Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Acuerdo Gobierno Vasco-Ministerio de Fomento para la conexión ferroviaria en ancho internacional Vitoria-San Sebastián-Hendaia

4 de marzo de 2011

El Viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, ha hecho este anuncio en la clausura de las II Jornadas "El Metro de Donostialdea en Marcha".

Ernesto Gasco, Viceconsejero de Transportes, ha anunciado hoy que el Gobierno Vasco y el Ministerio de Fomento han llegado a un acuerdo para que en el futuro el corredor ferroviario Vitoria-San Sebastián y su conexión con Francia tenga ancho internacional o ancho UIC, lo que permitirá la circulación de trenes entre ambos paises sin necesidad de efectuar trasbordos en la frontera.

Gasco ha asegurado que han logrado el compromiso del Ministerio de Fomento para la redacción de un estudio informativo que defina las características del nuevo ancho de vía en el eje Vitoria-San Sebastián-Hendaia, que podría estar concluido en un plazo aproximado de año y medio.

"El estudio, fruto de muchas reuniones con Adif y Fomento, determinará el coste del proyecto y su plazo de ejecución. En el futuro será posible circular entre San Sebastián y Baiona, por ejemplo, sin cambiar de tren. De esta forma eliminamos para siempre la barrera ferroviaria que nos separaba de Europa", ha señalado.

La adopción de esta medida que conecta a Euskadi con Europa favorecerá la dinamización de la economía mediante la creación de empresas y puestos de trabajo: "Será un motor para nuestra economía, pero también supone una apuesta fundamental para descongestionar de camiones nuestras carreteras", ha explicado el viceconsejero.

Este anuncio ha sido realizado en el acto de clausura de las II Jornadas "Metro Donostialdea en Marcha", celebradas en el Palacio Miramar y en las que han tomado parte 150 profesionales de empresas constructoras, ingenierías, material ferroviario y consultoras, además del ámbito institucional.

Según Gasco, "este proyecto, que camina a velocidad de crucero, es el tren del Gobierno Vasco y es el tren que comunica no solo a Donostia y Gipuzkoa, sino a Euskadi. El Metro de Donostialdea cumple con los parámetros sociales de rentabilidad económica que exige la Unión Europea y, por lo tanto, es un proyecto que puede ser financiado por el Banco Europeo de Inversiones".

El Viceconsejero de Transportes ha explicado que el ejecutivo autónomico trabaja con la Diputación Foral de Gipuzkoa en la constitución de la sociedad Metro de Donostialdea, a través de la Autoridad del Transporte en Gipuzkoa: "Es indispensable la implicación de la Diputación Foral en el 50% de la financiación, ta y como ocurre en Bizkaia. Si logramos este acuerdo seremos capaces de avanzar mucho más rápido".

Gasco ha recordado que hasta la fecha el Gobierno Vasco ya ha invertido 50 millones de euros en el Metro de Donostialdea a traves de las obras en ejecución (Loiola-Herrera, Fanderia-Oiartzun, Lasarte-Errekalde y Errekalde-Añorga) y de los proyectos que servirán para definir los nuevos trazados.

Asímismo ha anunciado la próxima licitación del proyecto constructivo de la intermodal de Riberas de Loiola, el proyecto constructivo de la estación de Altza y también del tramo Lugaritz-Anoeta. También ha dicho que a lo largo de 2011 se licitará la construcción de la nueva estación de Loiola.

En la jornada de hoy han tomado parte directivos del Metro de la ciudad francesa de Rennes, ciudad de similares características a San Sebastián, que hace algo más de una década apostó por el metro como la mejor solución a los graves problemas de movilidad que padecía.

Guy Jouhier, Vicepresidente delegado de Transporte e Infraestructura de Rennes Metropole, ha comentado que "se decía que era un proyecto faraónico para una ciudad muy pequeña. Llevamos 9 años en marcha, hemos pagado la inversión realizada y ya pensamos en construir una segunda línea".

"El metro ha sido la oportunidad para renovar nuestro sistema de transportes. Tenemos 30 millones de viajeros al año y los autobuses, tras una reorganización de las líneas, son mucho más utilizados que antes de la llegada del metro. La intermodalidad es fundamental en nuestro éxito", ha añadido.

Jouhier ha explicado que el metro de Rennes es automático con frecuencias de 1-2 minutos y una velocidad comercial de 32 km/h: "Siempre hubo debate con el tranvía, pero lo teníamos claro. El impacto visual y sonoro es nulo, es seguro, se adapta a las necesidades de la demanda y al ser automático se gestiona con una plantilla de 100 personas".

 

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)