Noticias Interior
Es

Valoración del estado actual del proceso negociador con los sindicatos de la Ertzaintza,

16 de marzo de 2011

Texto íntegro de la intervención del Consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, en la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en Bilbao para valorar el estado actual del proceso negociador con los sindicatos de la Ertzaintza:

Egun on, buenos días.

Les hemos convocado para hacer una valoración de las conversaciones, negociaciones y también desencuentros que se han producido entre el Departamento de Interior y algunos sindicatos de la Ertzaintza.

Quiero que mis primeras palabras sean para poner en valor y agradecer el trabajo que desarrollan los  agentes de nuestra policía, su esfuerzo y dedicación al servicio de la sociedad vasca.

Un trabajo que durante muchos años han llevado a cabo bajo la presión de los terroristas y los violentos, presión que, confío, pueda desparecer definitivamente más pronto que tarde.

Desde que asumí la responsabilidad de Consejero he podido cometer errores pero he procurado dar todo el respaldo, todo el apoyo y todos los medios para que la Ertzaintza pudiera desarrollar su trabajo en las mejores condiciones.

Este Gobierno ha solucionado en menos de dos años muchas de las reivindicaciones históricas que venían reclamando los agentes de la Ertzaintza.

Lo que no se nos puede pedir es que en dos años solucionemos todas las reivindicaciones y todos los problemas que otros fueron incapaces de resolver en mucho tiempo.

Ayer se produjo una manifestación en Bilbao que respetamos y obviamente tenemos en cuenta.

Pero quiero decirles que el Gobierno nunca ha abandonado la mesa de negociación y, por tanto, su  predisposición al diálogo y a alcanzar acuerdos.

Han sido los sindicatos convocantes de la manifestación de ayer los abandonaron la mesa de negociación.

Por ello, quiero emplazar a los dirigentes de los sindicatos ErNE, ESAN, SIPE y Euspel a que vuelvan a la mesa de negociación para intentar buscar acuerdos.

Quiero que quede clara la disposición absoluta por parte de los responsables del Departamento a retomar el diálogo. Nuestra agenda está abierta y nuestra voluntad de diálogo y negociación es sincera y permanente.

No voy a responder en esta rueda de prensa a las descalificaciones, insultos y mentiras de algunos dirigentes sindicales.

Quiero aprovechar esta rueda de prensa para explicar a la opinión pública y muy especialmente a los ertzainas cuáles son las reivindicaciones que plantean los dirigentes de los sindicatos que han abandonado la mesa de negociación

y cuáles son las propuestas que hemos hecho desde el Gobierno.

Las reivindicaciones de los sindicatos pueden resumirse básicamente en dos:

Primero, que se regule la segunda actividad para que los agentes de nuestra policía, cuando cumplan 55 años (algún sindicato incluso pide que sea a los 52) se vayan a su casa cobrando el 100% de su salario.

Esto no es segunda actividad. Es una prejubilación encubierta y recuerdo que los ertzainas ya pueden jubilarse anticipadamente a los 60 años.

Insisto, estos dirigentes sindicales reivindican que todos los agentes, sea cual sea su trabajo, a partir de los 55 años se vayan a su casa cobrando el 100% de su salario.

Quiero recordar que la actual Ley de Policía recoge que el Parlamento regulará por ley la segunda actividad.

Sí, pero también hay que recordar que durante casi 20 años esto no se ha hecho.

No se hizo cuando la situación económica era mucho más boyante y ni siquiera se hizo cuando no estaba aprobada, como está ahora, la jubilación anticipada a los 60 años para nuestros agentes.

Ya sé que ahora se hace referencia a un fondo que pudiera dar soporte a la reiivndicaciones de los sindicatos, pero ese fondo nunca se puso en marcha, nunca se creó y desde luego no es nuestra responsabilidad el no haberlo hecho.

