Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales invertirá 3 millones de euros en una apuesta de I+D para mejorar la calidad de vida de medio millón de personas mayores

21 de marzo de 2011

 

  • 75% de los vascos que hoy tienen entre 40 y 50 años, es muy probable que lleguen a cumplir los 90.
  • Las personas mayores desean envejecer en su domicilio.
  • El convenio con la Fundación Matía contempla la realización de una serie de proyectos para acercar la actual práctica asistencial al modelo de atención centrado en la persona.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha firmado en Donostia un convenio de colaboración con la Fundación Matia para la realización de diversos estudios y proyectos de I+D relacionados con el fenómeno del envejecimiento demográfico. Los resultados de estos trabajos que cuentan con un presupuesto de 3 millones de euros, servirán para poner las bases de un futuro modelo de atención a las personas mayores.

La población por encima de los 65 se ha duplicado en los últimos 30 años. Según el último censo municipal, el de 2009, en Euskadi se contabilizan unas 410.000 personas de 65 o más años, lo que supone que uno de cada cinco vascos está en esa franja de edad.

Los expertos pronostican que si se mantienen los actuales estándares de vida, el 75% de los vascos que hoy tienen entre 40 y 50 años, es muy probable que lleguen a cumplir los 90. "Resulta de extrema importancia conocer y analizar los procesos de envejecimiento de la población vasca, porque los resultados darán rigor científico a las políticas que puedan llevarse a cabo en relación con el modelo de atención a las personas mayores, en situación de dependencia y de discapacidad", ha señalado la consejera.

Países como Suecia, Francia, Alemania, Dinamarca u Holanda llevan años trabajando en un modelo de atención a las personas en situación de dependencia basado en la provisión integrada de servicios sociales y sanitarios, el mantenimiento de las personas en su entorno habitual, y la promoción de la autonomía de las personas dependientes, potenciando su capacidad de elección. En este sentido, los resultados de las encuestas no ofrecen dudas: las personas mayores desean envejecer en su domicilio, un fenómeno que los expertos han bautizado con el término "housing".

"Y si no se puede vivir en casa, al menos vivir como en casa", ha recalcado Gemma Zabaleta. El estudio sobre condiciones de vida de las personas mayores en Euskadi que el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales presentó en 2010, revelaba que 9 de cada 10 encuestados eran propietarios de su vivienda, aunque el 35,6% de ellas, 130.000 personas, carecía de ascensor. Igualmente, el 21,4% no disponía de ningún sistema de calefacción. Ambas circunstancias limitan considerablemente la movilidad de estas personas y sus relaciones. Para la consejera, mejorar sus condiciones de vida "se convierte en un reto que debemos asumir de forma compartida y consensuada entre todos los agentes, tanto públicos como privados, que intervienen en este ámbito".

El convenio firmado con la Fundación Matía contempla, entre otros, la realización de una serie de proyectos de investigación-acción en domicilio en 5 municipios guipuzcoanos, donde se van a experimentar modelos de atención que garanticen la permanencia en el entorno de las personas mayores y de las personas con discapacidad, fomentando el mayor grado posible de autonomía e independencia para que puedan vivir en sus domicilios y participar plenamente en su comunidad. Con ello, se pretende mejorar la calidad de vida de personas en situación de fragilidad, discapacidad o dependencia, dar formación a familiares y empleadas cuidadoras; y prevenir posibles situaciones de maltrato.

El convenio también comporta la realización de una serie de proyectos para  acercar la actual práctica asistencial al modelo de atención centrado en la persona. Paralelamente, se van a elaborar una serie de informes especializados para conocer las consecuencias del cambio de modelo tanto a nivel económico como jurídico, así como los perfiles profesionales y sus necesidades formativas.

"La resultante de este análisis nos permitirá evaluar en el domicilio a las personas que sufren Alzheimer, para poder trazar los planes de atención e intervención en ese ámbito, así como la carga que padecen profesionales y familiares implicados en el cuidado de personas dependientes que viven en domicilios", ha afirmado Zabaleta.

A modo de conclusión, está prevista la redacción de un Plan de Acción para las personas mayores en Euskadi (2011-2015) que recogerá una serie de medidas encaminadas a mejorar la calidad de vida de los mayores que viven en Euskadi. "Nuestra intención es que sea un Plan, no solo del Gobierno, sino también del Consejo de Mayores de Euskadi, en el que están presentes además del Gobierno vasco, las Diputaciones forales y los ayuntamientos vascos a través de Eudel, agentes sociales y organizaciones de personas mayores y cuidadoras, proveedores de servicios y expertos del mundo académico e investigador", ha subrayado la consejera.

Está previsto que el Plan aborde la situación de las personas cuando se hacen mayores y su situación cuando necesitan ayuda, y contemple aspectos como el envejecer con salud, los derechos y el buen trato, la seguridad desde sus diferentes vertientes o el envejecer juntos, en la comunidad o con otras generaciones.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados