Es

Lide Amilibia: “En el balance de la Contabilidad Social, Euskadi, con su tejido productivo, empresarial y económico, ofrece un positivo compromiso humanista y solidario”

27 de junio de 2019
  • Curso de Verano de la EHU UPV “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a través de la Contabilidad Social”
  • Viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco: “Nuestras empresas, cooperativas y organizaciones sociales contribuyen a una evidente mejora social”

Bilbao 27 06 19

La Viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Lide Amilibia, considera que “en el balance de la Contabilidad Social, Euskadi, con su tejido productivo, empresarial y económico, ofrece una positiva imagen de un compromiso humanista y solidario de sus empresas, cooperativas y organizaciones sociales que contribuyen a una evidente mejora social”.

Amilibia ha participado en la apertura del Curso de Verano de la EHU UPV “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a través de la Contabilidad Social” que se desarrolla hoy mañana en Bizkaia Aretoa de Abandoibarra, Bilbao. Junto a ella han estado Patxi Juaristi, Vicerrector del Campus de Bizkaia, Álvaro de la Rica de la Universidad de Deusto y Decano de Deusto Business School, Maite Ruiz de la UPV/EHU, y José Luis Retolaza de la Universidad de Deusto.

“La contabilidad social se refiere al proceso que implica seleccionar los efectos de las conductas sociales de la empresa: sus procedimientos y medidas de cálculo, y el desarrollo de información útil para el análisis del comportamiento social y la comunicación de la misma a los grupos sociales vinculados. Como tal, es preciso concebir y ampliar la responsabilidad de la empresa más allá del simple beneficio económico” ha comentado la Viceconsejera Lide Amilibia.

Según la Viceconsejera de Políticas Sociales, “el avance económico y de los mercados no es solo un frío beneficio económico rápido y contundente; es algo más ya que significa la construcción de una sociedad más justa e igualitaria y supone una sociedad que ofrece oportunidades y que está más cohesionada”.

“Estamos ante un tiempo ciudadano con una mayor altura de miras, y convencidos de que es preciso un sincero compromiso de nuestras empresas y de nuestros tejidos productivos en la construcción de una sociedad solidaria y cohesionada” ha observado la Sailburuorde Lide Amilibia.

Proximidad

En 2015, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. “Esos principios para los 17 objetivos del desarrollo sostenible no nos decían lo que teníamos que hacer. Definían el contexto para mejorar las políticas públicas y fijar las prioridades adaptadas a cada realidad territorial. Tanto Naciones Unidas como la Comisión Europea dan gran relevancia al papel de los Gobiernos subestatales a la hora de implementar esta Agenda. Y ahí está Euskadi. En muchos casos, los Gobiernos Autónomos o regionales somos quienes tenemos las competencias y recursos ya que tenemos un conocimiento más cercano y directo de las demandas y necesidades de la sociedad” ha indicado Amilibia.

Según Amilibia, “sobre esta base, cada Territorio debe recorrer el camino de la Agenda de Naciones Unidas tomando en consideración sus propias circunstancias. Esta es una característica diferencial de la Agenda 2030: su compromiso con la promoción y el protagonismo de la dimensión territorial y el Gobierno Vasco ha asumido el reto universal que supone la Agenda 2030. Nos hemos adherido al compromiso mundial de contribuir a la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. En abril de 2018, el Lehendakari Urkullu presentó la “Agenda Euskadi Basque Country 2030” y hemos sido la primera Administración Pública de todo el Estado en asumir este compromiso”.

“Nuestra Agenda 2030 –ha especificado Lide Amilibia- engloba 100 metas y 93 compromisos asociados con nuestro Programa de Gobierno. Además, asumimos también la gestión del “buen gobierno” y hemos incorporado un panel de 50 indicadores relacionados con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos indicadores permiten evaluar nuestra aportación con transparencia y plantear nuevas áreas de mejora.  De hecho, el pasado mes de marzo presentamos en el Parlamento Vasco el primer Informe de seguimiento que incluye las 100 iniciativas más relevantes desarrolladas”.

Entorno

“La Agenda 2030 ha situado por primera vez al sector privado como agente clave de desarrollo y ha colocado sus aportaciones al desarrollo sostenible al mismo nivel que las realizadas por los estados y la sociedad civil. Naciones Unidas concibe a las empresas, no solamente como actores que generan riqueza, sino también como protagonistas del desarrollo mundial. No se alcanzará el éxito empresarial sin un entorno sostenible que signifique una permanente mejora social. El desarrollo local o internacional necesita de las empresas. Este binomio dibuja una nueva dimensión de la responsabilidad social empresarial que llama al cambio” ha indicado Amilibia.

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) juegan un papel esencial, proporcionando a las empresas un marco universal y coherente para guiar sus contribuciones a ese avance respetuoso y bien planificado y crear valor compartido. Las empresas, según su sector y modelo de negocio, deben identificar para qué objetivos y metas tienen capacidad de influencia y para realizar actividades y operaciones que contribuyan al desarrollo sostenible, a nivel local e internacional. Esos ODS no suponen un cambio de paradigma para las empresas que ya estaban trabajando en sostenibilidad antes de que se aprobaran esos ODS, pero sí facilitan una conversación común” ha destacado la Viceconsejera.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto