sostenible; el hábitat urbano; el hábitat natural; y la prevención de desastres naturales.

 

Respecto a la absorción por parte de las entidades locales, el Gobierno Vasco lo que está planteando para poder dar más relevancia al ámbito municipal que la que se ha plasmado en los PGE (que incluyen 1.233M/€ para más de 8.100 entidades locales de todo el Estado incluyendo grandes capitales y pequeños municipios) y para respetar nuestro sistema de financiación diferenciado, es poder hacer que algunos de los componentes incluidos en el Euskadi Next tengan la suficiente capilaridad como para llegar a los proyectos municipales, a través, por ejemplo de líneas de subvenciones ya existentes (hábitat natural y urbano, eficiencia energética, movilidad sostenible, etc).

 

Es necesaria una visión de país. Se debe trascender del “a qué institución llegan los recursos” y dar paso a “qué inversiones conseguimos desarrollar en Euskadi” con fondos europeos. Ser capaces de absorber la mayor cantidad de fondos con el planteamiento más pragmático y realista posible. El 100% de lo que llegue a Euskadi tendrá impacto en nuestros sectores económicos y sociales, en nuestros pueblos y ciudades

 

No quiero obviar que, como también les dije, existen muchas incertidumbres respecto a la fórmula de acceso a los recursos europeos. El objetivo es que el dinero llegue cuanto antes, pero es cierto también que se generan muchas dudas respecto al acceso por parte de los diferentes agentes e instituciones.

Ez dut ahaztu nahi, esan nizuen bezala, zalantza asko daudela Europako baliabideak eskuratzeko formularen inguruan. Dirua lehenbailehen iristea da helburua, baina egia da, halaber, zalantza asko sortzen direla eragileek eta erakundeek dirua eskuratzeari buruz.

 

Por ello, lo que hemos priorizado desde el Gobierno Vasco es poder contar con un programa estratégico propio, que respete y encaje en las directrices europeas, aunque luego deberemos ser flexibles frente a los requisitos y condiciones que pueda establecer el Gobierno español con el fin de poder acceder a la mayor cantidad de recursos posible.

 

Se nos ha asegurado que las Comunidades Autónomas participarán en la gestión de los fondos del MRR por diversas vías, aunque todavía no se han concretado. Tan solo conocemos, en el marco de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, las consignaciones presupuestarias en los diferentes ministerios de las dotaciones del MRR.

 

Es indudable que, a la postre, estos fondos extraordinarios y adicionales, incrementarán el presupuesto ordinario que está Cámara eventualmente apruebe para el ejercicio 2021 y años sucesivos pero, como ya hemos reiterado, debemos ser muy cautelosos dado que aún falta concreción jurídica por las instituciones europeas de la puesta en marcha de estos mecanismos extraordinarios de financiación, así como una más concreta especificación por el Gobierno del Estado de los requisitos y condiciones para la gestión de los mismos.

 

Por todo ello, el Proyecto de Presupuestos Generales de Euskadi para el ejercicio 2021, aprobado ayer mismo, no incorpora ningún ingreso proveniente del MRR ni tampoco del REACT.

 

Sin embargo, como podrán comprobar mañana mismo tras su calificación por la Mesa del Parlamento, en el proyecto de ley se incluye un conjunto de disposiciones con el fin de facilitar la incorporación de dichos fondos a los Presupuestos Generales de Euskadi y su ejecución presupuestaria, así como la tramitación administrativa de las actuaciones y proyectos que financien dichos fondos.

 

 

Me gustaría terminar invitando a los grupos de la cámara a pasar de este momento de escenificación a uno de materialización de acuerdos. Tanto en el ámbito de los fondos europeos, como del Presupuesto General de Euskadi para el año que viene.

 

Tengan por seguro que nuestra intención como Gobierno es trabajar lo mejor que sabemos hacerlo para conseguir un programa ambicioso, que sea capaz de traer la mayor cuantía de recursos europeos posible a Euskadi.

 

Para definirlo, contamos con la confianza de una mayoría de la ciudadanía vasca, y tengan por seguro que nuestra forma de proceder seguirá marcada por contrastar con agentes económicos y sociales y con otras instituciones, con transparencia, sí, pero con agilidad y decisión también.

 

Eskerrik asko

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto