Noticias Empleo y Políticas Sociales

Lide Amilibia: “Los servicios sociales vascos gozan de buena salud”

11 de noviembre de 2019
  • La viceconsejera de Políticas Sociales analiza las conclusiones de dos nuevos estudios: la Encuesta de Necesidades Sociales 2018 y el Informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales

VG 11 11 19

“El Sistema Vasco de Servicios Sociales goza de una buena salud, especialmente llamativa si la comparamos con nuestro entorno” ha asegurado la Viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Lide Amilibia, al analizar los datos aportados por encuestas del Órgano Estadístico de su departamento y por informes de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales.

Lide Amilibia ha detallado los datos de la Encuesta de Necesidades Sociales 2018, realizada por el Órgano Estadístico del departamento de Empleo y Políticas Sociales que analiza la estadística de demanda de servicios sociales como herramienta establecida por la legislación vasca. “Sus conclusiones nos resultan de gran utilidad para gestionar y modular las políticas sociales” ha subrayado la Viceconsejera.

El estudio subraya que “la atención a las personas con dependencia especial ha mejorado en 2018, incrementándose en casi diez puntos y llegando a más de 66% de las personas con dependencia total o grave. También aumentan las horas semanales de atención a este colectivo alcanzando una media de 77,4 horas.  “Crece también el acceso a las prestaciones del sistema de atención a la dependencia. Otra buena noticia es la reducción del impacto de la presencia de barreras arquitectónicas en las viviendas de las personas con mayor dependencia, reduciéndose hasta menos del 15%” ha detallado Amilibia.

Comparación

“Los datos de la encuesta se han visto confirmados esta semana en un informe comparativo entre comunidades autónomas realizado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales que posiciona a Euskadi en el primer lugar en inversión pública dentro del sistema de atención a la dependencia” ha remarcado Amilibia.

El informe del departamento de Empleo y Políticas Sociales analiza el leve descenso del impacto de los problemas de soledad y tristeza que bajan al 15.5%, aunque todavía siguen siendo significativos entre la población mayor de 65 años. “La encuesta pone el foco en que esta soledad y tristeza es hasta siete veces mayor entre personas con limitación o dependencia especial en la comparativa con quienes no sufrimos esas limitaciones” ha recalcado la Viceconsejera de Políticas Sociales.

Por otro lado, aunque no sea de forma notable, la percepción de rechazo social por origen, raza o religión repunta levemente llegando al 2.3%. Como conclusión, el informe asegura que los problemas sociales graves “mantienen una línea de moderada reducción que ya se inició en 2010”.

Detalle

El informe aborda también procesos de emancipación social y registra una reducción de la proporción de personas que desean independizarse de su actual hogar y no pueden hacerlo por motivos económicos. El porcentaje baja al 5.7%. También se reduce hasta el 4.2% el número de hogares que no alcanza el número de hijos deseados por problemas económicos, “pero esta tendencia no viene acompañada de un repunte de los índices de natalidad” puntualiza la Viceconsejera.

Entre los datos ofrecidos, la proporción de hogares de personas extranjeras que accede a los servicios sociales públicos baja a un 38.8%. Un 7.7% de la población accede a la protección del sistema de prestaciones asistenciales.  El sistema RGI-PCV-AES se mantiene en el nivel del 82.7% de atención a la demanda.

Lide Amilibia destaca que “llama la atención la diferencia con el resto del Estado ya que, tal y como también subraya el informe de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, nuestros datos contrastan con la media de España. Menos del 8% de la población que vive bajo el umbral de la pobreza en España se beneficia de las rentas mínimas de inserción. Según esta asociación española, en Euskadi tres cuartas partes de la población por debajo del umbral de pobreza se beneficia de las ayudas vascas”.

Debido al envejecimiento progresivo de la población vasca, aparece un crecimiento de la demanda de servicios de cuidado en el hogar, resaltando el fuerte avance de la atención asociada a la tele-asistencia que ya llega al 4.3% de los hogares. “Nuestro servicio betiOn, el útil medallón de aviso, sigue creciendo” confirma satisfecha la responsable de políticas sociales del Gobierno Vasco.

Autonomía personal

La proporción de hogares que acceden a las ayudas para la autonomía y atención a la dependencia suben también hasta un 3.9%. Por el contrario, descienden a un 3.4 % los hogares que acceden a ayudas familiares.  Tras disminuir durante la crisis, ahora asciende hasta el 67.9% el número de menores de 5 años en hogares con situaciones de privación que acude a centros educativos o guarderías. Hay también una reducción de los problemas escolares graves que se sitúan en un 3.9%.

Lide Amilibia destaca que “la exclusión laboral estructural sigue siendo relevante, pero muestra una evidente mejora. Aunque la caída en 2018 es de casi el 25%, todavía se detectan 91.168 personas afectadas”. Según esta encuesta, apenas un 0.3% de la población entre 16 y 64 años son personas extranjeras sin permiso de trabajo. Por último, el número de personas en situación de exclusión laboral que ya no mantiene una demanda activa de acceso al empleo llega al 29.7%. “Este desánimo es preocupante y deberá afrontarse con políticas activas para evitar su salida estructural del mercado de trabajo” concluye Lide Amilibia.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto