Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

La fusión de datos para Lanbide no ha destruido empleo

11 de abril de 2011

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, subraya que la aparición de 7.500 parados ocultos son "consecuencia de la duplicidad entre el servicio público de empleo estatal y el desaparecido Langai"

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha comparecido hoy ante la comisión de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad del Parlamento Vasco para explicar el proceso de depuración de las bases de datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) y del extinto Langai. Este proceso ha permitido la detección de 7.500 parados ocultos procedentes de la antigua agencia vasca de colocación. "Durante los últimos 15 años ha funcionado un sistema duplicado, lo que siempre es ineficiente y genera problemas. Éste es el coste de la no transferencia durante 30 años de las Políticas Activas de Empleo, aunque esta fusión de datos para Lanbide no ha destruido empleo", ha señalado.

En su intervención, Zabaleta ha recordado que esta duplicidad se remonta a 1996, cuando el Gobierno vasco firmó un convenio de colaboración con el INEM que permitió a Langai operar como agencia de colocación sin fines lucrativos. Entre 1996 y 2010, Langai envió periódicamente al gobierno central una relación de sus listados. Estas personas nunca fueron computadas como paro registrado ya que no existía ni obligación ni derecho legal, aunque sí se les consideraba demandantes de empleo. Esta categoría se refiere a trabajadores que se inscriben en los servicios públicos para la búsqueda de un empleo, para mejorar el que ya tiene o también para percibir una prestación contributiva o un subsidio, pero en ningún caso es paro registrado.

En mayo de 2010, el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales comunicó al SPEE su voluntad de funcionar con un modelo previo de intermediación una vez se materializara la transferencia de políticas activas de empleo. Para ello era necesaria la integración del futuro Lanbide en el Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo (SISPE). De esta manera, en junio de 2010 se inició un complejo proceso de integración de las bases de datos del SPEE y Langai, con el uso de hasta 120 indicadores diferentes y un total de 776.373 expedientes.

Fruto de esa depuración, ha explicado la titular de Empleo y Asuntos Sociales, "se han eliminado alrededor de 31.000  expedientes de personas residentes fuera de la comunidad vasca y a otros 29.000 inscritos, dado que ya tenían trabajo". La transferencia se materializó el pasado 1 de enero y la integración de las bases de datos culminó el pasado 14 de marzo.

Al contabilizar las personas inscritas aparecieron las 7.500 personas no previstas. "La razón del aumento de parados en Euskadi durante el pasado marzo es bien sencilla. Se debe únicamente a la integración de los datos de Langai y del SPEE. Su unión nos ha dejado una herencia envenenada, pero no son nuevos parados ni su inclusión ha supuesto destrucción de empleo", ha descrito Zabaleta.

Para concluir su comparecencia, la consejera de Empleo y Asuntos Sociales ha insistido en que el paro registrado se ha situado tras esta depuración en 151.551 desempleados. "Para nosotros, detrás de cada una de esas personas se esconde un drama humano, social y colectivo. Cada uno de ellos es nuestra preocupación. Y, mientras haya un solo hombre o mujer sin trabajo, tendremos un problema que resolver".

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)