Yo quiero recordar que ha sido este Gobierno el que ha conseguido que todos los ertzainas pueden jubilarse al cumpir los 60 años cobrando el 100% de la pensión que les correspondería percibir jubilándose a los 65.

En segundo lugar, los sindicatos reclaman un nuevo Acuerdo Regulador de las Condiciones Laborales cuya renovación está pendiente, sí, desde hace más de cuatro años.

Nosotros llevamos menos de dos años al frente del Departamento. Comprendo que los sindicatos quieran tener un nuevo Acuerdo Regulador.

Pero también creo que ellos deberían tener en cuenta la crisis económica que padecemos.

Porque presentar una plataforma reivindicativa de 17 puntos cuyo coste económico supone más de 30 millones de euros al año es estar fuera de la realidad.

Es una cantidad inasumible para una Administración responsable cuando estamos atravesando una crisis económica como la actual.

Yo sé que hemos pedido a los ertzainas, como al resto de los funcionarios, un sacrificio importante congelando o reduciendo sus salarios.

Espero que pronto salgamos de la crisis y poder por tanto retomar una senda de crecimientos salariales razonables.

Pero los dirigentes sindicales y los ertzainas deberían tener en cuenta que tienen un puesto de trabajo fijo, un buen nivel salarial, y que habiendo mucha gente que lo está pasando mal por la crisis todos tenemos que arrimar el hombro para salir de ella.

Yo sé que a muchos agentes de nuestra policía les hubiera gustado que los cambios y las reformas en la Ertzaintza hubieran sido más rápidos y profundos.

Una vez más, quiero decirles que el más insatisfecho con el ritmo y los cambios que hay que hacer en la Ertzaintza soy yo y mi equipo.

Pero todo el mundo debería reconocer que los cambios y las reformas que hay que hacer en nuestra policía, si se quieren hacer bien, hay que hacerlos contando con todos y buscando el máximo acuerdo político, institucional y social.

Y nosotros queremos hacerlo así. Así se recoge en el plan de reorganización y modernización de la Ertzaintza que hemos presentado.

Un plan de reorganización y modernización de la Ertzaintza que tiene como objetivo prestar más y mejores servicios al conjunto de la ciudadanía, tener más agentes en la calle y garantizar más seguridad en todos los lugares de Euskadi.

Quiero también decir con toda claridad que el Gobierno y el Departamento de Interior en modo alguno ha arrebatado ningún derecho a los ertzainas, tal y como sostienen los sindicatos convocantes de la manifestación de ayer.

Al contrario, en los cerca de dos años de Gobierno socialista se ha ido avanzando en acuerdos muy importantes para todo el colectivo.

No hemos arrebatado ningún derecho a los agentes de nuestra policía; todo lo contrario.

  1. Ha sido con este Gobierno cuando se ha conseguido que los ertzainas se puedan jubilar los 60 años percibiendo el 100% de la pensión.
  2. Va a ser este Gobierno el que este año por fin consiga la Ertaintza cuente con 8.000 agentes, algo que se acordó en noviembre de 2004 pero que no se había hecho desde entonces.
  3. Ha sido este Gobierno el que se ha comprometido a sacar anualmente una nueva promoción de la Ertzaintza a la calle y, al mismo tiempo, convocar concursos de traslados, que por primera vez, se celebrarán con periodicidad anual, para posibilitar el acercamiento de los ertzainas a sus domicilios.
  4. Ha sido con este Departamento cuando los agentes de la Ertzaintza han conseguido el derecho a disfrutar de seis días de libre disposición, con la opción de trabajar tres de ellos percibiendo la compensación económica pertinente.
  5. Ha sido este Gobierno quien va a acabar con las habilitaciones porque está promoviendo los cursos de promoción y ascensos en todas las escalas, paralizados en muchos casos durante tantos años, en base a méritos y profesionalidad.
  6. Ha sido este Departamento el que ha acordado con los sindicatos la modificación del Decretos de Provisión de Puestos de trabajo.
  7. Ha sido ese Gobierno el que ha acordado modificar el decreto de selección y formación para poder aceder a la Ertzaintza hasta los 35 años.
  8. Ha sido con este Gobierno cuando los agentes de la Ertzaintza han visto atendidas sus demandas para conseguir un nuevo vestuario más seguro, más cómodo y más operativo.
  9. Ha sido este Gobierno el que facilita un chaleco antibala de dotación a todos los agentes evitando que sean ellos los que tengan que adelantar el dinero para comprarlo.
  10. Ha sido este Gobierno el que, atendiendo una demanda de los agentes, ha impulsado la sustitución de las txapelas por las gorras en el uniforme de calle.

Y esto no ha ha sido un capricho de los responsables del Departamento de Interior, como algunos dicen. Ha sido una demanda de los agentes y se ha aplicado a través de un acuerdo con los sindicatos ErNE y ESAN.

Los sindicatos nos acusan de falta de diálogo, prepotencia e imposición. Y yo quiero decirles que ni prepotencia, ni falta de diálogo ni mucho menos imposición.

En estos dos años de Gobierno ha habido mucho diálogo y muchos acuerdos con los sindicatos. Sólo desde diciembre pasado se han alcanzado cuatro con los sindicatos en la mesa de negociación.

Desde que yo soy Consejero de Interior, el Departamento se ha reunido en 50 ocasiones con los sindicatos en la mesa 103 o en otros órganos de encuentro.

Creo que estos datos dejan perfectamente claro que este Departamento no se niega en modo alguno a negociar con los representantes de los ertzainas.

Todo lo contrario. Siempre hemos estado, estamos y estaremos dispuestos al diálogo y a la negociación.

Tampoco ha habido imposición, como algunos dicen. El año pasado, ante la imposibilidad de llegar a un nuevo acuerdo regulador, tuve que firmar el Decreto de nuevas condiciones de trabajo para permitir la entrada en vigor del acuerdo sobre jubilación anticipada.

Un acuerdo al que se han acogido, sólo el año pasado, 66 agentes.

Aquel decreto, que los sindicatos pretendieron descalificar tildándolo de decretazo, fue la única salida posible ante la cerrazón de los representantes sindicales.

Que pretendían que, aún jubilándose a los 60 años, los ertzainas siguieran cobrando las primas  establecidas con anterioridad a alcanzar este acuerdo,

Primas que tenían como objetivo incentivar y propiciar la jubilación antes de los 65.

En definitiva, lo que los sindicatos pretendían era que un agente que se jubilara a los 60 años no sólo percibiera el 100% de su pensión, sino que, además, percibiera una prima de 68.000 euros.

Eso no era justo, razonable, ni solidario con el resto de los trabajadores.

Fue la intransigencia de los sindicatos la que me obligó a dictar aquel decreto.

Decreto, por cierto, contra el que algunos sindicatos presentaron cuatro recursos que perdieron en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Y el propio tribunal dejó claro que aquel decreto no era una imposición, porque dijo, literalmente, que el Departamento de Interior cumplió con "su obligación de negociar de buena fe" y que "la posición de la Administración no puede ser calificada de irrazonable e injusta."

Hoy nos encontramos ante una situación parecida. Los sindicatos acusan de intransigencia, imposición y falta de diálogo a quienes no hemos abandonado la mesa de negociación.

A quienes seguimos negociando y buscando diálogo y acuerdos en beneficio de los ertzainas.

El problema es que algunos entienden la negociación como un trágala. O aceptas mis reivindicaciones o abandono la mesa de negociación, te insulto y descalifico, te tacho de prepotente y digo que no quieres negociar.

Y esto no es tener voluntad negociadora.

Esta sociedad no puede permitirse que un Gobierno acuerde que un ertzaina se vaya a casa por haber cumplido 55 años y seguir pagándole el 100% de su salario.

Tampoco se puede asumir, porque no es razonable seguir planteando una plataforma reivindicativa que tiene un coste económico de más de 30 millones de euros.

Yo quiero decirles que es falso que el Gobierno quiera eliminar la segunda actividad.

La segunda actividad por edad, prevista en el artículo 85 a) de la Ley de Policía, como ya he dicho, estaba sin regular y es este Gobierno el que se ha comprometido a regularla.

No estamos queriendo eliminar la segunda actividad por edad. Insisto, estamos queriendo regularla para que se pueda aplicar y que los agentes puedan acogerse y beneficiarse de ella.

Y lo que el Gobierno propone para regular la segunda actividad es lo siguiente:

•1.       Que todos los agentes con problemas físicos o  enfermedad permanente, previo informe de un tribunal médico interno, pasen a desarrollar actividades dentro de la Ertzaintza tales como tareas administrativas, vigilancia de edificios, tareas formativas, etc.

•2.       Hemos propuesto que se regule la segunda actividad por edad a partir de los 57 años, posibilitando que los ertzainas que lleguen a esta edad no trabajen de noche si así lo  solicitan.

•3.       Además, estamos dispuestos a que, a partir de los 55 años, a todos los agentes de nuestra policía a los que se les reconozca una incapacidad total en la Seguridad Social, se les incremente la indemnización a través de un  seguro que permita alcanzar el 100% de la pensión ordinaria que le correspondería.

Yo creo que esto no es cerrazón o intransigencia. Por el contrario, creo que es atender demandas y de una forma responsable proponer medidas para regular la segunda actividad con responsabilidad, gestionando adecuadamente los recursos públicos.

A nuestro juicio, esta propuesta del Gobierno es muy positiva para el conjunto de los ertzainas y creemos que así lo aceptarían otros funcionarios y la inmensa mayoría de los trabajadores de este país.

Sin embargo, cuatro sindicatos de la Ertzaintza siguen rechazándolo porque siguen empeñados en que,  como mínimo, a partir de los 55 años nuestros agentes puedan irse a casa cobrando el 100%.

Algunos sindicatos nos acusan a nosotros de la antigüedad del parque móvil cuando es precisamente este Departamento el que está adoptando medidas para renovarlo.

Sólo este año se comprarán 25 blindados y otros 70 vehículos de patrulla sin blindaje. ¿Porque no seremos nosotros los responsables de que los coches con distintivos más modernos daten del año 2000, no?

Soy conciente de que, en algunos casos, ha podido haber incumplimiento de plazos, pero hemos cumplido y estamos cumpliendo todos nuestros compromisos.

Lo que no se nos puede pedir, insisto, es que resolvamos en menos de dos años todas las reivindicaciones y todos los problemas que tienen los ertzainas y que otros en el pasado no quisieron acordar y/o resolver.

Hemos podido cometer algún error pero siempre hemos estado dispuestos a reconocerlos y a rectificar.

Y lo que no podemos aceptar es que se recurra a la mentira, como ha hecho algún sindicato propagando  falsedades tales como que se habían convocado para ayer todos los consejos de unidad de la Ertzaintza con el objetivo de restar asistencia a la manifestación. Eso es rotundamente falso.

También es rotundamente falso que al conjunto de los ertzainas se les esté descontando más retribuciones que al resto de funcionarios. Ha habido algún desajuste que se está corrigiendo y quedará completamente subsanado en próximas fechas.

Acabo. Quiero pedir a los ertzainas que comprendan la grave situación económica en la que nos encontramos, con el compromiso de que cuando salgamos de ella algunas de sus reivindicaciones económicas serán atendidas.

Quiero pedirles tiempo, comprensión y ayuda para seguir impulsando los cambios que la Ertzaintza necesita.

Emplazo a los sindicatos ErNE, ESAN, SIPE y Euspel a volver a la mesa de negociación, a retomar el diálogo abandonando posiciones intransigentes y maximalistas y a buscar acuerdos en beneficio de todo el colectivo de la Ertzaintza.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)