Noticias Economía y Hacienda
Es

El Gobierno aprueba el proyecto de Ley de la Autoridad Vasca de la Competencia (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 05-04-2011)

5 de abril de 2011

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de Ley de la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) por el que se crea un organismo autónomo de carácter administrativo que unifica las labores de instrucción y de resolución que hasta ahora correspondían al Servicio Vasco de la Competencia y al Tribunal Vasco de la Competencia respectivamente.

En su presentación, el Consejero de Economía, Carlos Aguirre, ha señalado que "el rango de Ley incrementa el nivel competencial y la seguridad jurídica del organismo encargado de la defensa de la competencia, así como su independencia con respecto a las Administraciones Públicas y agentes económicos".

La Ley de la AVC refuerza la estructura de defensa de la competencia con la creación de cuatro órganos: Presidencia, Consejo Vasco de la Competencia, Dirección de Investigación y Secretaría General.

El nuevo modelo es más acorde y coherente con los existentes en el ámbito de la Unión Europea, mejora la eficiencia y la coordinación entre las funciones de instrucción y resolución.

Las funciones que desarrollará la AVC serán la defensa de las condiciones de libre competencia, la represión de conductas anticompetitivas, la promoción de la competencia y la posibilidad de impugnar actos y disposiciones inferiores al rango de Ley de la Administración General, Foral y Local del País Vasco que vulneren aspectos de la libre competencia.

Con la actividad de la AVC se impulsará un funcionamiento más eficiente de los mercados y se asegurará que empresas y consumidores se beneficien de precios más reducidos, mayores posibilidades de elección y una mejor atención a los clientes.

La transparencia en la actuación de la AVC queda expresamente recogida en el articulado del capítulo III de la ley

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy, el proyecto de Ley de la Autoridad Vasca de la Competencia(AVC), un organismo autónomo de carácter administrativo y personalidad jurídica propia. La Ley garantiza la independencia del nuevo organismo frente las Administraciones Públicas y a los agentes económicos al tener autonomía orgánica y funcional.

La CAPV tiene actualmente encomendada la defensa de la competencia al Tribunal Vasco de la Competencia, con funciones decisorias y consultivas, y al Servicio Vasco de la Competencia, con funciones instructoras. El proyecto de Ley une en un sólo organismo las funciones instructoras y decisorias, aunque mantiene la separación entre las fases de instrucción y resolución del procedimiento sancionador. Un sistema más acorde a los principios de economía y eficiencia en la actuación de los órganos de la administración.

El Consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre, ha declarado que la Ley "refuerza el nivel competencial y la seguridad jurídica del organismo encargado de la defensa de la competencia". Hasta ahora el funcionamiento del Tribunal Vasco de la Competencia se ha regulado mediante decretos y ahora será el Parlamento Vasco el que determinará el ámbito normativo del organismo.

Según Carlos Aguirre, "la defensa de la competencia es un principio fundamental del desarrollo económico, mejora la calidad de los precios, bienes y servicios y es un estímulo clave para el progreso social . Asimismo, un entorno de libre competencia redunda en el bienestar de los consumidores y usuarios y protege a las empresas, las principales afectadas por las prácticas anticompetitivas".

La nueva estructura de la AVC se ha ideado con la intención de hacerla funcionalmente más potente con respecto al modelo dual integrado por el Servicio y el Tribunal de la Competencia. Con la ley se establece una nueva estructura de cuatro órganos: la Presidencia que tendrá rango de viceconsejería, el Consejo Vasco de la Competencia la Dirección de Investigación, y la Secretaría General. Un nuevo modelo más acorde y coherente con el diseño existente en los ámbitos de muchos de los países de la Unión Europea.

La Presidencia será un órgano unipersonal que ostentará las funciones de dirección y representación de la Autoridad Vasca de la Competencia. El Consejo Vasco de la Competencia será un órgano colegiado de promoción, resolución y dictamen, integrado por la Presidencia, dos vocales y la Secretaría General, con funciones de apoyo material, administrativo, técnico y de asesoramiento jurídico. Por último la Dirección de Investigación tendrá funciones de instrucción.

Los vocales del Consejo no deberán tener una dedicación absoluta al cargo para así facilitar la contratación de profesionales de reconocido prestigio y cualificación que de otro modo no sería posible. En definitiva, con este cambio la estructura la Autoridad Vasca de la Competencia sale reforzada frente al modelo actualmente vigente. Con las novedades se incrementa la capacidad de la Autoridad, se mejora la eficiencia al trabajar de modo coordinado y se asegura la independencia entre instrucción y resolución.

La Presidencia, los vocales del Consejo, y la Dirección de Investigación serán nombrados por el Gobierno por un período de 6 años lo que asegura que no haya identidad entre periodo de vigencia de su cargo con la legislatura.

Las funciones que desarrollará la Autoridad Vasca de la Competencia serán la defensa, garantía y mejora de las condiciones de la libre competencia y la transparencia en el mercado. También sancionará las conductas contrarias a la competencia, las situaciones de abuso de posición dominante o las que se consideren actos de competencia desleal. La AVC tendrá potestad para impugnar actos sujetos al derecho administrativo y las disposiciones inferiores al rango de Ley de la Administración General, Foral y Local del País Vasco, cuando de las mismas se deriven obstáculos para el mantenimiento de la competencia de los mercados.

La investigación general y específica de sectores y mercados y de su funcionamiento competitivo y, la promoción en materia de competencia son otros apartados que estarán bajo la tutela de la AVC.

Para el logro de estos objetivos la Autoridad tendrá facultades de inspección. Los miembros de la autoridad tendrán condición de agentes de la autoridad y podrán realizar inspecciones incluso en domicilios del personal de las empresas con autorización judicial .Toda persona, física o jurídica tendrá el deber de colaboración con la autoridad.

En el capítulo III de la ley se hace mención especial a la transparencia en las actividades de la AVC. Todas las resoluciones y la memoria de actividades se publicarán en la web institucional y habrá comparecencias periódicas ante el Parlamento para la presentación de las líneas básicas de su actuación.

La Ley contempla que, en un plazo inferior a seis meses desde su aprobación, comenzara la actividad de la AVC con la entrada en vigor del Estatuto que regulará el reglamento de funcionamiento. En ese momento quedaran extinguidos el Tribunal y el Servicio Vasco de la Competencia cuyos expedientes, derechos y obligaciones serán asumidos por la AVC.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados