Noticias Lehendakaritza
Es

El programa de cribado poblacional de cáncer de cérvix se extiende a Bizkaia tras su implantación en Gipuzkoa y Araba

7 de junio de 2019

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha visitado hoy el laboratorio de última generación ubicado en el Hospital Universitario de Donostia, al que se envían todas las muestras de Euskadi para su análisis

Desde que arrancó el programa hace ahora un año, se ha invitado a casi 19.000 mujeres a realizarse la prueba

 

Osakidetza ha concluido ya la implantación del Programa de Cribado Poblacional de Cáncer de Cérvix en Araba y también en Gipuzkoa, con la incorporación al programa de las OSI Goierri Alto-Urola, Donostialdea, Bidasoa y Tolosaldea, las últimas que faltaban por incorporarse en este   territorio. Así, en total, casi 19.000 mujeres han sido citadas ya por carta para que acudan al centro de salud a realizarse una sencilla prueba que permite detectar lesiones precancerosas antes de que se desarrolle el cáncer de cuello de útero, el cuarto más frecuente en las mujeres.

El programa, que se puso en marcha como experiencia piloto en Debabarrena en junio de 2018, ya se está desarrollando por lo tanto en estos dos territorios, y se espera que a lo largo del presente año se incorporen también todas las OSIs de Bizkaia. El 1 de julio es el primer día a partir del cual las mujeres de la OSI Basurto que reciban la carta van a ser citadas. Para ello, estos próximos días está previsto enviar 868 cartas. En octubre se incorporará la OSI Barrualde-Galdakao, mientras que las tres OSIs restantes, Barakaldo-Sestao, Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces y Uribe, se unirán al programa de cribado en diciembre.

De esta forma, se concluirá la primera fase del programa, en la que se ha dado prioridad a las mujeres de entre 25 y 29 años a la hora de enviar la invitación. Poco a poco se irá ampliando la franja de edad hasta que en 2023 se haya llegado a toda la población diana de mujeres de Euskadi entre los 25 y los 65 años. 

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que el Departamento de Salud “no baja la guardia” en un asunto prioritario como es la detección precoz del cáncer, como demuestra la buena marcha de este programa. Así lo ha asegurado durante su visita, realizada junto con la Consejera de Salud, Nekane Murga, al laboratorio de la Unidad de Cribado de Cáncer de Cérvix del Hospital Universitario Donostia, donde se centralizan los análisis de las muestras que se toman en las consultas, y que está dotado de equipos de última generación que permiten disminuir la variabilidad de los procedimientos y optimizar plazos.

Por lo tanto, desde junio de 2018 que arrancó el programa, Osakidetza ha enviado un total de 18.909 cartas a mujeres. Por comarcas la distribución de las cartas ha sido la siguiente: Álava (7.068 cartas), Rioja Alavesa (373 cartas), Alto Deba (1.425 cartas), Debabarrena (2.344 cartas), Goierri-Alto Urola (872 cartas), Donostialdea (5.458 cartas), Bidasoa (655 cartas) y Tolosaldea 714 cartas). En estas cuatro OSIs, las últimas en incorporarse el programa, las primeras citas se empezaron a dar el 25 de marzo.

De todas las mujeres que han acudido a realizarse la prueba hasta la fecha tanto en Álava como en Gipuzkoa, a alrededor del 3-4% se le ha derivado al ginecólogo para la realización de pruebas más específicas (colposcopia) que confirmen o no el diagnóstico, para tratamiento en caso necesario.

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA PRUEBA?

Múltiples estudios han confirmado el Virus del Papiloma Humano (VPH) como agente causal de cambios en las células locales y lesiones precursoras que pueden derivar en cáncer de cuello de útero. En las guías europeas y españolas del año 2015 existe un consenso generalizado sobre que la prueba de determinación del virus VPH en mayores de 35 años y la citología entre 25 y 34 años puede utilizarse en programas de cribado poblacionales. 

La prueba de cribado de cáncer de cérvix consiste en la recogida de una muestra de células que recubren el cuello de útero que se deposita en un medio líquido. El laboratorio permite realizar las dos determinaciones: el análisis de las células (citología) y el análisis de la presencia de virus de VPH de alto riesgo.

 

MODELO POBLACIONAL

Al igual que en la mayoría de las comunidades autónomas, el cribado de cérvix se empezó realizando en Euskadi basado en un modelo oportunista, es decir, se aprovecha que la mujer acude a la consulta por otra razón para ofrecerle la realización de la prueba. Esta fórmula ha permitido que, tal y como recoge la Encuesta de Salud 2018, el 59% de las mujeres de más de 15 años se haya hecho una citología en los últimos tres años. Esta fórmula convivirá de momento con el modelo poblacional que se puso  en marcha en 2018, es decir, si alguna mujer que no tenga la prueba realizada desea cribarse podrá solicitarlo acudiendo a su centro de salud.

Sin embargo, para garantizar una cobertura mayor a la alcanzada, ahora el cribado de cérvix responde a un modelo poblacional. Se trata de un proceso organizado e integrado en Osakidetza que, mediante invitaciones por carta, llegará a toda la población diana, es decir, a todas las mujeres de 25 a 65 años. Euskadi ha sido una de las primeras comunidades autónomas en implantar este programa, que permite  además asegurar el control de calidad de las pruebas, establecer circuitos propios de derivación y seguimiento en el caso de que se detecten células anormales o presencia de Virus de Papiloma Humano (VPH), utilizar los sistemas de rellamada, y respetar el intervalo de aplicación de la prueba.

 

UNIDAD DE CRIBADO DE CÁNCER DE CÉRVIX DE OSAKIDETZA

La Unidad de Cribado de Cáncer de Cérvix del Hospital Universitario de Donostia nace hace cuatro años con el objetivo de integrar y estandarizar todos los procesos del cáncer de cérvix en Euskadi, optimizando los plazos y la eficiencia. Dispone de un moderno laboratorio con un nivel de automatización adecuado para disminuir la variabilidad de los procedimientos, que ha permitido realizar en este tiempo 140.000 estudios y 200.000 pruebas. Los tiempos de respuesta promedio se sitúan en 2,66 días para la determinación de VPH y de 6,35 días para el estudio citológico.

La Unidad cuenta con una plantilla de 7 cito-técnicos/as y un patólogo/a, e interviene en las diferentes fases que van desde la solicitud de la prueba de cribado por parte de la matrona o ginecólogo/a, transporte y recepción de la muestra desde el centro de obtención hasta esta Unidad.

 

Donostia-San Sebastián, 7 de junio de 2019

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto