Es

El Servicio para la Garantía de los Derechos Lingüísticos-Elebide registró 245 incidencias en 2018, 101 menos que el año anterior

24 de julio de 2019

Vitoria-Gasteiz, 24/07/2019             

El Servicio para la Garantía de los Derechos Lingüísticos-Elebide ha presentado esta semana su memoria de 2018, que recoge la actividad registrada durante el pasado año. Según ha indicado el Departamento de Cultura y Política Lingüística, durante 2018 se registraron 245 incidencias relacionadas con vulneraciones de los derechos lingüísticos de la ciudadanía, 101 menos que durante el año anterior. Atendiendo al conjunto de incidencias registradas, 189 fueron quejas, y de ellas 187 (el 99 %) fueron vulneraciones al derecho a utilizar el euskera; en 2 casos, no obstante, se vulneró el derecho del ciudadano/a a utilizar el castellano. El 83 % de las quejas (153) registradas tuvieron lugar en el ámbito público, mientras que el 17 % (33 quejas) restante tuvieron lugar en el privado.

El Servicio para la Garantía de los Derechos Lingüísticos – Elebide comenzó a funcionar en 2007 con el fin de ofrecer información y asesoramiento en torno a los derechos lingüísticos a los ciudadanos y ciudadanas que así lo solicitasen. Este año se ha registrado el menor número de incidencias desde 2009, 101 menos que el pasado año y significativamente menos que 2015 y 2016 (789 y 576, respectivamente). El 82 % de las incidencias tramitadas en 2018 fueron quejas en las que las y los ciudadanos consideraron haber sido objeto de vulneración de sus derechos lingüísticos, mientras que el resto fueron instancias (30), consultas (10), sugerencias (3) o solicitudes (30).

Las quejas por ámbitos

El 83 % de las quejas (241) correspondieron a vulneraciones acaecidas en el ámbito público. En este sentido, hay que destacar que la mayoría de las misma estuvieron dirigidas a la Administración General de la CAPV (38 %) y a la Administración Local (37 %). Así, las quejas dirigidas al sector público de la CAPV han descendido notablemente (este año han sido 59, el 38 % del total de las quejas en el ámbito del sector público; el año anterior fueron 127, el 53 %). En relación a las quejas presentadas contra sector público de la CAPV, 24 se dirigieron al Gobierno Vasco (9 al Departamento de Educación; 5 a Seguridad; 4 a Trabajo y Justicia; 2 a Desarrollo Económico e Infraestructuras; 2 a Empleo y Políticas Sociales; 2 a Gobernanza Pública y Autogobierno; 2 a Turismo, Comercio y Consumo; y, finalmente, 1 a Hacienda y Economía), y 35 lo fueron contra entidades y sociedades públicas del Gobierno Vasco (19 de estas correspondieron a Osakidetza, si bien el año anterior habían sido 64; el resto de entidades y sociedades públicas recibieron 3 o menos quejas).

En cuanto a las administraciones locales, se registraron 58 quejas, 7 más que el año anterior. Los ayuntamientos de Araba recibieron 9 quejas en 2018, 8 más que en 2017. En cuanto a los ayuntamientos de Bizkaia y sus organismos dependientes, en total recibieron 39 quejas, 7 más que en 2017. Finalmente, los ayuntamientos de Gipuzkoa han pasado de recibir 18 quejas en 2017 a 10 en 2018. Por otro lado, las quejas dirigidas a la Administración del Estado y a sus entidades y sociedades (ADIF, Correos y Telégrafos SA, Correos Express, Servicio Público de Empleo, Fundae, Instituto Nacional de la Seguridad Social y Renfe) han disminuido a 17 (el año anterior fueron 25).

Se recibieron 33 quejas relacionadas con el ámbito privado, 15 menos que el año anterior. Dichas quejas se dividen de la siguiente manera: 11, generales; 8, finanzas y seguros; 6, comercio; 3, cultura y ocio; 1, educación; y, finalmente, 1, hostelería.

Las quejas hacen referencia tanto a entidades y asociaciones sin ánimo de lucro como a entidades y empresas profesionales, y las vulneraciones se produjeron en los siguientes ámbitos: servicios universales y servicios de interés general, finanzas y seguros, comercio, cultura y ocio, enseñanza y hostelería. La admisión a trámite de las quejas se efectuó en función de lo establecido en la Ley 6/2003, de 22 de diciembre, del Estatuto de las Personas Consumidoras y Usuarias y en el Decreto 123/2008, de 1 de julio, sobre los Derechos Lingüísticos de las Personas Consumidoras y Usuarias. Ambos textos legales tienen por objeto la garantía de los derechos lingüísticos en el ámbito privado, y en ellos se establecen las entidades o empresas obligadas legalmente a garantizar los derechos lingüísticos, especificándose en qué consisten dichos derechos.

Tipología de las quejas

Las 189 quejas tramitadas en Elebide a lo largo de 2018 se clasifican en cuatro grandes grupos:

  • Vulneraciones acaecidas en comunicaciones escritas.
  • Vulneraciones en comunicaciones orales.
  • Vulneraciones detectadas en el paisaje lingüístico (rótulos, señalización...).
  • Las producidas en Internet y en las redes sociales.

En lo que a las comunicaciones escritas se refiere, se recibieron 70 quejas para denunciar, en la mayoría de los casos, la utilización exclusiva del castellano a la hora de relacionarse con la ciudadanía. Respecto a las comunicaciones orales, en las 45 quejas la ciudadanía denunció la conculcación de su derecho a ser atendida en euskera. Además, en 12 casos se denunció la vulneración de los derechos lingüísticos, tanto de forma oral como escrita.

Las quejas relacionadas con el paisaje lingüístico alcanzaron la cifra de 19 (65 menos que en 2017). Éstas, básicamente, tienen su origen en carteles expuestos al público y redactados exclusivamente en castellano: rotulación vial de obras y señales de tráfico. En 7 casos la vulneración por parte de alguna institución tuvo que ver tanto con la relación con la ciudadanía como con el paisaje lingüístico.

Por último, las vulneraciones acaecidas en Internet y en las redes sociales alcanzaron la cifra de 36, 13 más que en el año 2017.

Situación de las incidencias

De las 332 incidencias tramitadas por Elebide, 219 estaban cerradas marzo de 2019. En 216 casos se remitió al ciudadano o ciudadana la respuesta enviada por la entidad infractora; y en los otros 3, el cierre de la incidencia, al no haber recibido respuesta alguna por parte de la entidad. En cambio, existen 13 incidencias no cerradas y estas seguirán su curso a lo largo 2019.

Respecto a las quejas, 176 están cerradas y las restantes 13 se encuentran todavía en periodo de tramitación. En lo que se refiere a las consultas, las 10 recibidas se encontraban ya cerradas a finales del año. Cabe recordar que, cuando se recibe una consulta, Elebide la estudia y recaba la información complementaria que estime necesaria. Una vez elaborado el informe, el mismo se remite a la persona solicitante y se cierra la incidencia.

En cuanto a las 3 sugerencias presentadas, todas están ya cerradas. Ante una sugerencia planteada por un ciudadano o una ciudadana, Elebide la remite a la institución destinataria para que reflexione sobre la misma y dé una respuesta o elabore el informe correspondiente. En el momento en que Elebide recibe dicho informe, se lo comunica a la persona que presentó la sugerencia, y, en caso de que ésta no disponga lo contrario, se procede al cierre de la incidencia. Durante 2017 se registraron 30 solicitudes y todas se encuentran cerradas.

En lo que concierne a las quejas cerradas, existen tres posibilidades: que hayan tenido una resolución satisfactoria, es decir, que el problema se haya resuelto o que se encuentre en vías de solución; lo contrario, una resolución insatisfactoria (insatisfacción por parte del ciudadano o la ciudadana, o no respuesta por parte de la entidad); y, finalmente, que se entienda que no se ha producido una vulneración de derechos lingüísticos, siempre de conformidad con la normativa vigente. Así, el 90 % de las 157 quejas en las que se dedujo infracción de las normas se resolvió de manera satisfactoria.

Forma de presentación

Del total de incidencias registradas (187), el 76 %, se presentaron mediante la página web, y el 19 % (46) a través del correo electrónico. En total, el 94 % de quienes las presentaron optó por la vía telemática. Una minoría prefirió emplear vías no telemáticas para dar cuenta de ellas, concretamente, el 6%. En total, 5 de ellas se comunicaron vía telefónica, 2 menos que en 2017; 4 por correo (2 más que el año anterior) y otras 3, a través del Servicio Zuzenean.

En lo que se refiere a la lengua utilizada por la ciudadanía, cabe mencionar que el 94 % de quienes recurrieron al servicio Elebide en 2018 (231 personas) se dirigieron al mismo en euskera y otro 6 % (14), en castellano. De esos últimos casos, 3 fueron consultas en torno a la normativa de derechos lingüísticos; 1, una petición; y otros 10, quejas (en 7 de ellas se daba cuenta de la vulneración del derecho a usar el euskera). Por otra parte, una de las tres restantes quejas presentadas fue rechazada tras constatar la inexistencia de vulneración del derecho a emplear el castellano. Durante 2018, el 25 % de las incidencias dirigidas a Elebide fueron presentadas por mujeres (61 incidencias) y el 71 % (175 incidencias) por hombres. Las 9 incidencias restantes fueron comunicadas por entidades públicas o privadas.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación