Noticias Trabajo y Empleo

La Vicelehendakari cree que hay bases sólidas para recuperar la economía y el empleo de calidad cuando se controle la pandemia

3 de diciembre de 2020

La Vicelehendakari y Consejera de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco, Idoia Mendia, considera que Euskadi está demostrando que cuenta con bases sólidas para la reactivación económica y la recuperación del empleo de calidad en cuanto la pandemia y sus efectos puedan ser controlados, y apuesta por los valores de arraigo, corresponsabilidad y compromiso social que aportan las empresas participativas como alternativa a las clásicas estructuras jerarquizadas.

 Mendia ha clausurado este mediodía en Bilbao la Jornada de Impulso al Modelo Inclusivo Participativo de Empresa, organizado por el Departamento de Trabajo y Empleo, la Unión Europea, ASLE y la Asociación de Amigos de Arizmendiarrieta, en la que han participado también las tres Diputaciones y el Gobierno de Navarra, así como el Consejo de Relaciones laborales.

 En la sesión se han abordado entre otras cuestiones las modificaciones legales que necesitan estas empresas, tanto un marco normativo europeo como un cambio en la Ley vigente. Una propuesta que la Vicelehendakari trasladó personalmente a la Ministra de Trabajo el pasado 7 de octubre para que la impulse ante el Congreso de los Diputados.

 Capacidad de resistencia

En su intervención Mendia ha destacado la capacidad de resistencia que están mostrando las empresas participativas y su capacidad de reinvención en esta pandemia, y las ha señalado como uno de los elementos que demuestra la resiliencia de la economía vasca en esta crisis

 En este sentido, la Vicelehendakari se ha referido a los datos del paro conocidos ayer, que reflejan todavía a 132.436 personas que buscan empleo, aunque hay 6.035 menos en las listas de demandantes. “Es el tercer mes consecutivo en que esto ocurre, a pesar de todos los azotes que nos está dando el virus. Yo no voy a sacar ninguna conclusión, no nos valen comparativas, no debemos seguir analizando las cosas con criterios de otros tiempos. La situación es inédita, y así tenemos que leer todo. Sin triunfalismos ni discursos agoreros” ha matizado.

 Pero desde el “realismo”, la responsable de Trabajo y Empleo ha admitido tanto la necesidad de afrontar el reto de la calidad en el empleo para atajar la temporalidad y cronicidad, como

“la gran fortaleza que está demostrando nuestro tejido productivo”. “Y desde ese realismo, creo que tenemos las mejores bases para que, en cuando el COVID nos dé un respiro, volver a despegar. Con valores, con compromiso, con corresponsabilidad, como los que mostráis las empresas participativas”, ha añadido.

 La Vicelehendakari no ha querido ocultar que el próximo año “va a seguir siendo muy duro”, en el que no habrá que medir sólo la capacidad de reactivación por la recuperación del empleo, “sino en cómo lo conseguimos”. Y en ese sentido ha respaldado la apuesta de implicar a las personas trabajadoras “en su propio futuro” animándolas a la corresponsabilidad en la gestión de sus empresas y al emprendimiento colectivo

 

Modelo participativo.

Idoia Mendia ha recordado la apuesta expresa que, por primera vez, está recogida en un programa de Gobierno en favor de la cultura del entendimiento y la corresponsabilidad, recogida en la Declaración de Oñati que la OIT incorporó el pasado año. Una cultura sustentada en valores empresariales de escala humana, responsabilidad social, participación, sostenibilidad, colaboración, compromiso con el desarrollo local y con la estabilidad y calidad en el empleo.

 “La sacudida del virus ha sido, y sigue siendo, una tremenda sacudida en todo nuestro tejido social y económico. Pero hemos descubierto que lo pequeño es a veces la mejor de las salidas. Que las empresas con arraigo y con implicación de todas las personas que trabajan en los proyectos, saben organizar mejor su resistencia y su mirada al futuro. Y que las grandes verdades y las grandes certezas no nos sirven para navegar en estos tiempos, que ni las estructuras piramidales y rígidas, ni los paradigmas tradicionales en las relaciones laborales son garantía de la prosperidad de las empresas ni de los derechos y el bienestar de quienes las sacan adelante con su trabajo”, ha destacado.

 Por ello, desde el mismo realismo al que se ha referido al hablar del próximo año, os digo que 2021 va a ser el año de la oportunidad para las empresas participadas, y ahí vais a volver a contar con el apoyo del Departamento de Trabajo y Empleo”

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto