Noticias Empleo y Políticas Sociales

El empleo para personas con discapacidad crece un 5% en 2019 en los centros especiales y empresas ordinarias

19 de junio de 2020
  • EHLABE, que aglutina el 95% del empleo para personas con discapacidad en Euskadi, supera por vez primera los 8.000 trabajadores.
  • El año pasado los centros especiales de empleo aumentaron sus plantillas en 128 personas y otras 205 personas trabajadoras con discapacidad pasaron al empleo ordinario, 333 nuevos empleos más, en total.
  • Euskadi cuenta así con el índice de paro de personas con discapacidad más bajo del Estado: el 16,5%, frente al 25,2% de media estatal.
  • Más de la mitad de las personas trabajadoras de los centros especiales de empleo tienen mayores necesidades de apoyo (trabajadores con enfermedad mental, discapacidad intelectual o discapacidad física y sensorial de más del 65%).
  • La incidencia de la pandemia provocada por el Covid-19 está teniendo un gran impacto social y económico en las entidades de EHLABE

Bilbao, 19 de junio de 2020.

El empleo de las personas con discapacidad sigue creciendo en Euskadi a pesar de las especiales dificultades de inserción laboral en las que se encuentra el colectivo. En 2019, los centros especiales de empleo que aglutina EHLABE, la Asociación de Centros de Empleo Especial de Iniciativa Social de Euskadi, experimentaron un crecimiento del empleo de 128 personas (un 1,6% más), mientras que el tránsito de empleados a la empresa ordinaria fue de 205, en total 333 nuevos  empleos, un 5% más que el año anterior.  

Así, en 2019 y por primera vez, los centros especiales de empleo superaron las 8.000 personas trabajadoras hasta llegar, en concreto, a los 8.229 puestos de trabajo. A esta cifra hay que sumar este último año la incorporación a EHLABE de la empresa Sutargi, de modo que la asociación, con 14 entidades y más de un centenar de centros de empleo, aglutina ya a más del 95% de las empresas especiales de trabajo en Euskadi. Además, las empresas que integran la asociación facturaron 366 millones de euros en 2019.

El crecimiento es la tónica de los últimos años. Desde 2011, el empleo de las personas con discapacidad en los CEE de iniciativa social ha acumulado un incremento de un 38%. El empleo de este colectivo en Euskadi en estas entidades pasó de los 5.964 puestos de trabajo ese año a los más de 8.000 actuales.

Estas son algunas de las principales conclusiones del balance de 2019 de EHLABE, presentado esta mañana en rueda de prensa y en la que ha participado la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, junto al presidente de EHLABE, Txema Franco, y el coordinador de la asociación, Pablo Moratalla.

No obstante, la crisis creada por la pandemia ha obligado a las empresas EHLABE a reorientar su estrategia laboral. “El sector ha seguido generando empleo de manera sostenida, pero la crisis económica y sanitaria que estamos viviendo, está teniendo un gran impacto económico y social en nuestras entidades”, ha explicado el presidente de EHLABE.

Por ello, ahora las prioridades de los centros especiales de empleo de iniciativa social de Euskadi están dirigidas en dos sentidos: seguir adoptando las medidas necesarias para contener la pandemia, garantizando la salud de todas las personas trabajadoras de las entidades, y evitar la destrucción de empleo de personas con discapacidad, tal y como ha subrayado Txema Franco.

En la misma línea, Artolazabal ha señalado que “desde el Gobierno Vasco nos vamos a seguir volcando en mantener el empleo protegido y consolidar las altas cotas de inclusión laboral en Euskadi del colectivo de personas con discapacidad, trabajando conjuntamente”.

Mayores necesidades de apoyo

Además, el empleo generado en los últimos años se ha centrado en las personas con discapacidad con mayores necesidades de apoyo para la empleabilidad, es decir, trabajadores con enfermedad mental, discapacidad intelectual o discapacidad física y sensorial de más del 65%.

En este sentido, de los 128 nuevos puestos de trabajo generados en los centros especiales de empleo en 2019, un total de 46 corresponden a este colectivo. Ello supone que, en la actualidad, más de la mitad de las plantillas de las entidades de EHLABE -el 56% (5.326 trabajadores)-  sean ya personas trabajadoras con especial necesidad de apoyo a la inserción laboral

A su vez, EHLABE ha posibilitado que otras 205 personas con discapacidad se integren en mercado de trabajo ordinario o abierto, fuera de los centros especiales de empleo, otro de los principales objetivos en el que trabaja.  De todas ellas, 156 fueron personas con discapacidad con mayores necesidades de apoyo. 

En este sentido, a corto plazo y como consecuencia de la pandemia, EHLABE tiene como objetivo redoblar esfuerzos en las acciones de orientación, formación y empleo, incidiendo también en las personas con discapacidad con mayores necesidades de apoyo y, asimismo, en el tránsito de las personas trabajadores al empleo ordinario.

Tasa de paro

El fuerte ritmo de creación de puestos de trabajo en los centros especiales de empleo en 2019, además del creado como empleo ordinario, tanto público como privado, hace que Euskadi cuente con el índice de paro de personas con discapacidad más bajo del Estado. En la actualidad, la tasa vasca asciende al 16,5%, frente al 25,2% de media estatal.  De manera paralela, el índice de empleo del colectivo en Euskadi se sitúa en el 29,3%, mientras que en España asciende al 25,8%. Según el presidente de EHLABE, “el modelo vasco de inclusión sociolaboral de personas con discapacidad, referente a nivel estatal y europeo, va a resultar la garantía más sólida para hacer frente al impacto social y laboral que está provocando la pandemia mundial”.

“No obstante, sigue siendo una tasa muy alta en comparación con la tasa general, por lo que debemos seguir trabajando para reducirla”, ha apuntado Franco.  Así, en Euskadi, según los últimos datos, hay alrededor de 84.300 personas con discapacidad en edad laboral (entre 16 y 64 años), de las que están activas unas 24.600 y sólo una de cada tres lo hace en centros especiales de empleo.

Además, es empleo estable. El 75% de las personas con discapacidad trabajadoras en los centros especiales de empleo de EHLABE tiene un contrato indefinido. La estabilidad, de hecho, creció seis puntos porcentuales en el último año.

Los motivos para esta mejora del empleo de las entidades de EHLABE hay que buscarlos, de un lado, en el refuerzo de las actividades tractoras de las entidades en industria y servicios, y, por otro, en la diversificación y búsqueda de nuevos nichos de empleo trabajando de manera intensa en la adaptación de los procesos de producción y en la capacitación de las personas con discapacidad. Así, por ejemplo, entre ellos figuran el sector sanitario, el turismo, la restauración, la aeronáutica o la logística.

A nivel general, la distribución de las plantillas de EHLABE por sectores se encuentra equilibrada. El sector servicios aglutina el 41,5% de los empleos, mientras que el industrial alcanza el 57,5%.

EHLABE, con 14 entidades y más de un centenar de centros de trabajo en Euskadi,  aglutina el 95% de las organizaciones de empleo especial en Euskadi. En la actualidad está integrada por las siguientes entidades: Gureak, Sutargi y Katea Legaia, en Gipuzkoa; Fundación Lantegi Batuak, Taller Usoa Lantegia, Taller Ranzari Lantegia, Talleres Gallarreta, Bidaideak, Bizgorre, Fundación Eragintza y Apnabi, Asociación Rafaela María en Bizkaia; y Indesa y RAEP, en Álava

 

Un comentario
  • 21 de junio de 2020

    Facilitar el uso de dispositivos tecnológicos con formación para que con ayuda de inteligencia artificial con fiabilidad acreditada pueda guiar mejor la toma de decisiones.

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Txema Franco, presidente de EHLABE, Pablo Moratalla, coordinador de EHLABE