Es

Las directrices económicas del presupuesto 2020 recogen una apuesta firme por el enfoque de género (Consejo de Gobierno 11-06-2019)

11 de junio de 2019
  • Se da un cambio cualitativo: los informes de impacto de género serán previos a la definición del proyecto de presupuestos
  • En 2020, el Gobierno Vasco va a cumplir todos los objetivos de estabilidad presupuestaria acordados en la Comisión Mixta del Concierto Económico de 2017
  • Las Inversiones Financieramente Sostenibles descargan y amplían el margen del presupuesto
  • El Gobierno Vasco cumplirá su compromiso de reducir la tasa de paro por debajo del 10% en 2020, situando la previsión en el 9,7%

Hoy se han aprobado en el Consejo de Gobierno las directrices presupuestarias de los Presupuestos Generales de la CAE de 2020. Últimos presupuestos de la XI legislatura, que seguirán impulsando la Estrategia de Desarrollo Humano Sostenible que da forma al Programa de Gobierno 2016-2020. Unos presupuestos que ofrecen una “visión más allá del PIB” y en los que toma una especial relevancia el enfoque de género. El planteamiento de Desarrollo Humano Sostenible implica apostar por un crecimiento inclusivo, que fluya bajo criterios de cohesión social y sostenibilidad medioambiental, dando prioridad a las acciones que impulsen la economía como palanca de prosperidad. 

Así, el presupuesto 2020 busca reducir la brecha de género, salarial, social, generacional y digital; dar prioridad a las actuaciones que impulsen la equidad, excelencia e inclusión en la educación, así como la empleabilidad de las personas; y luchar contra el cambio climático y promover la movilidad sostenible.

PRESUPUESTOS CON ENFOQUE DE GÉNERO

El Gobierno Vasco pretende dar un salto cualitativo en lo que a enfoque de género en el presupuesto se refiere. Hasta ahora, los informes de género se realizaban una vez definido el presupuesto, y tras la visita oficial que el Consejero Azpiazu realizó a Islandia, se ha planteado establecer un cambio importante: los informes de impacto de género que han de hacer los departamentos habrán de ser previos a la definición del presupuesto, de cara a optimizar recursos y poder valorar con más precisión el impacto transversal de las políticas públicas en esta cuestión. El próximo jueves 13, se ha convocado una sesión formativa para todos los cargos del Gobierno de cara a explicar esta fórmula de trabajo, que contará con la apertura por parte del Consejero Azpiazu y la Directora General de Emakunde, Izaskun Landaida.

Se mantiene el compromiso de seguir desarrollando políticas en favor de la igualdad de mujeres y hombres, eliminación de la brecha salarial, de lucha contra la violencia machista, y de mejora de la conciliación y la corresponsabilidad en las familias.

La desigualdad en renta existente entre diferentes sectores de población es un aspecto incluido también en las directrices. Durante la Gran Recesión, la evolución de los salarios ha experimentado un comportamiento muy desigual. El presupuesto apoyará medidas que estimulen una menor diferencia entre salarios y la contratación de jóvenes y mujeres con empleos de mayor calidad. La brecha salarial conduce a una brecha social, y por ello, se potenciarán medidas que reduzcan la pobreza infantil, favorezcan la escolarización temprana, la equidad y la inclusión en edad escolar, el acceso a una vivienda bajo criterios de renta y edad, y medidas de regeneración urbana especialmente en zonas deprimidas.

Por otro lado, el Presupuesto 2020 pone el foco en la juventud. De cara a paliar la brecha generacional, se seguirán implementado medidas específicas que faciliten la inserción laboral de las personas jóvenes, mejoren su empleabilidad y faciliten la emancipación.

El Gobierno vasco es consciente de que el desarrollo del capital humano es fundamental, sobre todo en un contexto de envejecimiento de la población y de escasez futura de la mano de obra necesaria para generar riqueza en el país. Por todo esto, la educación adquiere un protagonismo creciente en sus prioridades.

La economía se plantea en estas directrices presupuestarias como palanca de la prosperidad para el conjunto de la ciudadanía. Para ello, se dará prioridad al desarrollo de instrumentos de financiación, a la participación en empresas, al desarrollo de proyectos estratégicos relacionados con la RIS3 de Euskadi, a la I+D+i (manteniendo el compromiso de incrementar el presupuesto el 5%) y al apoyo a la internacionalización de empresas. 

ESCENARIO de crecimiento moderado

Cuadro macroeconómico de Euskadi 2018-2020

 

2018

2019

2020

PIB

2,8

2,2

2,0

Consumo final

2,4

2,1

1,9

     Consumo hogares

2,6

2,2

1,9

     Consumo AAPP

1,7

1,6

1,7

FBC

4,1

3,5

3,7

Demanda interior

2,8

2,4

2,3

Aportación demanda externa

-0,1

-0,3

-0,3

PIB nominal

3,8

3,6

3,9

Deflactor PIB

1,0

1,4

1,8

Empleo

2,1

1,5

1,3

Tasa de paro

10,3

9,9

9,7

Fuente: Dirección de Economía y Planificación

Este cuadro muestra una previsión de tasa de paro que cumple con el reto del Gobierno Vasco de reducirla por debajo del 10% en esta legislatura. 

Economías del entorno

Aun así, el futuro de la economía vasca no es ajeno a varios riesgos que crean incertidumbre en las relaciones comerciales. Así, las amenazas arancelarias de Estados Unidos a China y los países europeos pueden ser un obstáculo para el desarrollo del comercio internacional. Las dudas sobre la fortaleza de la economía china y la falta de acuerdo sobre la salida del Reino Unido también generan incertidumbre entre los agentes económicos. De igual manera, la volatilidad del mercado del petróleo puede suponer un freno a la expansión de los países importadores. Por último, las decisiones en materia de política monetaria serán de suma importancia para ayudar a la economía en un momento de crecimiento modesto.

Teniendo en cuenta todos esos factores, el FMI anticipa un crecimiento de la economía mundial del 3,3% en 2019, tras el 3,6% de 2018. Por tanto, espera una suave desaceleración para este año, pero la recuperación podría llegar en 2020 (3,6%), de la mano de un mayor impulso en los países en vías de desarrollo.

Respecto a los países desarrollados, su avance pasaría del 2,2% en 2019 a un 1,9% en 2020. La desaceleración que se anticipa para Estados Unidos, país que se encuentra en una fase muy avanzada de su ciclo económico, es la razón fundamental de esa suavización del crecimiento. La zona del euro anotará unos valores similares a los alcanzados en 2018 (1,8%), con una moderación suave el presente año (1,6%) y una modesta recuperación el próximo (1,7%). A los ya mencionados riesgos de la economía mundial, se le añade en este caso las dificultades que ha sufrido el sector de la automoción en Europa, por la adecuación a la nueva normativa de emisiones. Esto ha traído consigo un freno muy significativo en la industria alemana y en aquellas muy relacionadas con ella, como la vasca. Con todo, se espera que esa situación sea pasajera y que Alemania recupere su tono a lo largo del año.

La economía española muestra una fortaleza superior a la del conjunto de la zona del euro, pasará de un crecimiento del 2,5% en 2018 a un avance del 2,3% este año y un 2,1% el próximo. Los mensajes lanzados por las autoridades monetarias hacen pensar que el Euribor no variará mucho respecto a los valores de los últimos años. En concreto, se anticipa un tipo de interés medio para 2019 del -0,1%, por tanto, todavía negativo, y de tan solo un 0,2% para 2020. Se esperan pocas variaciones en el tipo de cambio del euro respecto al dólar y no se anticipa ningún movimiento hacia la paridad. Los precios estarán condicionados por la volatilidad del petróleo en los mercados internacionales, pero no se espera una recuperación significativa en los dos años mencionados.

Comportamiento de las variables del entorno

 

2018

2019

2020

Euribor

-0,3

-0,1

0,2

Tipo de cambio (euros/dólar)

1,181

1,148

1,183

Crecimiento PIB OCDE

2,4

2,2

1,9

Crecimiento PIB Eurozona

1,8

1,6

1,7

Crecimiento PIB España

2,5

2,3

2,1

Deflactor consumo privado de España

1,6

1,4

1,5

Deflactor de las export. bienes España

1,3

1,5

1,2

Normativa de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera

En la Comisión Mixta del Concierto Económico de 19 de julio de 2017 se acordó la última senda de déficit y deuda con el Estado, por la que el nivel de déficit en 2020 habría de ser del 0% del PIB. Así mismo, se establece un objetivo máximo de deuda del 13,8% en 2019, que luego deberá descender al 13,2% en 2020.

En 2020, el Gobierno Vasco va a cumplir todos los objetivos acordados en la Comisión Mixta, esto es:

  • Déficit cero
  • Deuda en el 13,2%

El contexto presupuestario de 2020 es más limitado que el de 2019 debido a los requerimientos de estabilidad, pero al tener el Gobierno Vasco superávit puede desarrollar Inversiones Financieramente Sostenibles que no computan en la regla de gasto y descargan y amplían el margen del presupuesto.

Dado el enorme peso relativo de los gastos de personal y su importancia para la mejora de los servicios públicos, se tendrá muy en cuenta que el incremento de las retribuciones del personal debe hacerse siempre en clave de sostenibilidad.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación