Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Aprobado el Informe de evaluación de las Políticas de Vivienda 2009 y el Plan Director 2006-2009 (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 15-03-2011)

15 de marzo de 2011

Acuerdo por el que se aprueba el Informe de evaluación de políticas de vivienda 2009 e informe de conclusiones relativo al Plan Director de Vivienda 2006-2009.

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al informe de evaluación de las políticas de vivienda 2009 y al informe de conclusiones relativo al Plan Director de Vivienda 2006-2009. Este informe será remitido al Parlamento vasco.

En cuanto al volumen total de las iniciaciones (22.098 viviendas), el grado de cumplimiento en el conjunto del cuatrienio se ha situado en el 82%.

Ahora bien, atendiendo a la diversidad de tipologías, no se han alcanzado los objetivos planificados. En concreto, la edificación de VPO (17.856 viviendas) se aproxima al objetivo, alcanzando un grado de cumplimiento del 94%.En cuanto al resto de tipologías, se han quedado lejos de los objetivos perseguidos.

Las 1.920 viviendas sociales iniciadas representan sólo el 56% del objetivo establecido. Asimismo, el volumen de alojamientos dotacionales edificados (589 unidades), supone únicamente el 37% del objetivo marcado. No obstante, las experiencias llevadas a cabo en este período, han recibido una positiva valoración por los agentes que han participado en esta fórmula, por lo que el Departamento debe buscar nuevos mecanismos que consigan extender su práctica a otros municipios.

Por otro lado, y aunque el Plan Director de Vivienda no establecía unos objetivos territoriales, los resultados evidencian un claro desequilibrio territorial en la promoción de vivienda de protección pública. Esta desigualdad debe ser corregida en el nuevo Plan Director 2010-2013, de modo que los objetivos de iniciaciones de vivienda de protección pública respondan a un reparto territorial similar a las necesidades de vivienda de la CAPV.

El segundo eje estratégico del Plan Director de Vivienda, planteaba "la presencia preferente del alquiler en la promoción de vivienda protegida". De este modo, planteaba que el 32% del conjunto de viviendas iniciadas sea en régimen de alquiler, esto es, 8.500 viviendas.

Atendiendo a los resultados hay que decir que el régimen de alquiler no ha alcanzado la presencia esperada por el Departamento de Vivienda. En concreto en el conjunto del período se han iniciado 4.936 viviendas en régimen de alquiler, esto es, el 22% del total iniciado en el período. Este volumen representa el 58% del objetivo perseguido.

El grueso de las viviendas promovidas bajo este régimen ha correspondido al propio Departamento, a Visesa y a algunas entidades locales, mientras que la iniciativa privada, hasta el momento, apenas ha contribuido a la creación de un parque en régimen de alquiler.A este respecto, el Departamento de Vivienda estima necesario involucrar a la iniciativa privada en la edificación de vivienda en régimen de alquiler, compartiendo con ella objetivos de la política de vivienda.

Por el contrario, el régimen de compra alcanza elevados niveles de cumplimiento. Las 17.222 viviendas iniciadas representan el 93% del objetivo establecido.

Otro de los ejes prioritarios de actuación del Plan 2006-2009 se centraba en la movilización del parque de viviendas vacías existentes en la CAPV para su puesta en el mercado de alquiler. En concreto, el Plan establecía como objetivo la puesta en el mercado de 5.000 viviendas, siendo el Programa Bizigune la herramienta para dar respuesta a este objetivo.

A cierre de 2009, el Programa Bizigune cuenta con 4.557 viviendas usadas y pertenecientes a particulares alquiladas a demandantes de vivienda protegida inscritos en Etxebide.

Del análisis de este programa se desprende la conveniencia de su mantenimiento, pero al mismo tiempo, el estudio de nuevas fórmulas de intermediación que con un menor coste faciliten la movilización del mercado de alquiler, ofreciendo garantías a propietarios e inquilinos.

Centrando la atención en las políticas de rehabilitación, hay que destacar el gran éxito de las actuaciones acometidas, superando ampliamente los objetivos establecidos por el Plan Director. En Junio de 2009, el Gobierno Vasco puso en marcha un Plan Extraordinario de Ayudas a la Rehabilitación que supuso un fuerte incremento del presupuesto del año destinado a ayudas a la rehabilitación Así, se pasó de un objetivo de 41.500 actuaciones para el conjunto del período a 51.250. El grado de cumplimiento del Plan en este epígrafe asciende al 113%.

Atendiendo a la captación de nuevos suelos para la edificación de viviendas protegidas, el grado de cumplimiento se ha situado en el 69%, esto es, se ha adquirido suelo para la edificación de 16.500 viviendas, frente a un objetivo de 24.000 para el conjunto del cuatrienio. Este es uno de los aspectos que en los diferentes Planes de Vivienda analizados hasta el momento, ha resultado menos satisfactorio.

Finalmente, hay que destacar la importante labor de inspección y sanción del fraude que el Departamento de Vivienda lleva realizando en los últimos años con el fin de concienciar a la ciudadanía de la importancia de garantizar la función social del parque de vivienda protegida.

Coyuntura económica

En los últimos dos años se ha asistido a una de las peores situaciones económicas, en términos globales, de los últimos tiempos.

En lo que al mercado inmobiliario se refiere, 2009 ha supuesto uno de los peores registros, en todos los indicadores económicos y financieros analizados en los últimos tiempos.

Así, el nivel de iniciaciones de viviendas ha constituido el más bajo de los últimos veinte años. Las compraventas de viviendas se han reducido drásticamente ante una demanda retenida y expectante. Las dificultades de acceso a la financiación hipotecaria y la destrucción de empleo no han contribuido a movilizar un mercado fuertemente estancado.

El Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, en este contexto, ha conseguido mantener una cuota del 45% de viviendas protegidas en el conjunto de iniciaciones y ha puesto en marcha medidas como el Plan extraordinario de ayudas a la rehabilitación que ha contribuido a movilizar el sector de la construcción por un lado, y a incrementar el volumen de familias que han podido beneficiarse de ayudas para acometer actuaciones de rehabilitación en sus viviendas, por otro.

A este respecto, la rehabilitación y la regeneración urbana se configuran actualmente como una de las prioridades de las actuaciones de las políticas de vivienda. Entre los principales objetivos del Pacto Social por la Vivienda del País Vasco y del nuevo Plan Director de Vivienda y Renovación Urbana de la CAPV 2010-2013, están el de propiciar un crecimiento más sostenible, renovando y regenerando los espacios urbanos y poniendo en valor y optimizando el parque existente mediante actuaciones que prolonguen la vida útil de los edificios. Así, la rehabilitación debe ser entendida como una alternativa válida a la nueva edificación, teniendo en cuenta además, las dificultades de obtención del suelo debido a la orografía vasca.

En el año 2010 se han recuperado de una manera muy significativa los datos de viviendas iniciadas protegidas, duplicando por primera vez en la historia los inicios el del sector protegido a los del mercado libre y redituándose en el entorno de las 5000 iniciaciones/año.

Las terminaciones se han mantenido en el mismo nivel y el programa de rehabilitación en 2010 ha mantenido las cifras espectaculares de 2009 en el entorno a las 20.000 viviendas rehabilitadas.

Asimismo, a pesar del entorno financiero, se ha mantenido la financiación básica a las operaciones del mercado protegido en 2010 alcanzándose los 329 millones de euros en financiación convenida con entidades de crédito.

El año 2011 se presenta como un año especialmente complicado para la vivienda por el agravamiento de la situación objetiva de las variables clave del mercado, con lo que la salida de la crisis está lejos de visualizarse todavía, siendo más que probable que la misma pase por una importante reorientación, adaptación y mejora del propio sector para impulsar un nuevo futuro.

Para el Gobierno vasco, a pesar de las complicaciones del entorno, en ningún caso el año 2011 tiene que ser un año perdido en ese proceso de creación de un nuevo marco de futuro para el sector.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados