Noticias Salud
Es

El Programa de Cribado de Cáncer de Mama en Euskadi ha detectado desde su puesta en marcha casi 9.300 tumores, la mayoría en estadios precoces

18 de octubre de 2018
  • El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, ha lanzado un mensaje de esperanza a las mujeres que sufren esta enfermedad, remarcando que la supervivencia en Euskadi sigue aumentando mientras se reduce el impacto en las pacientes

El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, ha comparecido hoy en rueda de prensa junto a la Dra. Jone Altzibar, responsable del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama; y la Dra. Isabel Álvarez, especialista del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Donostia; con ocasión de la celebración mañana del Día Mundial dedicado a esta enfermedad. En el acto han estado presentes representantes de las asociaciones de cáncer de mama de Araba (ASAMMA), Bizkaia (ACAMBI) y Gipuzkoa (Katxalin).

En su intervención, Jon Darpón ha reiterado el compromiso de Osakidetza, del Departamento de Salud y del Gobierno Vasco en su conjunto, con todas las mujeres que padecen cáncer de mama. Asimismo, transmitía su gratitud y reconocimiento a las asociaciones de mujeres afectadas por cáncer de mama, presentes hoy en la comparecencia, y a las familias, auténtico soporte anímico de todas las mujeres que se enfrentan a la enfermedad.

A todas ellas les ha querido trasladar un mensaje de esperanza. Por una parte, porque el impacto de la enfermedad en las mujeres se reduce gracias a la detección precoz y a la optimización en los tratamientos, que son cada vez más personalizados y por tanto más eficaces y con menos efectos secundarios, ofreciendo la mejor opción diagnóstico-terapéutica y facilitando la coordinación entre diferentes recursos asistenciales.

Y, al mismo tiempo, porque la supervivencia del cáncer de mama sigue aumentando en Euskadi, tal y como evidencia el Registro de Cáncer de Euskadi: a lo largo del periodo 2000-2012, la supervivencia para todas las mujeres con cáncer de mama ha crecido desde el 83,4 % en el periodo 2000-2004 al 86 % en 2010-2012.

De hecho, según subrayaba, la supervivencia a cinco años del diagnóstico ha mejorado en todos los grupos de edad y, de manera significativa, entre las mujeres de 50 a 69 años, precisamente la población diana del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de Osakidetza. Así, en ese segmento de edad, del 89,1 registrado en el periodo 2000-2004, se ha pasado a un 92,7% en 2010-2012. Un logro, remarcaba Jon Darpón, del que podemos estar satisfechos como sociedad.

2 MILLONES DE MAMOGRAFÍAS Y 9.290 CÁNCERES DETECTADOS

Euskadi cuenta con un Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama que dispone en la actualidad de 1 unidad de gestión, 11 unidades de cribado, 7 unidades de valoración y 7 hospitales de referencia cuyos Comités de Mama establecen, en sesiones clínicas semanales, las pautas diagnostico-terapéuticas y el seguimiento de las lesiones sospechosas. Todo ello, gracias a un equipo de profesionales comprometido a ofrecer el mejor servicio y una atención integral a todas las mujeres afectadas, y a quienes el consejero Jon Darpón ha felicitado por su entrega y profesionalidad.

Desde la puesta en marcha del programa, en 1995, y hasta junio de este año, se han realizado casi 2,5 millones de citaciones, prácticamente 2 millones de mamografías, posibilitando la detección de 9.290 cánceres, la mayoría en estadios precoces. El consejero destacaba especialmente el dato de que el 83,1% de las mujeres a las que se detectaron esos tumores recibió un tratamiento no invasivo de la mama.  

Desde el punto de vista cualitativo, el programa alcanza tasas de participación del 80%; y, como revela la encuesta realizada en los meses de febrero y marzo, las mujeres participantes muestran un grado de satisfacción en parámetros de excelencia.

No obstante, los avances obtenidos no pueden ser excusa para relajarse, sino que deben ser un acicate para seguir progresando en el diagnóstico y tratamiento del que continúa siendo el tumor maligno más frecuente entre las mujeres en Euskadi y el que más fallecimientos produce por cáncer entre las mujeres.

Por esa razón, el consejero de Salud ha adelantado que, en el marco del Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023, se va a seguir reforzando el programa de Detección Precoz de cáncer de mama, cuya población diana en la actualidad es de 325.984 mujeres y al que en 2017 se destinó en torno a 7,8 millones de euros. Siempre dentro de ese Plan, cuyo objetivo último es precisamente mejorar la supervivencia al cáncer, en general, el Departamento seguirá trabajando en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento, y continuará con el modelo de atención multidisciplinar y avanzando también en la personalización del cribado y en el estudio de estrategias aplicables a mujeres de riesgo moderado.

Paralelamente, continuarán introduciéndose mejoras en la gestión y organización que posibiliten la optimización de los recursos, como en el caso de Onkologikoa, en Gipuzkoa, que en 2019 pasará a ser un centro vinculado a Osakidetza.

Sin descuidar otro de los pilares fundamentales enumerados por el consejero: el apoyo a la investigación que se desarrolla en el Sistema Sanitario Vasco, que participa en más de 60 proyectos de investigación en cáncer de mama con una financiación externa cercana a los 1,2 millones de euros.

Por otra parte, la previsión de gasto en medicamentos para tratar el cáncer en Euskadi se sitúa para finales de este 2018 en torno a los 107 millones de euros, prácticamente un 12% más que en 2017.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto