Noticias Interior
Es

Comienza su preparación la XXIII Promoción de la Ertzaintza

1 de marzo de 2011

Los 230 hombres y mujeres que compondrán la XXIII Promoción de la Ertzaintza han ingresado hoy en la Academia de Arkaute para dar comienzo al curso básico de formación, del que saldrán convertidos en ertzainas

Cuando culminen su preparación, hacia finales del presente año, se incorporarán a la plantilla de las comisarías y unidades que, por primera vez en la historia de la Ertzaintza, alcanzará su cifra oficial de 8.000 agentes. En su discurso de bienvenida a la Academia a los nuevos alumnos, el Consejero de Interior, Rodolfo Ares, les ha emplazado a continuar con la labor que realiza la Ertzaintza en su lucha contra todo tipo de delincuencia, incluido el terrorismo, sobre el que ha vaticinado que los futuros agentes serán ''testigos de su final''. Además, ha transmitido la felicitación del Gobierno y la sociedad vasca a la Guardia Civil por la detención de los miembros de ETA.

Una formación "sólida en valores éticos y democráticos". Es la reivindicación del consejero de Interior, Rodolfo Ares para los nuevos agentes que desde hoy se preparan en Arkaute. "Ser ertzaina, significa comprometerse con la seguridad de la ciudadanía, para garantizar la convivencia en una sociedad democrática, diversa y moderna como la nuestra", ha asegurado.

Palabras de Ares durante el acto de bienvenida a los agentes que se incorporan a Arkaute para su formación. El consejero ha estado acompañado por el director de la Ertzaintza, José Antonio Varela y la directora de la academia de Arkaute, Elena Moreno.

El Consejero ha resaltado también que la incorporación de la nueva promoción "permitirá que la Ertzaintza alcance, por vez primera, el número de 8.000 efectivos reales acordado en la junta de Seguridad" y se ha felicitado porque esta afluencia continuada de nuevos agentes "nos va a permitir rejuvenecer la plantilla de una manera acompasada".

Además, ha resumido en tres las prioridades de la Ertzaintza para el futuro inmediato: la primera, "garantizar la máxima seguridad ciudadana, con más seguridad en nuestras calles, en nuestros hogares, en nuestras carreteras y en las catástrofes o emergencias"; la segunda, "prevenir e investigar todo tipo de delitos" y, la tercera, "luchar contra el terrorismo en todos los frentes para acabar con él y consolidar la paz y la libertad".

Ares ha agradecido al conjunto de la Ertzaintza, y en especial a la División Antiterrorista y de Información, el esfuerzo que está realizando para acelerar el final de ETA, para el que "solo falta el último empujón", ha dicho. Ha concluido dirigiéndose a  los futuros agentes, a quienes les ha transmitido que "dentro de nueve meses, cuando salgáis por vez primera a la calle, estaréis tan comprometidos como el resto de la Ertzaintza para conseguir que Euskadi sea la sociedad en paz  y en libertad que todos deseamos."

En este sentido, ha felicitado en nombre del Gobierno Vasco y de la sociedad vasca, a la Guardia Civil por la brillante operación antiterrorista que ha permitido detener a los miembros de un comando de ETA. Ares ha señalado que estas detenciones "suponen un paso más hacia la definitiva desaparición del terrorismo, ponen de manifiesto que las diversas policías no están en tregua y confirman que los terroristas no conseguirán jamás sus fines y que el único destino que les espera es la cárcel".

Una promoción ampliada a 230 plazas

La convocatoria para la XXIII Promoción de la Ertzaintza contaba en un principio con 140 plazas. Posteriormente, a lo largo del proceso de selección la cifra se amplió hasta los 230 alumnos que hoy ingresan en Arkaute, cubriendo así las vacantes que se han registrado durante este tiempo en la plantilla. De los nuevos alumnos 180 son hombres y 50 mujeres, tras la sentencia del TSJPV del pasado mes de enero que anulaba la cláusula de reserva de un porcentaje de las plazas para las mujeres.

La XXIII Promoción es también la primera en la que el límite de edad se ha ampliado hasta los 35 años, al modificarse esta Legislatura el Reglamento que regula el acceso a los cuerpos vascos de policía. El resto de los requisitos que han tenido que superar los nuevos alumnos son similares a los de promociones anteriores: tener más de 18 años, nacionalidad española y una titulación académica mínima a nivel de graduado escolar. Cumplidas estas condiciones, los alumnos han tenido que superar todo un largo proceso de selección, con pruebas eliminatorias de acreditación de conocimientos, capacidad intelectual y personalidad, así como ejercicios para medir las condiciones físicas y psicotécnicas.

A lo largo de los próximos nueve meses, los futuros agentes superarán un intenso proceso de preparación en materias de carácter general pero, sobre todo, en conocimientos y técnicas que les facultarán para convertirse en agentes de la ley. Durante los últimos años la Academia ha incorporado a la formación de los nuevos ertzainas contenidos novedosos sobre cuestiones tales como la violencia de género o la inmigración.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Otros invitados
  • Rodolfo Ares, José Antonio Varela, Elena Moreno