Invitan a seguir profundizando en las prácticas lingüísticas impulsadas por Euskaraldia

4 de diciembre de 2020
  • Hoy termina la segunda edición de Euskaraldia
  • En la valoración realizada en Bilbao se destaca que la segunda edición ha sido también un ejercicio social masivo
  • Han subrayado que el apoyo popular de la sociedad con el euskera ha hecho posible la realización del ejercicio y han agradecido la gran labor realizada por las comisiones y entidades 

"Estamos creando nuevas prácticas lingüísticas" han recalcado las personas promotoras de Euskaraldia en la valoración que han hecho hoy, último día del ejercicio social. En una rueda de prensa celebrada en la Escuela de Ingeniería de la UPV/EHU de Bilbao, han destacado que el ejercicio social realizado estos últimos 15 días por miles de personas de los diferentes territorios de Euskal Herria ha vuelto a ser masivo.

Aunque las dificultades de este año han influido notablemente en el proceso organizativo y en el desarrollo del propio Euskaraldia, los organizadores han explicado que el apoyo popular de la sociedad con el euskera ha hecho posible la realización del ejercicio, y han agradecido la gran labor realizada por las comisiones y entidades.

En la rueda de prensa han tomado la palabra Arrate Illaro, coordinadora de Euskaraldia; Kike Amonarriz, presidente de Euskaltzaleen Topagunea; Amets Lahetjuzan, representante de Euskal Konfederazioa; Mikel Arregi, director del Instituto Navarro del Euskera Euskarabidea del Gobierno de Navarra; y Bingen Zupiria, consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco. Representantes de Euskal Hirigune Elkargoa no han podido participar en la comparecencia de hoy, pero han hecho llegar una nota en la que subrayan el seguimiento que ha tenido el Euskaraldia en Iparralde.

En la comparecencia de hoy han estado personas representantes de los agentes que han participado en la organización y promoción de Euskaraldia. Las instituciones y representantes reunidas en Bilbao han sido, además de los anteriormente citados, los siguientes:

  • Estibaliz Alkorta, Directora de Promoción del Euskera del Gobierno Vasco; Xabier Arauzo, Director General de Euskera de la Diputación Foral de Bizkaia; Garbiñe Mendizabal, Directora de Igualdad Lingüística de la Diputación Foral de Gipuzkoa; Jokin Larrañaga, Director del Servicio de Euskera de la Diputación Foral de Álava
  • Jasone Mendizabal de Euskaltzaleen Topagunea; Paul Bilbao de Kontseilua; Agurne Gaubeka del Observatorio de Derechos Lingüísticos Behatokia; Olatz Olaso de la cooperativa Emun; Maddi Etxebarria de Elhuyar aholkularitza; Mertxe Mugika de AEK; Koldo Tellitu de kastolen Elkartea; Arantza Jaka de Kristau Eskola; Josu Waliño de la fundación PuntuEUS; Maite Asensio, de Urtxintxa Eskola; Jokin Gorozika, de Labayru.
  • Koldo Narbaiza y Jone Unzueta concejal y directora del área de Educación y Euskera del ayuntamiento de Bilbao; Aritz Abaroa, alcalde de Bermeo y representante de EUDEL-Euskadiko Udalaren Elkartea; UEMAtik, Iraitz Lazkano alcalde de Elgeta y representante de UEMA.
  • Jon Zarate, vicerector de euskara de EHU/UPV; Urko Aristi de EITB; Garbiñe Iztueta del Instituto Etxepare Euskal Institutua; Iker Goñi, de la Fundación Athletic.
  • Mattin Troitiño del equipo de coordinación de Euskaraldia en Ipar Euskal Herria; Imanol Artola de la asociación Galtzaundi de Tolosaldea; Alaitz Billate, Ainhoa Romarate y Maier Arrieta de las asociaciones Egizu y Bizarra Lepoan de Getxo; Jon Intxaurraga y Markel Amillategi de la comisión de Euskaraldia de Bilbao.

VALORACIÓN DE EUSKARALDIA

1.- Ejercicio social masivo

La segunda edición de Euskaraldia ha sido de nuevo un ejercicio social masivo. Miles de personas de toda Euskal Herria hemos participado en un ejercicio que ha tenido como objetivo cambiar los hábitos lingüísticos y sacudir las inercias lingüísticas. Este año se han inscrito 179.780 personas.

En un año en el que es difícil hacer previsiones, es muy gratificante ver que se ha ratificado el compromiso de miles de personas y que muchos ahobizi y belarriprest que no participaron en la primera edición se han unido al ejercicio.

Y si hay algo que nos satisface especialmente son las experiencias y vivencias asociadas a los cambios de hábitos que hemos recibido durante el ejercicio social. Euskaraldia es un ejercicio personal y colectivo y todas esas vivencias son las que le dan sentido.

2.- Ejercicio sustentado por la voluntad popular

Llevar a cabo Euskaraldia ha sido todo un reto en este año tan especial. La actitud a favor del euskera en la sociedad y la adhesión al proceso de normalización lingüística es amplia. La sociedad vasca ha vuelto a demostrar que también en tiempos difíciles es capaz de reunir fuerzas en torno a este ejercicio social y extender Euskaraldia a toda Euskal Herria.

La nuestra es una sociedad viva. El apoyo social al euskera nos ha llevado a hacer cosas sorprendentes durante décadas, y somos un ejemplo para otras comunidades lingüísticas. Este año, este apoyo social se ha activado de nuevo en torno a este ejercicio social masivo. Lo necesitábamos como sociedad.

Este año, además, ha habido muchas actividades que se han puesto en marcha al calor de Euskaraldia, otra señal de que somos un pueblo vivo.

3.- El cambio de hábitos lingüísticos, eje del ejercicio

Euskaraldia es un ejercicio social, un ejercico que invita a los participantes a reflexionar sobre sus prácticas lingüísticas y a cambiar sus hábitos lingüísticos. No es un cambio cualquiera: influir en las redes de relación habituales de cada uno requiere una elección consciente, y mantener la práctica, continuidad. También en las entidades la decisión de crear y proteger los ‘arigune’ (espacios donde poder comunicarse en euskera libremente) ha sido fruto de consensos.

Los roles Ahobizi y Belarriprest no han sido del todo nuevos en la segunda edición de Euskaraldia. No obstante, durante esta edición, ha vuelto a quedar de manifiesto la necesidad de seguir profundizando en los roles. Todavía hay mucha gente que pudiendo participar como belarriprest, por diferentes motivos, no ha tomado la decisión de participar activamente en Euskaraldia. Para la próxima edición, sigue siendo un reto activar ese amplio grupo de gente que es muy importante para incrementar considerablemente el uso del euskera.

4.- Ganando espacios para el euskera gracias a la decisión de muchas entidades Además de sacudir las prácticas y costumbres de los hablantes para aumentar el uso del euskera, y convencidos de que es verdaderamente necesario crear espacios cómodos para el euskera, les hemos hecho llegar a todo tipo de entidades la propuesta de crear esos espacios. Miles de grandes y pequeñas empresas, comerciantes, instituciones públicas y asociaciones de todo tipo se han unido a Euskaraldia.

Espacios protegidos para hablar en euskera con total tranquilidad, ya que las prácticas lingüísticas de ahobizi y belarriprest se llevan a cabo con mayor comodidad en estos ámbitos. Queremos destacar el valor de los arigune, ya que son fruto del consenso entre los miembros de cada espacio y los responsables de su protección. Eso debería contribuir a prolongar en el tiempo las nuevas dinámicas y prácticas surgidas en estos 15 días.

Este año para muchas entidades no ha sido fácil crear arigune, debido a la pandemia. Y, sin embargo, miles de entidades se han unido al ejercicio y se han puesto manos a la obra para crear y expandir espacios protegidos para el euskera. También ha habido entidades con arigune que han tenido dificultades o la imposibilidad de abrir sus puertas. Las tenemos muy presentes y también sentimos una deuda para con ellas; la de devolverles el esfuerzo que han hecho por unirse al ejercicio.

5.- Las comisiones locales, base de Euskaraldia

No ha sido un año fácil para la iniciativa social organizada. La Covid19 apareció con crudeza cuando se estaban creando y reorganizando las comisiones locales para la segunda edición de Euskaraldia. Hemos vivido meses difíciles y no ha sido fácil mantener la dinámica de las comisiones locales y trabajar en la calle.

Y, sin embargo, Euskaraldia se ha organizado en más municipios que en la primera edición, gracias al movimiento social por el euskera, a las instituciones y a los euskaltzales. Comisiones y voluntarios han estado trabajando en más localidades, haciendo un esfuerzo impresionante, influyendo en entidades de todo tipo e invitando a la ciudadanía a unirse al ejercicio social, en una época en la que las relaciones sociales están limitadas.

Deseamos que el trabajo de las comisiones que Euskaraldia ha puesto en marcha tenga continuidad más allá de Euskaraldia. Un fuerte movimiento social de euskaltzales organizado en diferentes localidades es una de las bases para seguir dando pasos en la normalización del euskera; un movimiento social que seguirá organizando iniciativas y actividades diversas en el camino hacia la normalización del euskera.

6.- Colaboración

En el ejercicio de este año hemos mantenido el modelo de colaboración impulsado desde el inicio de Euskaraldia, ya que el euskera y los euskaltzales necesitan de la unión de fuerzas entre los agentes sociales, las instituciones públicas y otros agentes que estamos trabajando a favor del euskera. Asímismo cientos de ciudadanos, y voluntarios, también son parte de esta red de colaboración.

Entre todos hemos trabajado desde la función de cada uno de los agentes, desde la propia responsabilidad social, tanto en cada una de las localidades adheridas como en la coordinación general. En tiempos de gran inestabilidad, hemos querido colaborar tanto en los trabajos más concretos como en los más generales.

La colaboración exige confianza y reconocimiento mutuo, y en muchas ocasiones, también es un proceso de aprendizaje. Pero de cara a lo que nos une como pueblo, tenemos la firme intención de aprender y seguir construyendo colaboraciones continuas.

7.- El día de mañana también es importante

Estos días, Euskaraldia nos ha dado cobijo para romper inercias, y ahora es tiempo de mantener lo más posible las dinámicas que hemos logrado cambiar. Hemos vuelto a ver que más gente de lo que pensamos entiende euskera; que emprender influye también en el entorno; que podemos vivir más en euskera de lo que pensamos; que también tenemos muchos pasos que dar en el entorno digital; que con pequeñas herramientas podemos hacerlo más fácil; que es posible cambiar hábitos.

Apoyo, complicidad, sorpresa, elección propia, contención, exigencia… han sido y seguirán siendo de ayuda hacia el empoderamiento y la normalización. Mantengamos vivas las facultades que nos ha dado llevar la chapa estos días, para poder seguir viviendo en euskera.

Tanto en la calle como en el entorno digital, podemos multiplicar las posibilidades de hablar en euskera. Y también en los arigunes.  Aprovechemos los consensos alcanzados y los espacios claramente identificados en nuestros centros de trabajo, asociaciones, comercios y espacios públicos para seguir trabajando en euskera.

8.- “Gehiago, gehiagorekin, gehiagotan” // “Más euskera, con más gente y en más ocasiones”

En la segunda edición hemos propuesto a ciudadan@s y a entidades profundizar en las prácticas lingüísticas de cada uno de ellos. En esta profundización Euskaraldia ha aportado nuevos elementos, y en el mismo sentido propondremos los siguientes pasos de la iniciativa: trabajando y profundizando en las prácticas transgresoras con la ciudadanía y las entidades.

Como sociedad nos está tocando vivir tiempos difíciles. Pero como bien hemos visto en Euskaraldia, son tiempos de responsabilidad: los ciudadanos y ciudadanas trabajando prácticas acordes con sus objetivos y pensamientos, y las entidades de todo tipo actuando con responsabilidad en el ámbito que les corresponde y convirtiendo los objetivos en medidas concretas.

Queremos terminar la valoración felicitando a la sociedad de Euskal Herria. En la segunda edición de Euskaraldia también hemos demostrado que podemos seguir rompiendo inercias, cambiar hábitos y ganar espacios para el euskera. Tenemos tarea por delante, pero queremos hacer un llamamiento a mantener la energía social y el trabajo en común creado estos días, para que las nuevas prácticas lingüísticas que estamos creando sigan abriendo camino al uso del euskera.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto