Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Impulso al Corredor Atlántico ferrroviario

13 de abril de 2011

El Gobierno Vasco consigue en Bruselas el apoyo del Ministerio de Fomento y de Francia para el Corredor Atlántico ferroviario

El Gobierno de Asturias, la Región de Aquitania, miembros del Parlamento Europeo y representantes del sector del transporte de mercancías se han sumado a esta reivindicación de reconocimiento al Arco Atlántico con la firma de un manifiesto en el Parlamento Europeo.

El Gobierno Vasco ha logrado en Bruselas el respaldo del Ministerio de Fomento –representado por dos de sus directores- y del Ejecutivo francés para impulsar de manera definitiva el Corredor Atlántico Ferroviario. El Viceconsejero vasco de Transportes, Ernesto Gasco, acompañado de José María Mazón, Consejero de Infraestructuras del Gobierno de Cantabria, Bernard Uthurry, Vicepresidente delegado de Infraestructuras de Región Aquitania, Patrick Anvroin, Director General CRPM, así como de miembros del Parlamento Europeo, han suscrito esta tarde en Bruselas el Manifiesto que apoya el reconocimiento del Corredor Ferroviario Atlántico como eje prioritario de mercancías dentro de la Unión Europea.

En una jornada que comenzaba con un seminario sobre la trascendencia del Corredor Ferroviario Atlántico como oportunidad para este eje territorial, las distintas instituciones implicadas y empresas interesadas han compartido y debatido sobre los retos que se plantean para el sector del transporte de mercancías, así como la importancia de la multimodalidad, el transporte sostenible, los corredores verdes, la apuesta por las autopistas del mar y la integración de los puertos en el sistema intermodal de transporte de mercancías.

A este respecto, el Viceconsejero Gasco en su discurso de inauguración del seminario, ha subrayado como “primordial” el apoyo que el Ministerio de Fomento ha ofrecido a este eje por su sostenibilidad y por el trabajo que supone potenciar el transporte ferroviario de mercancías, como lo contempla el plan nacional de mercanías que se aprobó por unanimidad del Ministerio y de todas las comunidades autónomas hace apenas 5 meses.

En esta línea, ha destacado que en la medida que el TAV avanza permite plantearse nuevos retos que significan utilizar las vías convencionales con las mejoras oportunas de la infraestructura, para que las mercancías puedan utilizar el espacio que utilizaban los viajeros y cumplir con un reto impulsando el cambio del ancho histórico ferroviario, y acabar así con el aislamiento de España frente al resto de Europa. El Adif Francés también ha empezado a trabajar en este sentido.

Los gobiernos del norte de España -ha apuntado el viceconsejero- han apostado por una logística moderna y por un desarrollo del comercio de mercancías, lo que “permitirá” favorecer la localizacion de empresas y crear puestos de trabajo. Por esta razón la fachada atlántica “se debe convertir” en un nexo de comunicación no solo a través del ferrocarril sino también con los puertos. En estos tres meses desde que se presentó este proyecto se ha trabajado y coseguido avanzar de manera muy significativa. Parafraseando al Consejero Arriola, Gasco ha querido añadir la importancia de “implicar” a la participación publico – privada, a los sectores económicos ligados a las actividades comerciales y del transporte.

El resultado ha sido un planteamiento común, un proyecto suscrito por cámaras comerciales, agentes sociales, empresas e instituciones. Este tipo de actuaciones ya han obtenido muy buenos resultados por parte de las regiones y países del mediterráneo. El Corredor Atlántico Ferroviario tiene 2000 Km de longitud que atraviesan varios estados y transcurre por regiones europeas donde viven cerca de 65 millones de habitantes. Además, supone interconectar más de trece puertos de la fachada atlántica ubicados entre Portugal y Holanda y por tanto, aumentar las posibilidades de negocio de los puertos, así como interrelacionar los diferentes centros logísticos que se hallan en su zona de influencia. Pero además implica desarrollar un eje estratégico de transporte sostenible con una incidencia en el medio ambiente mucho menor.

La contribución con alrededor de 2 billones de euros al PIB de la Unión Europea por parte de las regiones que conforman el Arco Atlántico a lo largo del año 2007, da una idea de la magnitud económica y de la importancia que hoy día tiene esta área geoestratégica del occidente europeo.

El desarrollo de una de red de agentes que promocione el Arco Atlántico supondrá también homologar este eje estratégico con los ejes prioritarios de Centro Europa y del Mediterráneo, así como facilitar los tránsitos y las conexiones hacia el norte de Europa, el Reino Unido y Marruecos.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)