Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

Las ayudas del Fondo Social Europeo beneficiaron a 123.800 vascos el año pasado, un 58% más que en 2009

13 de junio de 2011

 

  • En 2010, las actuaciones supusieron un desembolso cercano a los 24 millones de euros
  • Este programa permitió la creación de 279 empresas en el País Vasco durante el pasado año

Un total de 123.801 vascos se benefició durante el pasado año de las ayudas que la Unión Europea destinó a Euskadi para el fomento de las políticas de empleo a través de acciones de orientación, formación y apoyo a la creación de nuevas empresas. Este número de beneficiarios supone un aumento del 58,7% respecto a 2009. Igualmente, este programa, tutelado por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales y el que también participan diputaciones forales, ayuntamientos y agencias de desarrollo, contribuyó a la creación de 279 empresas y a que otras 2.406 firmas aumentaran sus niveles de productividad y competitividad gracias al impulso de nuevos modelos de organización y gestión empresarial.

El 71% de las ayudas del Fondo Social Europeo (FSE) se destinaron al incremento de las tasas de actividad y empleo de los demandantes de empleo, con especial hincapié en aquellos colectivos con mayores dificultades de inserción como jóvenes menores de 25 años, mayores de 54 años, parados de larga duración y personas con discapacidad. Por ejemplo, 24.760 menores de 25 años se han beneficiado de este plan. En cuanto al grupo de mayores de 54 años, incluyó a 3.764 ciudadanos vascos.

El restante 29% de estas aportaciones se dedicó a la promoción del espíritu empresarial y a la superviviencia de las empresas ya creadas.

De las 123.801 personas participantes en los distintos programas acometidos por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, diputaciones ayuntamientos, agencias de desarrollo y empresas del tercer sector, el 72,2% de los participantes se encontraba en situación de desempleo. Para el viceconsejero de Empleo, Javier Ruiz, "es importante destacar también la incidencia de los programas en colectivos de difícil inserción laboral, como personas con alguna clase de discapacidad, otros pertenecientes a grupos vulnerables o parados de larga duración".

Durante el pasado 2010, las actuaciones realizadas en ambas direcciones supusieron un desembolso cercano a los 24 millones de euros. La Unión Europea financió la mitad, el Gobierno vasco siete millones y el resto fue asumido por diputaciones forales, ayuntamientos, agencias de desarrollo y empresas del tercer sector. Especialmente relevantes fueron los proyectos relacionados con los servicios de orientación para el empleo de Lanbide y de los centros colaboradores del Gobierno vasco. Así como los servicios de apoyo a las empresas desde las agencias de desarrollo o la promoción del emprendizaje de las diputaciones forales y Lan Ekintza. También sobresalieron el Centro Integral de Recursos de empleo para personas con discapacidad, de Ehlabe; los proyectos Sendotu, de Sartu y Peñascal; Activa-t, de Emaus; o los de Fomento de Donostia-San Sebastián, todos ellos dirigidos a la integración laboral de personas en situación o riesgo de exclusión laboral.

Estos datos se presentan hoy en la reunión del comité de seguimiento del Programa Operativo 2007-2013 del Fondo Social Europeo (FSE), que se desarrolla en Bilbao. Lanbide-Servicio Vasco de Empleo preside este encuentro, en el que también participan una delegación del Ministerio de Trabajo, de la Dirección General de Empleo de la Comisión Europea y representantes de las diputaciones forales, ayuntamientos, agencias de desarrollo y empresas del tercer sector.

El Fondo Social Europeo (FSE) es uno de los fondos estructurales de la Unión Europea. Se creó con la finalidad de reducir las diferencias en la prosperidad y el nivel de vida entre las distintas regiones y Estados miembros de la UE y así como para promover la cohesión social y económica. A su vez, es el principal instrumento financiero de la Unión Europea dedicado a invertir en las personas. Contribuye al empleo y ayuda a mejorar la formación y la cualificación de las personas y, con ello, mejorar a su vez sus perspectivas laborales.

El País Vasco lleva recibiendo aportaciones del Fondo Social Europeo durante más de 20 años de modo que la mayor parte de los programas y acciones de empleo y formación que en este tiempo han desarrollado instituciones públicas y privadas de esta comunidad han sido cofinanciadas por este fondo europeo.

Los fondos europeos se planifican y se conceden en periodos de 7 años. El actual abarca los años 2007-2013.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados