El dispositivo de búsqueda de Joaquín Beltrán llegará a la zona caliente la próxima semana

9 de octubre de 2020
  • Se están completando los trabajos de excavación del Desmonte 3 (22.000m3) para posibilitar la llegada de los equipos de búsqueda hasta la zona en la que previsiblemente pueda estar Joaquín Beltrán (B1-a)
  • Una vez estabilizada la masa de residuos, han comenzado los trabajos de sellado de la parte superior del vertedero (zona 9)
  • En los almacenamientos del material excavado se está instalando impermeabilización para evitar la filtración de lixiviados, y canalización para su posterior tratamiento

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, y la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, han explicado la situación actual del proceso de búsqueda en el vertedero de Zaldibar, y han detallado los trabajos que se están realizando.

Desde el comienzo del proceso se han estado excavando residuos en la parte baja y en total se han movido más de 400.000 m3. En concreto las zonas B2 y B3 han quedado completamente limpias y en la B1 se han limpiado las explanadas de la balsa y de la depuradora, hasta el pie de la explanada de la báscula.  El 14/08/2020 se encontró el cuerpo de Alberto Sololuze en el pie del talud de la explanada de la báscula.

Pese a que las condiciones meteorológicas en esta época del año no son los más favorables para los movimientos de materiales, el ritmo de trabajo se mantiene constante, y de media se extraen 1.500m3 de residuos al día en el operativo de búsqueda.

A finales de agosto se definieron nuevas zonas de búsqueda y desde principio de septiembre, una vez establecida la forma de acometer las excavaciones, se han incrementado las labores en el Desmonte 3 para llegar a las zonas de búsqueda de Joaquín Beltrán. La consejera Tapia ha precisado que “se trata de trabajos de extracción necesarios para acceder y llegar hasta el emplazamiento concreto donde previsiblemente se ubica Joaquín”.

El Desmonte 3 se ha dividido en dos fases: la primera, de unos 22.000 m3, situada por encima del antiguo camino de acceso a la parte superior del vertedero. Se trabaja con la previsión de que la próxima semana el dispositivo de búsqueda entre en “zona caliente” y se estima que esta fase pueda durar hasta finales de octubre.

La segunda fase del Desmonte 3 se refiere a la zona BS4 en la zona más baja del actual vertedero donde se estima que se excavarán otros 80.000 m3 de residuos.

Operativo de búsqueda

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha detallado la nueva fase del operativo de búsqueda de Joaquín Beltrán que comenzará la semana que viene, si las condiciones meteorológicas lo permiten. 

En esta nueva fase se abordarán 4 áreas concretas de búsqueda: dos prioritarias y dos con menor probabilidad.

  • El día 15 de octubre se iniciarán las tareas de vaciado y revisión pormenorizada de los materiales que se extraigan en la Zona B1-a, una de las dos zonas consideradas prioritarias al existir un alto porcentaje de probabilidad de que Joaquín Beltrán fuera alcanzado por el derrumbe en el lugar dónde fue visto por última vez. Los trabajos en este primer espacio, de donde se extraerán, revisarán y comprobarán 15.000 metros cúbicos de materiales, durarán aproximadamente dos o tres semanas.
  • A comienzos de noviembre se comenzará a revisar la segunda zona prioritaria, la Zona B4-Sur. En este segundo cuadrante se desalojarán y comprobarán 80.000 metros cúbicos de tierra y escombro, un trabajo siempre condicionado por la situación meteorológica y que podría durar hasta finales de año.
  • A partir de ahí, en enero del año que viene, se han delimitado dos zonas B1-C y B1-B que, por razones geotécnicas, se abordarán en este orden. Entre los trabajos destacables en estas zonas estaría la revisión del pozo de lavado de camiones.

Efectivos

En el operativo de búsqueda de Joaquín Beltrán participan diariamente efectivos tanto de Emergencias como de la Ertzaintza:

  • Un técnico de intervención de SoS-Deiak que coordina el operativo
  • Entre 15 y 20 ertzainas de Brigada Móvil con el apoyo de la Oficina Central de Inteligencia, que analizan el material que se va extrayendo, revisando y desalojando.
  • Además, se dispone de un estricto protocolo de actuación inmediata que implica la movilización de la Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza.

Seguridad laboral

Otro de los aspectos prioritarios en la búsqueda de Joaquín Beltrán es el de la seguridad, salud y protección de todas las personas que participan en el operativo.

Para ello, se cuenta con el apoyo experto de la empresa especializada en la investigación y gestión de residuos y con un plan de trabajo específico para esta nueva etapa en coordinación con Osalan y la Inspección de Trabajo de Bizkaia para prevenir y garantizar la protección del personal ante la posible presencia de fibras de amianto.

De esta manera se trabaja para atenderá el antes-durante-después de cada turno de trabajo:

  • Dotando a las personas que trabajan en el operativo de búsqueda de equipos de protección individual que se desechan cada vez que se utilizan, siguiendo los protocolos de tratamiento de residuos.
  • Tratando su descontaminación con una unidad implantada junto al puesto de mando. Las duchas van dotadas de un sistema de filtrado en los vertidos.
  • Actuando sobre el vestuario, materiales y vehículos que son sometidos a un proceso de descontaminación.

Situación actual de las medidas de urgencia

Más allá de la búsqueda, la Orden de 13 de febrero de 2020 establecía una serie de medidas de urgencia en relación al deslizamiento ocurrido en el vertedero de Zaldibar. Estos son los principales hitos:

  • Estabilización de la masa deslizada

Para asegurar que la masa remanente de residuos es estable, se ha ejecutado un dique de escollera y material de cantera, con un peso de 47.173 t. Esto permite independizar los riesgos respecto a la autopista y ha hecho posible la reapertura de la misma.

Durante las tareas de estabilización se registra topográficamente y de forma continuada la superficie del vertedero comprobando su correcto asentamiento.

  • Sellado progresivo del vertedero

Han comenzado los trabajos de sellado del vertedero, concretamente en la zona superior (Zona 9). Esto supone poder impermeabilizar progresivamente las diferentes zonas del vertedero.

Para minimizar la cantidad de lixiviado generado se ha diseñado la instalación de un sellado superficial sobre la masa de residuo que previamente se ha explanado. Inicialmente se está realizando un sellado provisional (con arcillas) por el asentamiento que pueda registrar el residuo. Una vez consolidada la masa de residuo se procederá al sellado definitivo con lámina de polietileno de similares características que la impermeabilización de base.

  • Control e interrupción de la combustión del gas del vertedero y del fuego generado.

 El fuego quedó extinguido por completo el día 18/02/2020. Respecto al control en la generación de gases, se cuenta con la asesoría de la empresa holandesa AFVALZORG, que realizará una propuesta de instalación de recogida de gases.

  • Prevención de la entrada de aguas pluviales, recogida, transporte y gestión de lixiviados.

En los almacenamientos que se están habilitando para el material excavado en la búsqueda, así como para el resto de labores de estabilización, se está instalando una impermeabilización de base soldando láminas de polietileno que evitan la filtración de lixiviados al suelo.

La recogida de ese agua contaminada que ha entrado en contacto con el residuo se realiza mediante cunetas y se han instalado a modo de drenaje redes de tuberías ranuradas (diámetro 500 mm) que la canalizan a un colector común que se destina a la red de saneamiento para su tratamiento en la planta depuradora EDAR de Apraiz (gestionada por Gipuzkoako Urak).

Está en fase de diseño un depósito de homogenización y una arqueta de caudalímetro a instalar en la zona B3.

  • Ejecución de un depósito de seguridad para los residuos generados

Se ha proyectado y está a punto de finalizar la ejecución de un depósito DS1, con capacidad de 120.000m3 y características de impermeabilización como depósito de residuos peligrosos (el nivel de seguridad más desfavorable o garantista). Asímismo, se ha requerido la ejecución de una ampliación del depósito DS1, con una capacidad que permita la resolución completa de la gestión de los posibles residuos generados en las obras de remediación del deslizamiento.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto