Es

Desde el día 20 a la tarde se recoge la práctica totalidad de los lixiviados del vertedero de Zaldibar

27 de febrero de 2020

Desde el día 20 a la tarde se recoge la práctica totalidad de los lixiviados y se están llevando mediante succionadoras al colector y presumiblemente la afección registrada en la regata de Aixola se reducirá.

A la luz de los resultados de las analíticas recabadas hasta la fecha, se corrobora que la afección causada por el lixiviado del vertedero se ha focalizado exclusivamente en la regata Beko-Aixola, en un tramo de 330 m de longitud, entre el vertedero y la confluencia con el Ego.

Los resultados indican que, de los más de 100 parámetros analizados en los cursos superficiales del entorno del vertedero, solamente el amonio, DBO5 y DQO superan los umbrales establecidos, en la regata Beko-Aixola, y en el río Ego.

Tal y como recogen los distintos informes diarios de situación emitidos por la Agencia Vasca del Agua, las superaciones de estos parámetros en la regata Beko-Aixola aguas abajo del vertedero tienen su origen en el lixiviado del vertedero. Pero las superaciones en el Ego no guardan relación directa con los de la regata Aixola, sino con el vertido de aguas residuales urbanas cuya conexión con el colector general aún está pendiente. Para corroborar esta cuestión desde el día 20 se muestrea en el Ego aguas arriba de la confluencia con dicha regata, corroborando superaciones de amonio y DQO.

El río Ego ha sido en el pasado un auténtico punto negro desde el punto de vista de estado de las aguas, de acuerdo con los datos de las redes de control de las masas de agua del País Vasco. En los últimos años, gracias a las actuaciones de saneamiento ya acometidas, se está registrando una progresiva mejoría, pero lo cierto es que con frecuencia se siguen detectando superaciones de las normas de calidad ambiental de amonio,  DBO5 y DQO en el rio Ego. Hay que recordar que las actuaciones de saneamiento en esta cuenca, claves para la mejora de su estado ecológico, aún no han sido finalizadas. Sobre la situación del río Ego y su estado ecológico URA dispone de datos de seguimiento desde 1993, que se plasman en informes anuales, disponibles en su página web.

El diagnóstico sobre el estado de los arroyos cercanos al vertedero se constata en  los controles diarios de la regata Beko (o Aixola) y río Ego que se iniciaron el 7 de febrero,  a la luz del Plan de Vigilancia de Aguas (https://www.uragentzia.euskadi.eus/contenidos/informacion/seguimiento_ultimos_informes/es_def/adjuntos/Plan-Vigilancia-Aguas-Zaldibar-21.02.2020.pdf)  que se concretó tras el derrumbe, en las reuniones de coordinación entre las diferentes administraciones competentes para abordar las problemáticas y riesgos de la situación.

Recogida de lixiviados

El vertedero de Zaldibar disponía de un sistema de recogida de estos lixiviados, tal y como marca la legislación, a través del cual estos eran recogidos y derivados al colector comarcal, de acuerdo a lo establecido en el condicionado de la Autorización Ambiental Integrada. Pero el derrumbe afectó a esta infraestructura, de forma que este caudal de lixiviados alcanzó directamente la regata Beko-Aixola.

El  caudal de lixiviado del vertedero que alcanzó la regata ha sido siempre de pequeña magnitud en relación con el caudal de los cursos superficiales del entorno, oscilando siempre en valores menores de 3 l/s, y en algunos de los días con caudales menores a 1 l/s.

URA ha estado controlando la salida de lixiviados y ha puesto en marcha de forma progresiva la recogida de la los mismos para evitar su vertido y afección a la regata Beko- Aixola. Los trabajos acometidos a partir del 20 de febrero han consistido en retener y recoger los lixiviados previamente, y evacuarlos mediante camiones succionadores a la red de saneamiento para su tratamiento en la EDAR comarcal. En las condiciones actuales se puede decir que la práctica totalidad del lixiviado es recogida y se estima que se han evacuado alrededor de 520 m3 de lixiviado.

Esta actuación ha conseguido eliminar una parte importante del vertido a la regata Aixola, y se mantendrá en el tiempo que sea necesario, con las modificaciones y mejoras que se puedan ir implementando, hasta la solución definitiva de derivación de todos los lixiviados al saneamiento comarcal, tal y como se estaba realizando con anterioridad al deslizamiento del vertedero del 6 de febrero. 

A la espera de nuevas analíticas, presumiblemente, y de acuerdo con los registros en tiempo real instalados en la regata Beko-Aixola, los resultados deberán mostrar que a partir del día 20 se produce una progresiva reducción de la afección.

En todo caso, URA sigue realizando inspecciones diarias para identificar nuevos puntos de vertido de lixiviados, y proponiendo actuaciones para evitar la llegada de lixiviados a los ríos.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto