Es

El departamento de Empleo y Políticas Sociales invertirá 1.020.161.381 euros el año próximo centrado en la promoción de empleo, cohesión social y apoyo a familias

7 de noviembre de 2018

 

  • Artolazabal presenta en el Parlamento el presupuesto para 2019 del departamento de Empleo y Políticas Sociales
  • “El empleo constituye el objetivo prioritario de nuestra actividad, garantiza un desarrollo social sostenible y abre nuevas puertas a la economía vasca”
  • Equiparación de los permisos de maternidad y paternidad de hasta 16 semanas para el no gestante
  • Apoyo a las personas cuidadoras y al envejecimiento activo
  • Digitalización y mejora de los servicios de Lanbide

VG 07 11 2018

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal,  ha explicado que el presupuesto de su departamento para el ejercicio de 2019 “tiene como objetivos principales “el acceso al empleo y la consecución del máximo bienestar social” destacando las nuevas medidas de apoyo a familias con dos o más hijos y la equiparación de los permisos maternidad y paternidad de hasta 16 semanas para el no gestante además de las iniciativas para acceder al empleo, sobre todo a colectivos vulnerables y la atención a personas cuidadoras”.  El presupuesto asciende a 1.020.161.381 euros, sin capítulo de personal y se  incrementa en  6.777.239 euros más.

Artolazabal ha explicado en la comisión parlamentaria el proyecto presupuestario de su departamento junto a la Viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia, el Viceconsejero de Empleo y Juventud, Marcos Muro, el Director General de Lanbide, Borja Belandia y el Director de Servicios Iñaki Arrizabalaga.

“Con estas cuentas se garantiza la consecución de mayores cotas de empleo, con más calidad y para ello potenciamos la formación para el empleo; la mejora y apoyo a las políticas de la conciliación de la vida familiar y laboral, junto al Pacto social por la Familia y apoyo a la Infancia, lo que contribuye a superar el reto demográfico. Serán 19,5 millones de euros dedicados a favorecer la conciliación y la igualdad; un compromiso con la inserción e inclusión de los colectivos desfavorecidos, promocionando el empleo entre las personas con discapacidad”.

Entre otros objetivos departamentales Artolazabal ha destacado el desarrollo de “acciones de apoyo a personas mayores promoviendo el envejecimiento activo con una estrategia dirigida a personas cuidadoras; una constante formación de los colectivos laborales y de quienes están en proceso de acceso al empleo; un decidido trabajo para nuestra Juventud colaborando en su emancipación y definición de un proyecto de vida y un apoyo solidario a las personas migrantes en su búsqueda de una vida mejor”.

“El empleo constituye el objetivo prioritario de nuestra actividad, garantiza un desarrollo social sostenible y abre nuevas puertas a la economía vasca.  Presentamos un presupuesto social y sostenible, con especial atención a los sectores de la sociedad más vulnerables, centrado en el empleo, en la atención a las prestaciones sociales, y apoyando a la familia y a las personas más vulnerables” ha indicado Artolazabal.

Reducir el paro

El proyecto presupuestario del departamento de Empleo y Políticas Sociales para 2019 incide en los objetivos de “mejora de la calidad del empleo que se está generando y para consolidar la tendencia positiva en la reducción de la tasa de desempleo por debajo del 10%, con especial atención a los colectivos más vulnerables, juventud, mujer, personas paradas de larga duración y personas con discapacidad”.    

“Prestamos un apoyo decidido a la familia y queremos contribuir a una mayor conciliación familiar y laboral.   Además, esa conciliación corresponsable contribuye a reducir la brecha salarial, y en esta línea vamos a trabajar especialmente en las Pymes. Los permisos de Paternidad, con el decreto que los contempla, apoyarán esta iniciativa” ha explicado Artolazabal.

Artolazabal apoya “al Tercer Sector Social, la sociedad vasca ha hecho una apuesta para reconocer e impulsar la contribución del Tercer Sector, fortalecer el tejido social vasco, impulsar el diálogo civil y consolidar la cooperación entre la iniciativa pública y la social y para ello vamos a desarrollar la Estrategia y el Observatorio Vasco del tercer Sector Social”.

“Trabajamos en la Promoción de las Personas Mayores y del envejecimiento activo.   Se trata de que nuestros mayores, además de más años, vivan mejor. Para ello extendemos y mejoramos el servicio de Teleasistencia betiON; contamos con la Agenda Nagusi para establecer un modelo de co-gobernanza con las personas que envejecen.  Promovemos el programa Euskadi Lagunkoia, convertido ya en referente internacional, para la creación de entornos amigables con las personas mayores y fomentar su participación social.  Actualizaremos el índice de envejecimiento activo para compararnos de nuevo con Europa. También ponemos un especial acento en lo relativo a las personas cuidadoras de personas dependientes, teniendo prevista una estrategia al respecto para los próximos años (2019-2022)” ha matizado.

En cuanto a la Juventud, Artolazabal ha indicado que “en un entorno laboral y social cambiante, promovemos  diversos planes y programas de formación para el empleo con el objetivo de que las personas jóvenes puedan emprender su propio proyecto de vida”.

En la explicación presupuestaria expuesta por Artolazabal destaca el Desarrollo del V Plan de Actuación en el ámbito de la ciudadanía, interculturalidad e inmigración 2018/2020. “La migración supone una oportunidad que abordamos de una forma integral, tanto para las personas migrantes en tránsito como para quienes han decidido quedarse entre nosotros para iniciar su proyecto de vida”.

“También hacemos frente a las situaciones de exclusión residencial grave a través de la Estrategia Vasca para Personas Sin Hogar 2018-2021.   Asimismo, gestionamos necesidades emergentes, caso de la pobreza energética, mediante el uso de buena parte de las Ayudas de Emergencia Social y del apoyo a familias vulnerables no perceptoras de AES a través de Cruz Roja.  Contribuimos a la consolidación del Sistema Vasco de Servicios Sociales, mediante un fondo económico anual destinado a servicios no consolidados de competencia foral o municipal.  Y, por último, fomentamos el Voluntariado en el marco de la Estrategia Vasca del Voluntariado 2017-2020” ha añadido la Consejera. 

“El presupuesto que hoy presentamos tiene como objetivo afrontar los desafíos demográficos a los que nos enfrentamos como País. Aborda las necesidades sociales de la ciudadanía vasca, teniendo en cuenta los colectivos más vulnerables, luchando para reducir y eliminar las desigualdades y trabajando por una igualdad real entre mujeres y hombres. Es un presupuesto realista” ha detallado

Cifras

Para conseguir esos objetivos, el departamento de la Sailburu Beatriz Artolazabal ha elaborado un presupuesto consolidado que asciende a 1.020.161.381 millones de euros, sin capítulo de personal. El presupuesto para el año 2019 se incrementa en un 0,7%, es decir 6.777.239 euros más.            

“El objetivo es conseguir la activación laboral del máximo número de personas y en esa labor Lanbide realiza un papel clave. Otra meta es que Lanbide ofrezca servicios más integrados a personas y empresas,  incidiendo de forma significativa en el concepto de “itinerario”. Pretendemos que cada persona usuaria cuente con un acompañamiento y atención personalizada en su acceso al empleo o a la mejora del mismo” ha explicado Artolazabal.

Lanbide

El presupuesto de Lanbide para 2019 -con capítulo de personal- asciende a un importe de 884.967.000 euros. En su desglose se dedican 28,10 millones del programa de Estructura y Apoyo de Empleo y Políticas Sociales que incrementa sus dotaciones con respecto al ejercicio anterior en 617.947 euros, un 2,2% adicional.

489,27 millones del presupuesto de Lanbide se dirigen a la inclusión social, de los que 470 millones se dedican al pago de las prestaciones de RGI/PCV. Se trata de una mejor gestión de los recursos. El reajuste de la partida se debe a una mejora de la economía que se refleja en una consolidación de la reducción de la demanda y del gasto. Esto ha sido invertido en reforzar las políticas sociales y de empleo.

256,80 millones se dedican a empleo lo que supone un incremento de un 6,2%, sobre todo en los servicios de fomento del empleo y servicios a la empresa. En el ejercicio próximo Lanbide dedicará a formación 110.789.245 millones de euros, aumentando en 2,3 millones. En términos porcentuales implica un 2,1%.

En el año 2019 continuará con la mejora de la accesibilidad y las instalaciones de  la red de Oficinas de Lanbide con una inversión de 4,5 millones de euros, reubicando, mejorando y reorganizado las oficinas de Lanbide para mejorar la  atención a las personas usuarias. También prevé un avance en la digitalización de Lanbide que va a permitir una mejora notable en la gestión para lo que destinamos una cantidad de 1.840.000 euros. 

Además las personas en mayor situación de vulnerabilidad como los jóvenes, mujeres, mayores de 55 años, parados de larga duración y personas con discapacidad, son objeto de una atención especial para quienes se establecen políticas específicas que atiendan sus necesidades para que puedan acceder a un empleo.

Juventud

“En el ámbito de la juventud, el objetivo del departamento es conseguir la emancipación Juvenil y para ello invertiremos, a través del programa de Garantía Juvenil, 6,5 millones de euros destinados a formación y contratación  de jóvenes en desempleo.  En esta área seguimos  impulsando el servicio específico de información juvenil que es GazteBizhitza centrado en la educación, el empleo y la vivienda” destaca Artolazabal.

Los programas específicamente destacados en el apartado de empleo juvenil cuentan con las siguientes partidas: Programa para la transición educativa al mundo laboral: 3.000.000 €; el Programa para el retorno juvenil: 1.500.000 €. y Programa de fomento del emprendimiento: 500.000 €.

En el área de empleo, el departamento de Artolazabal apoya “el crecimiento económico local, fomentamos el espíritu empresarial y mejoramos la competitividad de las empresas. Para ello apostamos por los Planes locales de empleo con una inversión de 22.000.000 de euros favoreciendo a los colectivos más desfavorecidos: jóvenes parados, mayores de 55, mujeres en desempleo, perceptores de la RGI, y personas paradas de larga duración”. Esos planes se basan en acciones de fomento del empleo; ayudas a la contratación; otras acciones de desarrollo local y proyectos estratégicos.

Discapacidad

“En el ejercicio 2019 hacemos una apuesta decidida en el ámbito de la discapacidad por el empleo,  aumentando la cuantía de los centros especiales de empleo, para el mantenimiento y creación de puestos de trabajo. Para ello, se amplía en 8,5 millones de euros esta partida alcanzando los 41,5 millones, frente a los 33 millones del ejercicio anterior.  Además, dedicamos una partida de 6 millones de euros para la formalización de Conciertos con agentes colaboradores. Esta es una experiencia piloto que pretende conseguir acuerdo estables con agentes claves en el ámbito local” ha explicado Artolazabal.

También consignará 1,7 millones para proyectos de colaboración público-privada para el desarrollo de proyectos en la inserción laboral. “Asimismo, en 2019 continuamos impulsando las ayudas a la creación y sostenimiento de las empresas de inserción. Estas empresas de inserción constituyen un modelo que Euskadi ostenta con orgullo pues son pioneras en muchos aspectos ya que contribuyen a una mayor cohesión social de nuestro País” recalca la Consejera de Empleo.

Inclusión social

Según Beatriz Artolazabal “dentro de la Inclusión Social, está la dotación presupuestaria para atender las prestaciones económicas para el abono de la RGI y la Prestación Complementaria de Vivienda. En el ejercicio 2019, está previsto incrementar la cuantía de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en un 2,25%.Con ello, la subida de esta prestación se equipararía al porcentaje de aumento salarial de la Administración autonómica. En este área, destaca una partida de 2,6 millones de euros destinada a financiar el seguimiento de personas que se encuentran en situación pre-laboral con los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma”.

También se amplía la partida de las Ayudas de Emergencia Social que  ascienden, el año próximo, a 27,5 millones de euros incrementando en medio millón de euros la partida destinada a financiar a los municipios que opten por complementar con más recursos a las AES. Otro aspecto es el relativo a las situaciones de pobreza energética para personas no perceptoras de AES para lo que se consigna una partida de 400.000 euros.

 Políticas Sociales

En el terreno de las Políticas Sociales Artolazabal ha anunciado una mejora de las dotaciones del ejercicio anterior “ya que pasamos de 136.430.075  de euros en el año 2018 a 149.586.173 euros lo que supone un incremento de 13.156.098 euros, asciende un 9,64%. Desde 2017, inclusive, y con temporalidad ilimitada, existe un fondo que se destina a proyectos de desarrollo de los servicios y las prestaciones económicas consideradas no estabilizadas, ya sean de competencia municipal o foral. Este Fondo estará dotado con 20 millones de euros”.  De cara al ejercicio 2019, las contribuciones financieras a dicho Fondo corresponderán al Gobierno Vasco 14.008.000 euros y  a las Diputaciones Forales  5.992.000 euros.

“Euskadi debe hacer frente a un reto fundamental y prioritario como es el demográfico. Somos pioneros en el Estado en las ayudas a las familias por su carácter universal pero somos conscientes que debemos apostar por políticas que favorezcan más decididamente a la infancia y a las familias.  Además de servir de correa de transmisión de los valores humanos, sociales y culturales de nuestro País, supone una garantía de avance, equilibrio y sostenimiento demográfico” ha señalado Artolazabal .

Conciliación

La Sailburu Artolazabal ha destacado que “uno de los objetivos del Departamento de Empleo y Políticas Sociales para el año 2019 es implantar políticas públicas favorecedoras de una conciliación corresponsable. Es por ello que la inversión en materia de familia pasa de los  71.697.868 euros a los casi 82 millones, lo que implica un crecimiento del 14,21%, es decir, más de 10 millones de euros”.

Para ello se introducirá, de forma gradual, una prestación para la cobertura de las excedencias para el progenitor no gestante. Ello, en los doce meses inmediatamente posteriores al nacimiento y en un período distinto al del permiso de maternidad, con una cuantía equivalente al 100 % de la base de cotización.  Esta actuación está dotada con un importe de 19.560.794 millones de euros. La aplicación gradual de la medida implica la extensión de la misma, en una primera fase, a segundas hijas e hijos y sucesivos.

Artolazabal ha recalcado el Programa de Conciliación que se desarrolla en Lanbide que, con una dotación de 2.200.000 €, favorece la conciliación de las personas trabajadoras incentivando a las Empresas.  “Además, en 2019, seguiremos impulsando el acompañamiento individualizado a las empresas vascas -especialmente Pymes- para la implantación de medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral y otro que acredite y certifique a las empresas que trabajan en ese ámbito”.

El departamento de Empleo y Políticas Sociales potenciará el Observatorio de la Infancia con la realización de un estudio previo para un nuevo programa de prevención de violencia filio-parental y otro estudio sobre violencia sobre los menores para conocer necesidades e implementar acciones. “Nuestro programa de Familia incluye una serie de actuaciones que den cobertura a la Estrategia y Plan de Acción para reducir la Brecha Salarial en Euskadi. Las dotaciones extraordinarias por estos conceptos, vinculadas especialmente a Pymes desde nuestro departamento, ascienden a un importe de 295.000euros“ ha detallado.

Teleasistencia

En el ámbito de los servicios sociales destaca la apuesta del Gobierno para consolidar el modelo de servicios sociales con una inversión para el año 2.019 de 33.940.727 euros es decir, un 1,97%. Entre las iniciativas desarrolladas destaca el servicio de Teleasistencia, “betiOn”, referencial para otras comunidades y países, y vital para las personas mayores o con discapacidad que permanecen en su domicilio. El presupuesto para la Teleasistencia en 2019 es de 9,4 millones de euros. Para 2019 está prevista la extensión de la teleasistencia de “betiOn hasta 51.000 personas usuarias.

“Asimismo, avanzamos en los objetivos de digitalizar el servicio y los hogares, de combatir la soledad no deseada y en el programa de apoyo a personas cuidadoras. También destaca el apoyo a las entidades del Tercer Sector Social, con ayudas que superan los 6 millones de euros. Asimismo, se dota con 1.100.000 € a las ayudas a mujeres víctimas de violencia de género” ha explicado  Artolazabal.

Migración e Interculturalidad

En cuanto a la inmigración y movimientos migratorios, Artolazabal  considera “ que es una realidad evidente en toda Europa y, dentro de la creciente diversidad cultural, este fenómeno constituye una de las claves que va a definir la sociedad vasca y europea del futuro. La inversión prevista en el presupuesto 2.019 supera los 5,8 millones de euros, lo que supone un incremento de más de 1.816.431 euros, es decir, un 44,89%”.

Para el año 2019 se iniciará la puesta en marcha de las acciones recogidas en el V Plan de Actuación en el Ámbito de la Ciudadanía, Interculturalidad e Inmigración 2018-2020 y se prevé una partida dotada con 149.445 euros. “Apostamos por una integración real y efectiva de las personas migrantes y vamos a potenciar, junto con las entidades que trabajan en la interculturalidad, la normalización lingüística de las personas inmigrantes destinando 70.000 euros”.

“A lo largo del 2.019 vamos a destinar  1.000.000 euros a financiar recursos destinados a migrantes en tránsito y 664.000 euros a potenciar el Programa Harrera dirigido a migrantes que desean asentarse en Euskadi: a estas personas se ayuda en esos primeros pasos en nuestra tierra con acogida, información y formación” ha detallado Beatriz Artolazabal.

En políticas de Diversidad destacan las actuaciones en materia de  Inmigración, LGTBI y Pueblo Gitano dirigidas a favorecer la convivencia de todas las personas en nuestra comunidad. Dentro de éste área se ubican las partidas dedicadas a el Servicio Vasco de Integración y Convivencia Intercultural-Biltzen, con 918,6 mil euros, y a el Servicio Berdindu, con 215 mil euros.

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto