Noticias Empleo y Políticas Sociales

Euskadi contará con una Estrategia de personas cuidadoras no profesionales antes de que acabe la legislatura

13 de diciembre de 2019
  • Beatriz Artolazabal anuncia también en el Parlamento vasco que más de 10.200 trabajadoras del hogar han recibido habilitaciones de profesionalidad

La consejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha anunciado en el Parlamento su compromiso de concluir la legislatura con la aprobación de una estrategia socio-sanitaria que garantice la calidad de vida de las personas cuidadoras no profesionales de la Comunidad Autónoma. Durante su intervención en el pleno de control del Parlamento Vasco sobre las responsabilidades que deben asumir las instituciones en el ámbito de los cuidados, la consejera ha desvelado que dicha estrategia está siendo diseñada a través de un amplio proceso participativo con las propias personas mayores; quienes les cuidan; así como los profesionales que trabajan en este ámbito.

Un estudio previo que tiene como objetivo conocer una realidad presente en muchos hogares vascos por cuanto que muchas personas ejercen hoy como cuidadoras de personas mayores en la Comunidad Autónoma Vasca, así como el perfil de las mismas. En 10 años la mitad de la población vasca tendrá más de 55 años, y el 10 % (200.000 personas) superará los 80, sin que se prevea un relevo generacional, por lo que los cuidados serán un tema clave en la sociedad del futuro.

En la actualidad hay 217.171 personas vascas que cuidan a mayores y que de ellas, casi el 80 % lo hacen de manera no profesional en el ámbito doméstico. La inmensa mayoría de este colectivo, el 70 %, son mujeres.

De esta manera, la estrategia aportará, según ha explicado la consejera Artolazabal, un inventario sobre personas y servicios de apoyo a las personas cuidadoras, además de un análisis internacional sobre medidas y planes de atención a las mismas.

 “Con la estrategia pretendemos también reconocer la contribución que realizan las personas cuidadoras al bienestar de toda a sociedad.  Una contribución que cuantitativamente sería difícil de sustituir y cualitativamente es insustituible. Es sabido que las personas dependientes siempre han mostrado su preferencia a continuar en su entorno habitual con sus redes de apoyo informales. Un estudio realizado para la Unión Europea recomienda también priorizar la atención en los domicilios, para que las personas que envejecen puedan seguir viviendo el mayor tiempo posible en su entorno de siempre”, ha asegurado Beatriz Artolazabal.

En la respuesta a otra interpelación del grupo Elkarrekin Podemos sobre el colectivo de trabajadoras del hogar, la consejera de Empleo y Políticas Sociales ha desvelado que desde su departamento se han realizado en eta legislatura más de 10.200 habilitaciones a personas que trabajan en atención a personas dependientes, así como en categorías profesionales de personas cuidadoras y de gerocultoras.

“La formación y las certificaciones de profesionalidad –ha subrayado Beatriz Artolazabal- ayudan a poner en valor su trabajo, realizarlo de la manera más profesional posible y a propicia un mayor reconocimiento social y salarial para este colectivo integrado mayoritariamente por mujeres migrantes”.  El plazo para acreditar y evaluar estas competencias profesionales concluye el 31 de Diciembre de 2022.

 

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto