Es

El Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Durango invertirán más de 4 millones de euros en la regeneración urbana y la rehabilitación de edificios del barrio de Aramotz

19 de diciembre de 2018
  • La iniciativa se apoya en la colaboración público privada y promueve la participación de la comunidad y la implicación del tejido asociativo
  • Propone la rehabilitación integral de 128 viviendas distribuidas en 16 edificios
  • Se creará además una Oficina Técnica y de Proximidad en el Barrio para las labores de información, gestión de obras y ayudas y para el impulso de un plan local de formación y empleo que impulse su reactivación económica

 

Iñaki Arriola, consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco y Aitziber Irigoras, alcadesa del Ayuntamiento de Durango y Pilar Ríos, presidenta de Durango Eraikitzen, han firmado esta mañana un acuerdo de colaboración para desarrollar un proyecto de regeneración urbana y rehabilitación de edificios en el barrio durangués de Aramotz. Ambas administraciones invertirán de forma directa más de 4 millones de euros en los próximos cuatro años en el proyecto, que contempla una inversión global de 6,6 millones. El resto, 2,4 millones, correrá a cargo de los vecinos que contarán con distintas subvenciones y ayudas financieras para hacer frente a los pagos.   

En concreto, el Ayuntamiento de Durango realizará una aportación total de 2.178.000 euros, mientras que el Departamento de Planificación Territorial del Gobierno Vasco tiene prevista una inversión de 2.040.000.

Este programa de actuaciones se enmarca en el Plan de Inversión Territorial Integrada Euskadi 2017-2022 del Gobierno Vasco, que tiene por objeto promover acciones de regeneración urbana  en diferentes municipios de Euskadi. A este respecto el consejero Iñaki Arriola ha recordado que “un 31% de la población vasca vive en barrios catalogados como vulnerables por las malas condiciones de habitabilidad de sus edificios y la peor situación socioeconómica de sus habitantes, y es nuestra obligación tratar de cerrar esa brecha que les separa de quienes viven en otras zonas de su misma localidad”.

Aramotz va a convertirse en uno de los barrios-laboratorio donde se va a actuar en estrecha colaboración con el Ayuntamiento. Su regeneración urbana se apoya en la colaboración público privada y promueve la participación de la comunidad y la implicación del tejido asociativo. Incluye obras de urbanización, el desvío de un arroyo, la rehabilitación de edificios y la instalación de una oficina técnica y de proximidad en el barrio para las labores de información, gestión de obras y ayudas y para el impulso de un plan local de formación y empleo que impulse su reactivación económica.

Actuaciones concretas

Las actuaciones más relevantes del proyecto están relacionadas con la rehabilitación de 16 edificios bajo criterios de eficiencia energética y accesibilidad universal. En total, la intervención afectará a 128 viviendas y 8 locales.  

La tipología del edificio tipo del barrio es planta baja más tres, con dos viviendas por planta, lo que supone un total de 8 viviendas por portal, salvo excepciones.

El coste aproximado de la rehabilitación privada asciende a 4,7 millones de euros. El Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda aportará 1,7 millones en ayudas directas para costear las reformas de las viviendas, lo que supone alrededor de 13 .000 euros por cada vivienda.

La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, ha señalado que son “conscientes de que el futuro del urbanismo pasa por las regeneraciones urbanas, y más en un municipio como Durango que no cuenta con mucho suelo edificable”. Por su parte, Pilar Ríos, presidenta de Durango Eraikitzen, ha afirmado que se trata de un proyecto “en el que la sociedad pública Durango Eraikitzen lleva trabajando mucho tiempo junto con el vecindario y afecta, en concreto, a los edificios construidos en los años 50 y 60 del siglo pasado”.

El consejero Arriola ha asegurado que “ninguna persona se va a quedar fuera de la rehabilitación porque carezca de los recursos suficientes para pagar que le corresponda”. Por un lado, las familias con ingresos anuales inferiores a 21.000 euros podrán acogerse a las ayudas individuales del plan Renove-Rehabilitación dispuesto por el Área de Vivienda del Departamento, que se estiman en 566.000 euros.

A su vez, va a crearse un Fondo de Garantía entre el Ayuntamiento y el Departamento de Vivienda de 1,2 millones de euros para que estas familias puedan financiar la intervención, devolviendo la cantidad recibida a 20-25 años.  Finalmente, se contempla también la disposición de préstamos con interés reducido para las familias cuyos ingresos superen los 21.000 euros.

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Aitziber Irigoras, alcaldesa de Durango