Es

Lanbide destina 66 millones de euros a la oferta formativa para desempleados con una convocatoria plurianual (Consejo de Gobierno 16-06-2020)

16 de junio de 2020
  • El índice de inserción laboral de las personas participantes en estos cursos en 2017 que finalizaron apto fue del 45%
  • A finales de 2019 Lanbide implementó el servicio de asesoramiento formativo de los demandantes de empleo en base a su cuenta de formación
  • Lanbide ha elaborado, previa a esta nueva convocatoria, un Diagnóstico de Necesidades Formativas 2020

Beatriz Artolazabal, consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, ha trasladado hoy al Consejo de Gobierno el acuerdo del Consejo de Administración de Lanbide - Servicio Vasco de Empleo, por el que se aprueba la convocatoria subvenciones para financiar la oferta formativa que se ejecutará en los ejercicios de 2020 a 2022, dirigida a las personas trabajadoras desempleadas. A ello, Lanbide destinará 65.993.400 €. Se repetirá así la fórmula de 2018, en la que la publicación de una convocatoria plurianual dotó de estabilidad al sistema de formación.

Los cursos que emanen de esta convocatoria contribuirán al desarrollo personal y profesional de las personas desempleadas y a su promoción en el trabajo, así como a responder a las necesidades del mercado laboral consiguiendo mejorar la empleabilidad de los trabajadores y trabajadoras y la competitividad empresarial. Esta oferta va dirigida a las entidades de formación privadas o públicas no dependientes del Departamento de Educación ni del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco.

La propia Beatriz Artolazabal ha subrayado que “la formación profesional para el empleo constituye una de las medidas de políticas activas de empleo que los servicios públicos han de ofrecer a las personas trabajadoras, tanto ocupadas como desempleadas”. En su opinión, “en un entorno competitivo, que exige mayores requerimientos de cualificación de los trabajadores y habiéndose constatado los resultados del binomio formación-empleo, un modelo productivo de éxito exige un sistema de formación profesional para el empleo de calidad”.

Los datos consolidados de inserción laboral de la convocatoria de 2017, avalan su impacto relevante como política activa de empleo. Ese año, el índice de inserción laboral de las personas participantes que finalizaron apto una acción formativa fue del 45% del alumnado, que encontró empleo en los seis meses posteriores a la finalización de la formación, llegando hasta el 48% en el caso de las acciones dirigidas a la obtención de un certificado de profesionalidad.

La nueva convocatoria corresponde a la oferta de formación de personas desempleadas e incluye las actuaciones de formación profesional para el empleo dirigidas a cubrir las necesidades detectadas por el Servicio Vasco de Empleo, de forma que permitan a esas personas adquirir competencias e incrementar su experiencia profesional, para mejorar su cualificación y facilitar su inserción laboral.

Antecedentes y novedades

Lanbide ha elaborado, previa a esta nueva convocatoria, un Diagnóstico de Necesidades Formativas 2020, en el que se han priorizado las especialidades formativas que pueden ser programadas por las entidades de formación en relación a las actividades económicas y ocupaciones con mejores perspectivas de empleo en el mercado laboral de nuestro entorno.

En el año 2018 se publicó la primera convocatoria plurianual 2018-20 de formación para el empleo dirigida a personas desempleadas, con objeto de disponer de una oferta formativa amplia y continua que poder ofrecer a las personas que caen en desempleo. Esa convocatoria aprobó la mayor oferta formativa hasta el momento, con 2.493 acciones formativas para ofrecer formación a más de 38.000 participantes, proporcionando además estabilidad al sistema de formación.

Con respecto a esa convocatoria 2018-20, esta nueva refleja cambios. Los más relevantes son:

  • Introducción de elementos de flexibilidad en la programación formativa.

En esta convocatoria se introduce la posibilidad de que se puedan sustituir algunas acciones formativas aprobadas, en el supuesto de que para dichas acciones no se encuentre alumnado suficiente y se detecte una falta de interés en el mercado laboral, por parte de trabajadores y trabajadoras en situación de desempleo (y también en personas ocupadas) y empresas, en relación a las mismas. Se permite que las entidades, en base a su prospección del mercado laboral, identifiquen alguna otra especialidad formativa con mayor necesidad de impartición y garantía de éxito, proponiendo la sustitución de las acciones con escaso éxito por otras con mejores perspectivas.

Este elemento de flexibilidad se antoja totalmente necesario en una programación plurianual y con un elevado volumen de actuaciones y constituye un elemento de ajuste imprescindible para poder afrontar nuevas necesidades detectadas en este periodo y suscitadas por las empresas y desde distintos clusters sectoriales.

  • Incorporación de alumnas y alumnos que han recibido un asesoramiento formativo previo.

A finales de 2019 Lanbide implementó el servicio de asesoramiento formativo de los demandantes de empleo en base a su cuenta de formación, esto es, en base a su formación y experiencia laboral. Mediante esta herramienta, las personas podrán identificar los itinerarios formativos más acordes a su trayectoria y a sus inquietudes, y podrán identificar las actuaciones que precisan desarrollar para poder acreditar determinadas competencias profesionales, a través de la vía formativa, esto es, incorporándose a las acciones formativas que precisan para completar el itinerario formativo conducente a la obtención de los certificados de profesionalidad relacionados con las actividades laborales a desempeñar, y a través de la vía del procedimiento de reconocimiento de la competencia de la experiencia laboral y los aprendizajes no formales.

Adicionalmente el Servicio Vasco de Empleo va a dedicar otros 30 millones a la oferta formativa para personas ocupadas

  • Desde el 1 de enero, Lanbide ejecuta las tareas de gestión que anteriormente llevaba a cabo Hobetuz
  • Esta convocatoria se encuentra incluida en el Plan Estratégico de Subvenciones de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo para el ejercicio 2020

Beatriz Artolazabal, consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, también ha informado de que Lanbide – Servicio Vasco de Empleo destinará otros 29.797.020 euros adicionales a la convocatoria de subvenciones para financiar la oferta formativa 2020-2022 dirigida prioritariamente a personas trabajadoras ocupadas. Es la segunda vez que se opta por promover una convocatoria plurianual, lo que permite disponer de una oferta continua.

La consejera ha recordado que Lanbide ha asumido de las tareas de gestión llevadas hasta el momento por la Fundación Hobetuz, desde el 1 de enero de 2020. De esta forma, la convocatoria de ayudas a la formación de personas trabajadoras ocupadas se lleva ya a cabo directamente a través del Servicio Vasco de Empleo.

El objetivo de estas acciones formativas es posibilitar que los trabajadores y las trabajadoras de Euskadi dispongan en los ejercicios 2020, 2021 y 2022 de una oferta formativa amplia, que sirva de complemento a los planes de formación que hayan sido promovidos por las empresas o que, en ausencia de éstos, contribuya a cubrir sus necesidades formativas.

Esta convocatoria de ayudas se encuentra incluida en el Plan Estratégico de Subvenciones de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo para el ejercicio 2020.

Artolazabal ha destacado que “la formación para el empleo de las personas trabajadoras ocupadas es un instrumento esencial para garantizar la formación a lo largo de la vida, la adaptación de los trabajadores y trabajadoras y de las empresas a la nueva sociedad basada en el conocimiento y el mantenimiento de la capacitación profesional de los trabajadores y trabajadoras en supuestos cambios y mutaciones de los procesos productivos en el marco de la Estrategia Europea para el Empleo”.

Es, ha agregado, un mecanismo dedicado a las personas, que tiene como finalidad “favorecer la promoción profesional y desarrollo personal de las personas trabajadoras y su derecho a la formación a lo largo de toda la vida, con especial atención a los supuestos de riesgo de pérdida del empleo”.

En la convocatoria actual 2018-2020 hay 132 planes de formación aprobados, por un importe de 29.799.503 euros, para la realización de 7101 acciones formativas y con una participación de 79.898 personas.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación