Es

Artolazabal: “Las muertes por suicidio siempre han estado presentes en las sociedades, pero se pueden prevenir y reducir, especialmente entre las personas con enfermedades mentales”

7 de junio de 2019
  • “Profesionalmente se debe hablar sobre el suicidio, tema prioritario en el área de la salud y la atención social”.
  • 160 profesionales participan en el Seminario de Asafes en Vitoria-Gasteiz, “Rompiendo el tabú del suicidio”.

 

VG 07 06 2019

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, considera que “las muertes por suicidio siempre han estado presentes en las sociedades, pero se pueden prevenir y reducir, especialmente entre las personas con enfermedades mentales. Profesionalmente se debe hablar sobre el suicidio, tema prioritario en el área de la salud y la atención social”.

 

Artolazabal ha participado, en el Palacio de Villa Suso de Vitoria-Gasteiz, en el seminario “Rompiendo el tabú del silencio”, en el que intervienen 160 profesionales de la salud y atención social, organizado por Asafes, asociación de familiares de personas con enfermedades mentales.

 

“Es importante definir cómo los medios de comunicación han de abordar el tema del suicidio para prevenirlo en la medida de lo posible. Es evidente que no todos los casos son susceptibles de ello, pero sí muchos.  Lo importante es que los medios, y la sociedad en los nuevos canales comunicativos, lo hagan sin sensacionalismo, sin amarilleo y con rigor. Hay que hablar del suicidio con respeto; todos debemos ser responsables” ha explicado la Consejera Artolazabal.

 

“El tema del suicidio es uno de los pocos que suelen evitar, o respetar, por parte de los medios de comunicación ya que, desde las facultades de Periodismo se recomienda evitar referencias para anular los denominados “efectos contagio”. Estas muertes invisibles, como así las denominan, siempre han estado presentes en las sociedades. Jornadas especializadas, como la de hoy, contribuyen a prevenir y reducir esas tristes situaciones, sobre todo entre las personas con enfermedad mental” ha añadido Beatriz Artolazabal.

 

Prioridad

Según la Consejera de Empleo y Políticas Sociales “profesionalmente se debe hablar sobre el suicidio, porque aquello que no se cita o no se habla, no existe. Este es un tema prioritario en el área de la salud y la atención social”.

 

“Las personas que han vivido el suicidio de un ser querido han de ser atendidas debidamente. Aquí es importante destacar la labor de AIDATU. Las estadísticas son frías: las muertes por suicidio son más que las muertes por accidentes de tráfico y sobre estos últimos se hacen campañas de concienciación e información. Al contrario:  de las muertes por suicidio no se habla. Da la sensación de que no existen y prevenirlo es clave a través de todos los medios posibles” ha observado Beatriz Artolazabal en su encuentro con los especialistas.

 

Según la Sailburu Artolazabal, “el silencio en torno al tema del suicidio es algo cultural, que nos viene dado y para lo que no se nos ha educado al respecto.  Hay grandes mitos a derribar en torno a la cuestión. Por ejemplo, se suele decir que quien avisa de que se va a suicidar no cumple esa intención, que solo quiere llamar la atención. Ustedes, como profesionales, saben que eso no es verdad. Si esa persona quiere llamar la atención es porque algo le pasa. Hay gente que sí lo lleva a cabo tras anunciar la intencionalidad”.

 

“Ustedes, como especialistas, aseguran que es falso decir “que mejor no hablar de casos porque se produciría efecto dominó”. Es evidente que no se reconoce que el suicidio es un problema que nos atañe como sociedad. Cuando alguien intenta suicidarse es porque está desesperado. La gente no quiere morir, quiere dejar de sufrir y se convierte en problema social el hecho de no poner recursos ante ese sufrimiento” ha indicado Artolazabal a las personas que participan en el Congreso.

 

Según la Consejera Artolazabal “hay también elementos sociales que tienen que ver con factores de riesgo: problemas económicos, familias desestructuradas, paro, o desahucios. Todo ello es caldo de cultivo de la desesperanza y la depresión que, a veces, lleva al suicidio. Es precisa una fuerte labor de prevención: se puede y se debe hacerla”.

 

Prevención

La OMS, en 1969, decía que “el suicidio se puede prevenir si se establecen medios para ello”.  En 2014 elaboró un informe que marcaba como objetivo que todos los países tuvieran un Plan Nacional de Prevención del Suicidio que coordinara los distintos agentes que tienen que ver con este problema. En España no existe plan estatal y a nivel internacional hay pocos: solo 28 países lo tienen. Hay planes locales y sectoriales. Valencia y Galicia disponen de planes autonómicos y Euskadi lo acaba de presentar.

 

En el Plan de Prevención de Suicidios de Euskadi, dirigido desde el Departamento de Salud, y presentado el pasado lunes día 3 de junio, han participado profesionales de la Psiquiatría, Psicología y Atención Primaria; miembros del Consejo Asesor de Salud Mental; responsables de Osakidetza; representantes de los Departamentos de Salud, Seguridad, Educación, y Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco; Diputaciones Forales; Ayuntamientos; agentes del Ámbito Sociosanitario; expertos de la UPV/EHU; asociaciones de supervivientes; organizaciones de apoyo y la Fundación Salud Mental España Prevención Trastornos Mentales y el Suicidio.

 

“Es un Plan necesario y ambicioso que contempla un total de 57 medidas a desarrollar en 9 áreas.  En el ámbito comunitario destaca Incorporar la formación, identificación y abordaje del riesgo de suicidio en el ámbito de la educación -alumnado y profesorado-, el de los servicios sociales, el laboral y el familiar. Desde el Gobierno Vasco, junto a Salud, el departamento de Empleo y Políticas Sociales, ha participado en la elaboración de ese necesario Plan” ha explicado la Consejera Artolazabal.

 

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Marian Olabarrieta, Ana Belén Otero, Nerea Melgosa, Andoni Asean, Ion García Ormaza, Cristina Blanco