Es

Revisión del cuadro macroeconómico del País Vasco para 2020 y medidas del Gobierno Vasco para afrontar la excepcionalidad e incertidumbre económica

4 de abril de 2020

EL GOBIERNO VASCO ESPERA EN 2020 UNA CONTRACCIÓN DE LA ECONOMÍA DEL -3,6% DEL PIB, VOLVIENDO EN 2021 A VALORES DE CRECIMIENTO POTENCIAL

El Departamento de Hacienda y Economía ha procedido a revisar las previsiones de crecimiento económico de Euskadi ante la situación extraordinaria derivada de los efectos de la pandemia del Covid-19, de cara a establecer y planificar la estrategia del Gobierno Vasco a corto y medio plazo. Ha sido necesario añadir a las variables con las que habitualmente se trabaja, hipótesis adicionales que tienen que ver con la intensidad de las medidas de restricción de la actividad económica, así como con su duración. Se ha trabajado con un escenario de confinamiento como el actual (tras RD de 29 de marzo) para un periodo de un mes, y con una hipótesis de regreso gradual a la normalidad que exige un periodo de transición de entre 45 y 60 días. Con ello, se espera una contracción de la economía vasca de -3,6% para 2020 y un crecimiento para 2021 del 2,6%.

En cuanto a las previsiones del mercado de trabajo en 2020, éstas reflejan una reducción del empleo de 1,7 puntos de media anual, lo que supone una destrucción de 17.000 empleos, dejando la tasa de paro en un 11,4%, mientras que en 2021 el empleo crecería 1,6 puntos lo que supondría la creación de 15.000 empleos. Esto permitiría regresar a una tasa inferior al 10% (del 9,6%).

Euskadi precisa hoy, con urgencia, una estrategia económica que haga posible y viable, en primer lugar, la financiación del gasto en salud que se precisa y, en segundo lugar, que responda a la situación de emergencia que viven las empresas y las personas. El Gobierno Vasco tiene el claro objetivo de anticiparse a los escenarios que puedan darse, en función de la evolución del Covid-19.

ESTRATEGIA ECONÓMICA DE RESPUESTA

 

Tras analizar los efectos económicos de este escenario en las cuentas públicas, se contemplan tres dimensiones de impacto:

  1. Liquidez del sector público, debido a las medidas adoptadas en el ámbito tributario para favorecer la propia liquidez de las empresas.
  2. Ingresos, teniendo en cuenta la evolución de la economía y su elasticidad de respuesta.
  3. Decisiones de gasto público.

 

El efecto en la tesorería durante los próximos meses va a ser muy importante y habrá que gestionarlo, pero la cuestión central sigue siendo la de anticiparse a los efectos económicos del escenario recesivo que puede llegar a suponer una caída del -3,6% del PIB. 

La estimación del impacto de esta situación tan compleja es difícil y requiere de la máxima colaboración interinstitucional. Por eso estamos trabajando con las Diputaciones Forales y con Eudel para llegar determinar tales efectos y gestionarlos de una manera coordinada.

 

El Gobierno vasco constata un factor muy positivo, que es consecuencia del margen que brinda el proceso de consolidación fiscal llevado a cabo con éxito en los tres últimos años, y es que el escenario contemplado podrá ser gestionado a lo largo de la mayor parte del ejercicio dentro del límite de endeudamiento, que asciende a 858 M€.

El primer paso ya se ha dado con la emisión del bono sostenible Euskadi por 500M€, realizada exitosamente por la elevada solvencia del ejecutivo vasco; y en breve se prevé cerrar una operación con el Banco Europeo de Inversiones de 140M€. Ambas operaciones serían susceptibles de ser completadas hasta el límite de endeudamiento, bien con préstamos o emisiones privadas a largo plazo de menor importe. En el supuesto de que el escenario fuese todavía significativamente peor, con caídas del PIB superiores, habría que recurrir a elevar de forma substancial el techo de deuda.

Por todo esto, en estos momentos se consideran tres niveles en las medidas urgentes de respuesta, en esta primera fase:

  1. Creación el 17 de marzo del Programa Covid-19 de 300M€ con cargo a remanentes de tesorería (susceptible de ser ampliado otros 200M€, procedentes del margen de inejecución presupuestaria)
  2. Activación 525 M€ de líneas de financiación de circulante a interés 0.
  3. Elevación de déficit y deuda pública en caso de darse una mayor caída de la actividad económica.

REVISIÓN CUADRO MACROECONÓMICO

La economía vasca, por el lado de la demanda, verá una caída en el consumo de los hogares de 4,4 puntos en media anual, lo que, dada la importancia de este agregado, arrastra al PIB en su conjunto. También caen la inversión 4,1 puntos y la aportación de la demanda externa, por una mayor caída relativa de las exportaciones, detrayendo así 0,6 puntos. El único valor que experimenta un incremento es el consumo público al subir 4,6 puntos, impulsado por los estabilizadores automáticos de la economía, así como por las medidas extraordinarias de incremento del gasto público en partidas como la sanidad y como consecuencia de las medidas implantadas para mitigar los efectos del confinamiento.

Respecto a la oferta, las medidas de confinamiento afectan a todos los sectores productivos. El sector industrial ya había sentido el golpe del coronavirus con antelación a su llegada a Euskadi, por su presencia en cadenas de valor globales, y experimentará una caída de 3,9 puntos de media anual, mientras que los servicios caerán 3,3 puntos al concentrar una caída en la segunda parte del año ligeramente superior a la que registrará la industria. Por su parte, la construcción también registrará crecimientos trimestrales negativos a partir del segundo trimestre del año.

PREVISIONES TRIMESTRALES PARA LA ECONOMÍA VASCA (marzo 2020)

Tasas de variación interanual

 

2020

2020

2021

I

II

III

IV

PIB

0,1

-6,2

-4,5

-3,9

-3,6

2,6

Gasto en consumo final

0,7

-4,6

-3,2

-2,8

-2,5

2,4

Gasto consumo hogares

-0,3

-8,1

-4,9

-4,3

-4,4

3,5

Gasto consumo AAPP

4,4

8,4

3,1

2,6

4,6

-1,2

Formación bruta capital

0,5

-7,6

-4,8

-4,5

-4,1

3,2

Aportación demanda interna

0,7

-5,5

-3,8

-3,3

-3,0

2,7

Aportación saldo exterior

-0,6

-0,8

-0,7

-0,6

-0,6

-0,1

Sector primario

7,8

-9,6

-6,7

-9,9

-4,6

5,9

Industria y energía

-1,5

-6,8

-4,0

-3,5

-3,9

3,0

Construcción

0,6

-4,6

-3,2

-2,9

-2,5

1,7

Servicios

0,4

-5,8

-4,2

-3,6

-3,3

2,2

Valor añadido bruto

0,1

-6,0

-4,1

-3,6

-3,4

2,4

Impuestos sobre productos

0,4

-7,8

-7,5

-6,6

-5,4

3,8

Deflactor PIB

0,7

0,5

0,7

0,9

0,7

1,3

Empleo

-0,3

-4,0

-2,2

-0,4

-1,7

1,6

Tasa de paro

9,4

14,0

12,0

10,2

11,4

9,6

 

Fuente: Dirección de Economía y Planificación.

2 comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • 4 de abril de 2020

    Idem pensar en ingeniería de residuos o minería inversa, volver a sacar productos de los residuos se puedan dar salida en el mercado a posible colapso futuro materias primas a aumento población, cada persona no puede tener cuánto desea en un planeta con recursos finitos, la producción genera impacto. Medir también nuevas variables en el PIB como sea reconocer el trabajo doméstico supone muchas veces desigualdades al caer muchas veces en la mujer ve que no tiene las mismas oportunidades doble trabajo ya se llega cansada al puesto responsabilidades añadidas ya que se asume en la sociedad un rol de cuidado a la mujer cuando no tiene que ser así. Atender a las personas mayores en soledad no hayan solicitado teleasistencia.

  • 4 de abril de 2020

    Hacer inventario ahorros tanto en energía como en compras colectivas y de desplazamientos evitados para invertir en energía por ejemplo y sostenibilidad reporte beneficios futuros pago deuda resultante crisis. Preparar tasas ambientales y de uso indebido

Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto