Es

El Gobierno Vasco ha presentado el Plan de Cultura 19/22, que recoge las principales líneas de trabajo del Departamento de Cultura y Política Lingüística hasta el año 2022 (Consejo de Gobierno 30-07-2019)

30 de julio de 2019
  • Tras darlo a conocer en el Consejo de Gobierno, el consejero Bingen Zupiria ha explicado en sala de prensa las principales líneas estratégicas de este proyecto
  • Entre los objetivos a lograr en los próximos años se recogen la creación de la Biblioteca Vasca, el impulso al sector audiovisual vasco y el reforzamiento del Sistema Vasco del Arte

El Consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha presentado tras el Consejo de Gobierno de hoy el Plan de Cultura 19/22, un documento estratégico que recoge las principales líneas de trabajo del Departamento para este periodo. Este documento divide las políticas culturales en tres subsistemas -creación cultural, oferta cultura y memoria viva- y prioriza entre sus proyectos estratégicos la puesta en marcha de la Biblioteca Vasca (biblioteca digital en torno a la cultura vasca), el impulso al sector audiovisual, el reforzamiento del Sistema Vasco del Arte o la internacionalización de la cultura hecha en Euskadi.

 Acompañado del portavoz de Gobierno Vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, el consejero Bingen Zupiria ha apuntado que el Plan de Cultura 19/22 será presentado, tras el verano, en la Comisión de Euskera, Cultura y Deporte del Parlamento Vasco, así como en el Consejo Vasco de la Cultura y ante las administraciones territoriales y locales vascas en la próxima reunión de HAKOBA Kultura (entidad que reúne a las y los responsables en materia cultural de Gobierno Vasco, diputaciones y ayuntamientos). Asimismo, ha explicado que el objetivo del Plan es identificar y definir líneas de trabajo que “faciliten las estructuras y políticas públicas que favorezcan la actividad creativa y el consumo cultural”. “Las y los protagonistas de la cultura son, sobre todo, los agentes culturales; las instituciones debemos impulsar y facilitar su actividad creativa a través de nuestras políticas”, ha indicado.

Punto de partida

El Plan está contemplado en torno al horizonte temporal 2019-2022, abarcando el final de la legislatura actual y el comienzo de la siguiente a fin de reforzar la continuidad y la coherencia de las políticas culturales impulsadas desde la Administración. Asimismo, el Plan remarca la importancia de la iniciativa pública de cara a impulsar el ámbito cultural: “La iniciativa pública es vital para el desarrollo del ecosistema cultural: debe contribuir a estimular un contexto fértil que posibilite la abundancia y diversidad de la creación; debe promover aquellas industrias con capacidad para transformar esa creación en manifestaciones y productos culturales concretos; debe crear y dinamizar espacios que permitan a toda la sociedad conocer la cultura, disfrutarla y utilizarla; debe garantizar la presencia de la cultura vasca en ellas; debe dinamizar los públicos que reconozcan la cultura y la asuman como propia; debe activar instituciones que cultiven el conocimiento, protejan y difundan en la sociedad la memoria colectiva”.

En esta línea, el consejero Zupiria ha señalado que el sector público debe facilitar manifestaciones culturales que “por su carácter innovador, su complejidad o por estar creadas en una lengua minoritaria no existirían de otra manera, en términos de mercado”. “La responsabilidad de las instituciones vascas abarca la totalidad de la cultura creada y ofrecida en Euskadi, en cualquiera de sus dos lenguas cooficiales. No obstante, tenemos la responsabilidad de promover, proteger y difundir, de manera especial, la cultura creada en euskera. Nadie más lo va a hacer”, ha añadido.

El Plan, no en vano, se ha desarrollado teniendo en cuenta dos ejes transversales:

  • La igualdad de oportunidades para nuestras dos lenguas
  • La igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

Por eso, el consejero Zupiria ha indicado que la creación en euskera y la creación y producción de las mujeres deben ser objeto de especial protección y atención. “El ecosistema de la cultura en euskera no está aislado del sistema cultural general; la cultura en euskera y la cultura en castellano no son dos mundos aparte, no viven dándose la espalda, no son contrapuestos: cada vez están más interconectados, cada vez se complementan y enriquecen más. Tenemos la responsabilidad de promover, proteger y difundir de manera especial la cultura creada en euskera”, recoge el Plan de Cultura 19/22.

Tres subsistemas

El Plan de Cultura 19/22 señala que las políticas culturales se pueden resumir en tres funciones fundamentales: posibilitar que Euskadi sea un país creador de cultura, ofrecer oportunidades a la ciudadanía vasca para disfrutar de una intensa vida cultural y, finalmente, difundir en la sociedad la memoria colectiva de vascos y vascas.

En coherencia con esta idea, las líneas de trabajo de la viceconsejería de Cultura se pueden organizar en base a tres subsistemas:

  • Creación y producción: El objetivo es posibilitar la creación y producción cultural. Dentro de este subsistema se incluyen las políticas públicas y líneas de trabajo que ponen en el centro a las y los creadores.
  • Oferta cultural: Busca garantizar el disfrute de la cultura, local e internacional, a toda la sociedad, y fortalecer una oferta cultural que nos convierta en referente internacional.
  • Memoria viva: El objetivo es proteger y difundir el patrimonio cultural vasco, la memoria colectiva de Euskadi, y facilitar que la creación contemporánea lo tenga en consideración como fuente de creación.

Estos tres subsistemas están estrechamente ligados y se enriquecen mutuamente. Según ha indicado el consejero Zupiria, un país, para contar con un sistema cultural vivo, debe ser creador, debe asegurar una oferta cultural rica y, en tercer lugar, debe cuidar la memoria de su pasado, su patrimonio cultural. No obstante, los citados subsistemas no solo deben ser complementarios entre sí, sino que deben interactuar para que todo el sistema cultural sea dinámico. Además, ha subrayado que debe existir un equilibrio entre los tres subsistemas. “La sociedad tiene asumida la importancia de las políticas que fomentan la oferta cultural; debemos subrayar, también desde el punto de vista presupuestario, la importancia de las políticas de creación y producción: es una actividad privada llevada a cabo por personas y empresas, pero debe ser apoyada con fondos públicos”, ha indicado el consejero Zupiria.

Líneas de trabajo

Atendiendo a estos tres subsistemas, el Plan de Cultura 19/22 señala cuáles serán las principales líneas de trabajo del Departamento de Cultura y Política Lingüística, a través de la viceconsejería de Cultura. En lo relativo a la creación y a la producción cultural, las principales líneas de trabajo serán:

  • Mejorar las condiciones laborales de creadores y creadoras: El Plan señala que es necesario insertar la preocupación por la dignidad profesional de creadores y creadoras en las políticas culturales. Asimismo, propone acciones para reforzar la toma en consideración de la dignidad, profesionalidad y la especificidad de la labor creativa, como considerar las posibilidades de aplicarles un IRPF especial. El Plan indica que la Administración ha de ser ejemplar con respecto a la retribución y el trato a las y los creadores.
  • Colaborar en el auge de sector audiovisual: Se identifica este ámbito como el de mayor potencial de crecimiento. “La suma de la creatividad y profesionalidad de las y los cineastas, las políticas públicas y el compromiso de Euskal Telebista es la clave para entender el auge actual de la cinematografía vasca, y para promoverla y fomentarla de cara al futuro”, recoge el Plan. En esta línea, propone apoyar más películas, facilitar una mayor implicación de EiTB, impulsar la producción de series y productos para Internet o reforzar la animación vasca, entre otras medidas.
  • Promover la internacionalización: El Plan subraya los avances de los últimos años en esta materia y reivindica ahondar en esa vía.
  • Aumentar la visibilidad de la cultura vasca: Se señala que aumentar el interés, el conocimiento y reconocimiento de la cultura creada en Euskadi y, sobre todo, la creada en euskera, es una de las claves de las políticas culturales del Gobierno Vasco. Se subraya la necesidad de incluir las estrategias de atracción y fidelización de nuevos públicos entre las actividades de todas las asociaciones sectoriales profesionales.
  • Reforzar las Industrias Culturales y Creativas (ICC), impulsando la innovación: Se creará y estructurará el Basque DC2 (Basque District of Culture and Creativity: Distrito Vasco de Cultura y Creatividad) con el objeto de unificar las políticas innovadoras del sector.

Al margen de estas líneas de trabajo concretas, dentro del ámbito de la creación y producción cultural se mencionan como líneas de trabajo generales, las siguientes:

  • Convocatorias para impulsar la creación cultural.
  • Ayudas para fábricas y espacios de creación.
  • Convocatorias para la producción cultural.
  • Ayudas nominativas para estructurar el sector.
  • Ofertas formativas.
  • Medidas para fomentar la visibilidad de la cultura vasca.
  • Líneas de trabajo para promover la internacionalización
  • Convocatorias y políticas para reforzar y estructurar las ICC (Industrias Culturales y Creativas).

En relación al impulso a la oferta cultural, las principales líneas de trabajo concretas que se recogen en el Plan son las siguientes:

  • Mejorar y expandir la oferta de eLiburutegia: El Plan recoge que, además de ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía vasca, eLiburutegia debería incidir en la cinematografía vasca y en el sector musical, tal y como hiciera anteriormente con el sistema editorial.
  • Reforzar el sistema vasco de museos: El Plan remarca que los museos, centros culturales y festivales con proyección internacional hacen de Euskadi un destino culturalmente atractivo para el resto del mundo. Reivindica la necesidad de profundizar en la complementariedad y la visión del conjunto de los museos (Museo Guggenheim Bilbao, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Artium, Cristóbal Balenciaga Museoa, Tabakalera, Chillida Leku…) como parte del Sistema Vasco del Arte.
  • Internacionalizar la Orquesta Sinfónica de Euskadi: El Plan subraya el aumento de su nivel de calidad y señala que necesita de más recursos para darse a conocer en España y Europa, dando a conocer a su vez la marca Euskadi-Basque Country.
  • Redefinir la Joven Orquesta de Euskal Herria: Se señala que es necesario adaptar la oferta de la EGO (Joven Orquesta de Euskal Herria) y actualizar la experiencia que ofrece a las y los músicos jóvenes.

Asimismo, también se indican las siguientes líneas de trabajo generales:

  • Fortalecer sistema de equipamientos para la socialización de la cultura: Red Vasca de Teatros (SAREA) y SISTEMA de bibliotecas.
  • Reforzar museos y espacios culturales con proyección internacional.
  • Apoyas festivales con proyección internacional.
  • Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE) y Joven Orquesta de Euskal Herria (EGO).

Finalmente, en lo relativo al subsistema de la memoria viva, se recogen las siguientes líneas de trabajo estratégicas:

  • Actualizar legislación y normativa: Tras la reciente aprobación de la Ley de Patrimonio Cultural, se presentará la Ley de Patrimonio Documental y Sistema de Archivos y, en breve, la normativa de Depósito Legal.
  • Ampliar la protección del patrimonio cultural: Ampliar la convocatoria para la Puesta en Valor del Patrimonio Cultural -la conocida como subvención del 1%-, para que incluya nuevos ámbitos (patrimonio inmaterial, etc). El Plan subraya la importancia creciente del patrimonio industrial.
  • Desarrollar políticas específicas para proteger el patrimonio inmaterial: El Plan remarca que habrá que dibujar el “mapa” del patrimonio inmaterial vasco para poder definir los límites de dicho ámbito.
  • Reforzar la Filmoteca Vasca: Plantea la necesidad de reforzar esta institución y de expandir la programación a las tres capitales.
  • Crear el archivo digital de las artes escénicas (teatro y danza).
  • Construir la Biblioteca Vasca (biblioteca digital de la cultura vasca): La Biblioteca Vasca se convertirá en el principal repositorio y portal de acceso a toda la cultura vasca. Será un repositorio y portal digital, y ejercerá la función de Biblioteca Nacional (va, por tanto, más allá de eLiburutegia, que es una biblioteca digital de lectura pública no centrada únicamente en la cultura vasca). De hecho, el Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la creación de 6 dotaciones de personal funcionario para la gestión de la Biblioteca Vasca.

Como líneas de trabajo generales vinculadas a la memoria viva, el Plan de Cultura 19/22 recoge las siguientes:

  • Leyes y normas.
  • Convocatorias para proteger e investigar el patrimonio.
  • Impulso a las instituciones de la memoria.
  • Gestión de museos y fundaciones.

Valores de las políticas culturales

El Plan, asimismo, señala que los principales valores de las políticas culturales del Gobierno Vasco son los siguientes:

  • Cercanía: Uno de los ejes principales de las políticas culturales debe ser reconocer la centralidad de los agentes implicados en la cultura y, por ende, cuidar la cercanía para con el sector.
  • Cooperación: En la medida de lo posible, es necesario consensuar las políticas culturales con los agentes implicados.
  • Continuidad: Las políticas culturales deben pervivir, deben tener continuidad y deben garantizar la coherencia por encima de legislaturas
  • Totalidad: Se debe concebir el ámbito cultural como una totalidad, respetando su diversidad, así como la de los sectores y agentes implicados.
  • Objetividad: El conocimiento de la realidad debe estar en la base de las políticas culturales.
Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @AVPIOP
    30 de julio de 2019

    Comentario de Twitter:
    Más información en:
    https://t.co/cUFZGadBtI

Descargas medios de comunicación