Es

Iñaki Arriola: “La transición ecológica debe ser lo más justa y equilibrada posible y contar con una correcta financiación”

9 de diciembre de 2019
  • El consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, abre una jornada en la Cumbre del Clima de Madrid en la que resalta “el papel crucial” de las regiones y las instituciones locales en esta transformación
  •  “La emergencia climática nos obliga a cambiar de dirección en marcha y a modificar nuestras pautas culturales y de consumo, así como a distribuir equitativamente los esfuerzos y los beneficios, para que no haya países, sectores o personas que se vean excluidos de la transformación y adaptación ecológica” ha recalcado Arriola.
  •  La sesión ha contado con la participación, entre otros, del ministro de Medio Ambiente de Baden-Württenberg y la directora general de Acción Climática de la Comisión Europea.

La lucha contra el cambio climático obligará a movilizar en los próximos años una ingente cantidad de dinero, tanto público como privado y también en colaboración público-privada. Queda definir cómo se efectuará, en qué sectores preferentes, cómo se gestionará… Para avanzar en esta cuestión fundamental el Gobierno Vasco, en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica, ha organizado hoy una jornada titulada ‘Financiación de la Acción Climática’ dentro de la Agenda Oficial Verde +25, en la Cumbre Mundial del Clima de Madrid.

Gobiernos nacionales, regionales y locales han tratado de buscar fórmulas que permitan aportar los recursos necesarios pero “de la forma más justa y equilibrada posible”. El consejero vasco de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, ha abierto la sesión junto con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán. Arriola ha recordado que la lucha contra el cambio climático es importante, pero para que la acción sea eficaz es imprescindible una correcta financiación. “Si tenemos clara la urgencia de actuar, las soluciones técnicas surgirán a lo largo del camino. La clave reside en cómo movilizar las voluntades y los recursos suficientes para poner en marcha todas las acciones necesarias”, ha declarado el consejero vasco.

Para abordar esta cuestión, se ha reunido a Gobiernos tanto nacionales, a la Comisión Europea, y también a la Administración más cercana, del ámbito regional y local, con la participación, entre otros dirigentes, del ministro de Medio Ambiente, Protección del Clima y Sector Energético del Gobierno de Baden-Württemberg, Franz Untersteller.

La nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ya anunció la semana pasada la COP25 que en marzo presentará una directiva europea para hacer irreversible la neutralidad climática en la UE, acompañada de un plan de inversiones sustentado en la investigación, la innovación y las nuevas tecnologías, que podría alcanzar el billón de euros en diez años.

En ese sentido, Iñaki Arriola ha introducido un matiz, al recordar que “los grandes compromisos en la respuesta al cambio climático corresponde adoptarlos a los Estados, a los organismos internacionales y a la sociedad civil organizada, en cumbres como las que nos ha reunido en Madrid. Pero a nadie se le oculta que, a la hora de llevar a cabo las políticas y medidas acordadas en ellas, el papel de las regiones, comunidades autónomas y gobiernos subnacionales resulta crucial”.

En este ámbito regional y local se crean “los espacios, las condiciones y las herramientas para que el resto de actores involucrados puedan avanzar y transformar su actividad hacia la descarbonización de la economía”. Y ha añadido Arriola: “Euskadi es una parte muy pequeña de un problema enorme”. Pero está tratando de buscar soluciones dentro de su dimensión, y ha mencionado dos ejemplos.

Por un lado, la emisión de “Bonos Sostenibles por importe de 1.100 millones de euros para proyectos de carácter social o medioambiental vinculados a la Agenda 2030, lo que representa una décima parte de nuestro Presupuesto anual”. Y, por otro, tras declarar en julio pasado la Emergencia Climática en Euskadi, se ha presentado el proyecto Urban Klima 2050, “la iniciativa más importante y ambiciosa de acción climática para los próximos años en la Comunidad Autónoma”. En este proyecto LIFE de la Comisión Europea que lidera su Departamento de Medio Ambiente, involucra a más de 20 entidades vascas en actuaciones de adaptación del territorio a los efectos del cambio climático.

El cambio climático obligará a movilizar una enorme cantidad de recursos. La cuestión es en qué dirección se conducirán esas inversiones, y cómo se realizarán. “La energía, la movilidad, la alimentación, los modos de producción, la salud y los cuidados, la vivienda y el diseño urbano, los ecosistemas… La emergencia climática nos obliga a cambiar de dirección en marcha, y a modificar simultáneamente nuestras pautas culturales y de consumo”, ha incidido el consejero.

Un reto mayúsculo

Por eso, el reto es mayúsculo: “Debemos acertar al elegir los proyectos correctos en los sectores estratégicos; hay que coordinar con eficacia su gestión y ejecución; y debemos distribuir equitativamente los esfuerzos y los beneficios, para que no haya países, sectores o personas que se vean excluidos de la transformación y adaptación ecológica”, ha recalcado Iñaki Arriola.

Tras el panel dedicado a los gobiernos, en los que han participado el ministro de Medio Ambiente de Baden-Württenberg, Franz Untersteller y la directora general de Acción Climática de la Comisión Europea, Yvon Slingenberg, han intervenido otras organizaciones sociales y el sector privado. Entre ellos, Mikel González-Eguino, investigador senior en BC3 y profesor asociado en la Universidad del País Vasco y representantes del Banco Europeo de Inversión, el Foro Español de Inversión Social y Responsable y el Banco de España.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto