Es

El Consejo EPSCO de ministros europeos de Empleo y Políticas Sociales recibirá las propuestas sobre cuidados de larga duración y conciliación de las Comunidades Autónomas representadas por Euskadi

14 de mayo de 2020
  • A través de Reper-representación permanente en Bruselas ante las Instituciones Europeas

Bruselas, 14 05 20

El Consejo de Ministros de la Unión Europea, de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO) recibirá esta semana, a través de la Representación Permanente ante la UE, la postura común que proponen las Comunidades Autónomas, representadas por el departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, sobre “El impacto de los cuidados de larga duración en la conciliación entre el trabajo y la vida social” consensuado entre las distintas autonomías.

 Según Marcos Muro, viceconsejero de Empleo y Juventud del Gobierno Vasco “las Comunidades Autónomas hemos agradecido a la Presidencia croata la elaboración de un borrador de Conclusiones del Consejo sobre el “Impacto de los cuidados de larga duración en la conciliación entre trabajo y vida”. La propuesta formulada por las Comunidades y Regiones autónomas en el debate del Consejo EPSCO del pasado mes de marzo "Una Europa social fuerte para unas transiciones justas", ya proponía mejorar la atención infantil fomentando también la corresponsabilidad y también sugería asegurar los servicios de atención a largo plazo a las personas que lo precisen y garantizar que las responsabilidades se compartan equitativamente entre mujeres y hombres; ahora avanzamos con otro paso más”

En su propuesta, las Autonomías consideran que “afortunadamente, en Europa, sus estados, países, regiones y comunidades estamos dando positivos pasos en ese objetivo de la constitución de unos sólidos pilares sociales. El futuro de la Unión, su fortalecimiento, desarrollo, y posición global se basa en esos elementos de cohesión social y de desarrollo sostenible. El proyecto europeo tiene que dar nuevos y avanzados pasos para seguir como referente mundial en política social. Es más justo y, además, la cohesión social supone una inversión en estabilidad y en desarrollo inclusivo”.

Según indica la postura común autonómica “a pesar de los avances, en todo Europa son mayoritariamente las mujeres quienes se encargan de las tareas de cuidado de menores y personas dependientes, tanto en el ámbito profesional como fuera de él. Optamos por sensibilizar a la sociedad y generar una nueva cultura. Por ello es preciso cambiar algunos hábitos en favor de la igualdad y la conciliación. Es precisa la igualdad de mujeres y hombres”.

“El cambio comienza en la actitud y comportamiento de cada persona y debe catalizarse con apoyo institucional. Cambiar estereotipos e innovar en atención y organización de servicios constituyen las palancas de cambio. Dentro de los trabajos de cuidados de larga duración no remunerado destaca la mayoritaria presencia de las mujeres que muchas veces suplen las carencias de la estructura de los servicios asistenciales y la organización sociosanitaria. Ese trabajo no remunerado permanece invisible”.

Las Comunidades Autónomas hemos propuesto al Consejo EPSCO, a la Comisión Europea y al Comité de Protección Social que en el próximo informe conjunto SPC-EC sobre atención a largo plazo (2021) y, especialmente, dentro de las Conclusiones del Consejo, que se sitúe a los cuidados de larga duración en el centro de los objetivos y se fortalezca ese sistema de atención y se fomente la educación y formación en los valores de la igualdad y la conciliación corresponsable de la vida personal, familiar y laboral”.

Muro añade que “también deseamos que se promuevan prácticas que posibiliten la distribución equitativa de las responsabilidades de cuidado y la conciliación corresponsable, por parte de hombres y mujeres, para superar la actual feminización de los cuidados tanto profesionales como no profesionales y que se apoyen medidas novedosas como: posibilitar la conciliación corresponsable sin que las mujeres, quienes hoy mayoritariamente se encargan de las tareas de los cuidados,  hayan de  apartarse del mercado laboral con el fin de contribuir a reducir la brecha actualmente existente; la activación de nuevas profesiones relacionadas con los cuidados de larga duración; la incorporación de nuevas tecnologías para el cuidado; la promoción de la teleasistencia en los entornos urbano y rural, la gestión de centros especializados en el cuidado de mayores; la investigación gerontológica y el apoyo a las personas que cuidan en el entorno familiar”.

Un aspecto que destaca en la propuesta autonómica al Consejo Europeo es que la “UE trabaje en el diseño y actualización de lo que, en un futuro inmediato, han de ser las residencias de personas mayores, en sus expresiones urbanas y rurales, tanto en sus servicios de atención de día como en los de estancia permanente. Se trata de conseguir unos centros profesionales adaptados a las necesidades de las plantillas, a las personas usuarias residentes y a las familias de éstas teniendo en cuenta las tendencias y necesidades actuales.

“Europa puede alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible para convertirse en una sociedad cohesionada y solidaria en la cual las personas mayores, y quienes las atienden, puedan disfrutar de una óptima calidad de vida. Los cuidados de larga duración y la necesidad de conciliación son claves en este aspecto. Las personas que cuidan necesitan también cuidados. Las Comunidades Autónomas y las Regiones conocemos muy de cerca cada caso y tenemos la oportunidad de trasladar a los más altos niveles institucionales de la Unión la necesidad de aplicar estrategias y políticas apropiadas, coordinadas y efectivas” destaca Marcos Muro del texto dirigido por las Comunidades al Consejo Epsco.

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto