Es

Artolazabal anima a instituciones y sociedad a apoyar a las empresas de inserción socio-laboral, como Gizatea“ para cohesionar el país”

26 de noviembre de 2018
  • X aniversario de Gizatea agrupación de empresas vascas de inserción socio-laboral de personas en riesgo de exclusión social con una reflexión sobre el modelo de acompañamiento a la inserción.
  • Participan las Universidades EHU-UPV, Deusto y Gobierno de Navarra
  • Experiencias de colaboración entre el sector público y privado y las empresas de inserción vascas
  • En el último año, las ayudas del Gobierno Vasco han facilitado la creación y mantenimiento de 40 puestos en Araba, 128 en Bizkaia, y 58 puestos en Gipuzkoa.

Bilbao 26 11 18

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, estima que “el trabajo que desarrolla Gizatea, agrupación de empresas de inserción socio-laboral de personas en riesgo de exclusión social, con especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo, contribuye a la cohesión social vasca”. Por ello ha animado “a instituciones y sociedad a apoyar a las empresas de inserción socio-laboral para cohesionar la sociedad”.

En el Décimo aniversario de Gizatea Beatriz Artolazabal ha felicitado a ”las 43 empresas y al millar largo de personas que componen vuestra red asociativa,  por vuestro trabajo  y por el esfuerzo de integración que cada día realizáis a favor de las personas que se encuentran en situación o riesgo de exclusión”.

Beatriz Artolazabal considera “imprescindible la acción de las empresas de inserción que existen en Euskadi para superar situaciones realmente complicadas con una gestión de “rostro humano”, dentro de las exigencias del mercado competitivo y globalizado”. “El descubrimiento de nuevos espacios y proyectos económicos constituye una oportunidad para la promoción empresarial y un medio de primer orden para el mantenimiento de la cohesión social, uno de los principales rasgos de nuestra sociedad”.

Lanbide dedica más de 10 millones de euros anuales para promover la creación de empresas de inserción y para apoyar su sostenimiento. Las empresas de inserción en Euskadi generaron, en 2017, 1.162 empleos, de los cuales 702 fueron de inserción, volviendo a niveles previos a la crisis económica.  El número de personas que finalizaron el proceso de inserción y se incorporaron al mercado laboral ordinario ha tenido un incremento del 7% el año pasado. Las empresas de inserción se muestran como un elemento fundamental en el proceso de activación laboral de personas perceptoras de la RGI. El 78% de las personas trabajadoras en procesos de inserción, recibían con anterioridad la RGI.

Artolazabal ha defendido un “modelo de economía que tenga en cuenta el bien público y común y no solo el interés privado; sostenible, respetuoso y que contemple la necesaria igualdad de oportunidades. El objetivo es una economía solidaria y corresponsable al servicio del ser humano; que contribuya al progreso social para una Euskadi más solidaria y cohesionada. El Gobierno Vasco ve en Gizatea, y en sus empresas asociadas, a un compañero de viaje de primer nivel”.

“Todas las personas podemos ser empleables, también las más vulnerables. La apuesta del Gobierno Vasco en su lucha contra la exclusión, el desempleo y la pobreza y en particular la del Departamento de Empleo y Políticas Sociales y Lanbide, resulta impepinable” ha añadido. 

"En verano he tenido la oportunidad de visitar tres experiencias donde he conocido con detalle el trabajo tan interesante que realizáis en Gizatea " ha detallado Artolazabal."El IV Plan Vasco de Inclusión 2017-2021, que hemos aprobado esta legislatura, establece los retos y las prioridades para la prevención y el tratamiento de la exclusión social, y, aborda los cambios y las actuaciones que deberán acometerse para facilitar y ordenar los procesos de inclusión social y laboral en el País Vasco. Tiene un carácter interinstitucional ya que la lucha contra la desigualdad y la promoción de la cohesión social, es competencia de todos los departamentos del Gobierno Vasco, también de las diputaciones y de los ayuntamientos y responde a un enfoque multidimensional con el que se aspira a vincular la inclusión social no solo a un elemento esencial como es el empleo, sino a otras dimensiones. El plan propone una serie de indicadores de impacto como son el reducir un 20% la tasa de pobreza de mantenimiento en todas las comarcas; incrementar la tasa de ocupación masculina y femenina(75% y 66% respectivamente); situar la tasa de abandono escolar por debajo del 7%; y reducir las desigualdades en mala salud percibida (10% en hombres y 20% en mujeres) Las empresas de inserción sois un instrumento fundamental en la generación de oportunidades de empleo para personas en situación o riesgo de exclusión social".

Artolazabal ha explicado que, "según los expertos, la robotización y la digitalización de todos los sectores van a suponer la eliminación de aquellas tareas más rutinarias y es posible que haya empleos que desaparezcan. Esto, es un desafío para las empresas de inserción pero estoy convencida de que surgirán nuevas oportunidades  y contáis con este gobierno y este departamento de Empleo y Políticas Sociales que represento, para analizar nuevas fórmulas  de colaboración".

Colaboración

En la Jornada  se ha abordado el positivo efecto de los contratos reservados así denominados a los realizados por las instituciones con empresas de inserción para estimular el trabajo de los colectivos vulnerables. Para ello, Eva Ontoria, directora del Servicio de Empleo y Apoyo a Empresas del Gobierno de Navarra, ha expuesto la experiencia de la Comunidad foral.

Recientemente el Gobierno Vasco ha aprobado que cada órgano de contratación del sector público tramite como contratos reservados al menos el 5% de los importes base de licitación en determinada categoría de contratos. Este compromiso del Gobierno Vasco y de sus sociedades públicas, podría suponer un incremento del 30% en la facturación anual de las empresas de inserción de Euskadi y de los Centros Especiales de Empleo

“Se trata de personas que luchan por su incorporación al mercado laboral desde la pobreza y la exclusión, la marginalidad, la inmigración o las minorías étnicas. Son hombres y mujeres de todas las edades, entre quienes se encuentran perceptores de la RGI. Son personas que proceden de instituciones de protección de menores, con  problemas de drogodependencias, que están internas en centros penitenciarios, que vienen de centros de alojamiento alternativo o de programas pre-laborales o de los Servicios Sociales. Son personas que han luchado desde el fracaso y el abandono escolar” ha indicado la Sailburu Artolazabal.

“Promovemos políticas de igualdad de oportunidades, de conciliación laboral y familiar y de activación que ofrecen oportunidades reales de inserción laboral a quienes más dificultades tienen y más desigualdades sufren. En esa dirección se sitúan los estímulos de los Planes de Empleo y de Inserción para el periodo 2017-2020, que contemplan incentivos que apoyan la inclusión”.

100 millones

En lo que se refiere a las empresas de inserción, en los últimos 10 años el presupuesto dedicado por el Gobierno Vasco al sector ha superado los 100 millones de euros, incluyendo los 10,2 millones del último ejercicio presupuestario. Ese dinero se ha dedicado a la creación y mantenimiento de puestos de trabajo, tanto de personas en situación o riesgo de exclusión, como de técnicos de acompañamiento a la producción e inserción. En el último año, las ayudas han facilitado la creación y el mantenimiento de 40 puestos en Araba, 128 puestos en Bizkaia, y otros 58 puestos en Gipuzkoa.

Tras Catalunya, las empresas de inserción vascas el pasado año ocuparon el segundo lugar por volumen de negocio, con 21,39 millones de euros por venta de productos y servicios, lo que supuso un retorno a las arcas públicas vascas vía impuestos que superó el millón de euros.

La Jornada se ha desarrollado en Bizkaia Aretoa, Bilbao y en ella han participado, además de la Sailburu Beatriz Artolazabal, María José Rodrigo, Presidenta de Gizatea, Ignacio Martínez de la Universidad de Deusto, Javier Galarreta de la Universidad del País Vasco, el grupo de profesionales de acompañamiento: Susana Albaina, María Larrinaga, Haizea Roca, José San José y Jon Sierra; Eva Ontoria Directora del Servicio de Empleo y Apoyo a Empresas del Gobierno de Navarra, Ana Martin, presidenta de la comisión de socioeconomía del Ayuntamiento de Oñati,  Maite Agirrebeitia de la Fundación Ulma, Patxi Arrazola, Director de Empleo de Oarsoaldea, José Antonio Crestelo, Jefe de departamento de BSH electrodomésticos, Elena Alonso, Responsable de desarrollo del capital humano de Debegesa y Leyre Álvarez de Eulate, Gerente de Gizatea, además de los viceconsejeros de Empleo y Juventud Marcos Muro, Políticas Sociales Lide Amilibia y la directora de Empleo Amaia Arteaga

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto