Noticias Justicia y Administración Pública
Es

Idoia Mendia informa en el Parlamento sobre el funcionamiento de la nueva Oficina Judicial

2 de marzo de 2011

La consejera de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, ha comparecido esta tarde ante la Comisión de Instituciones, Interior y Justicia del Parlamento Vasco para informar sobre el funcionamiento de la nueva Oficina  Judicial (NOJ) de Getxo.

La consejera ha comenzado su intervención recordando el pacto alcanzado el 28 de mayo de 2001 por todas las fuerzas políticas para la reforma de la Justicia, donde se esbozó la reforma hoy en marcha. Y ha citado la sucesión de reformas legislativas que culminará con la Ley de los Tribunales de Instancia.

"Tenemos una Justicia y unos procedimientos del siglo XIX; metidos en un ordenador, sí, pero hábitos, procesos y funcionamientos del siglo XIX, al fin y a la postre", ha sentenciado la consejera. "La reforma de la Justicia, la gran asignatura pendiente de nuestra democracia, está aún por finalizar su recorrido legislativo, que es una revolución completa por el cambio de cultura del trabajo que supone no solo para los funcionarios de la Administración de justicia sino también para el poder judicial; es decir, jueces, fiscales y secretarios. Todos deberán sufrir una profunda transformación porque el objetivo es muy ambicioso y necesario a la vez", ha adelantado.

"La ciudadanía tiene derecho a exigir una justicia con una mayor seguridad jurídica, que los procedimientos internos sean iguales en todos los juzgados, tasados, evaluados y trazables, que puedan llegar a saber cuánto dura cada procedimiento y que esto no quede al albur de cada juzgado", ha asegurado Mendia.

Respecto a la situación en Getxo, la consejera ha recordado que allí el diseño de la NOJ se concreta en la transformación de los seis juzgados en seis UPADS (Unidades Procesales de Apoyo Directo a los jueces) y en la creación de un servicio común con dos secciones: Ejecutorias y servicio común general. Este diseño trata de garantizar la uniformidad de criterios al tramitar la ejecución de sentencias y la homogeneización de plazos en la tramitación; se optimizan los recursos humanos y se mejora la atención a la ciudadanía.

Mendia ha aclarado que "la inmensa mayoría" de las quejas registradas se deben a molestias ocasionadas por las obras necesarias para adaptar el espacio físico a la nueva organización, y a la asunción de nuevas tareas por parte de los funcionarios que conlleva el obligado acoplamiento del personal. Ha remarcado que esa experiencia no genera caos ni burocratización.

Para explicarlo ha citado un ejemplo: "Hay tareas que requieren que el expediente se mueva por los servicios, y para ello hay que rellenar una plantilla sencilla con una simple equis que indica si sale para ejecución o si sale para fotocopias o para lo que se precise. Puede que al funcionario le parezca una burocratización de tareas, pero a mí, como responsable de la Administración de Justicia en este país, me parece la mejor garantía de trazabilidad para conseguir dos objetivos: medir la eficiencia de los trámites, y así poder evaluar y mejorar; y, mucho más importante, que no ocurra un caso Mariluz en Euskadi porque se traspapele un expediente", ha explicado.

La consejera ha hecho hincapié en que la implantación de la NOJ no se va a paralizar, "porque la modernización de la Justicia no se lo puede permitir". "Vamos a seguir adelante porque la ciudadanía se merece una justicia rápida, eficiente y moderna", ha subrayado, al tiempo que aclaraba que la NOJ no es un fin en sí mismo, sino una herramienta para lograr el objetivo principal: "modernizar la justicia, acercarla al ciudadano, porque una justicia lenta es todo menos justicia".

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados