Es

El libro “La industria y la Marina en el primer Gobierno Vasco” ve la luz como homenaje al consejero Santiago Aznar y su época

3 de octubre de 2018

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha hecho entrega esta tarde del libro “La industria y la marina en el primer Gobierno Vasco”, a la familia de Santiago Aznar, consejero de Industria del Gobierno de Euskadi en 1936.

En el acto de presentación han participado también María Esther Solabarrieta, nieta del consejero Aznar, y Borja Aginagalde, director del Archivo Histórico de Euskadi, donde se encuentra el fondo legado por la familia con la documentación que ha dado origen a esta obra.

El libro está basado en los diarios que el propio Santiago Aznar  escribió entre 1938 y 1944, y en la documentación referida al primer departamento de Industria del Gobierno de Euskadi y su época, que la familia ha guardado celosamente y que ahora ven la luz gracias a esta publicación.

A lo largo de 117 páginas, los testimonios, documentos e imágenes nos acercan a una realidad marcada tanto por las duras condiciones de la guerra y el exilio, como por la altura de miras de sus protagonistas. Así lo han destacado Arantxa Tapia y María Esther Solabarrieta, en la presentación de esta obra.

Arantxa Tapia:

“En este libro destaca la voz en primera persona de este histórico consejero: su pensamiento, su trabajo, y todo lo que se refiere a la administración de la que fue una parte importante. Un legado que desde el actual Gobierno Vasco queremos ayudar a difundir.

Ahora estamos inmersos en la Cuarta Revolución Industrial, la Basque Industry 4.0, un proceso imparable que impulsamos para crear más empleo, riqueza y bienestar, y es inspirador conocer el testimonio de un hombre que lideró, en las peores circunstancias imaginables, el avance de la Industria vasca.

Este consejero estuvo al frente de la dirección General de Industria, de Marina Civil, de Pesca y Jefatura de Minas, organizando todas las secciones y el personal, que destacó en la lucha y defensa de las libertades. Y es una satisfacción presentar esta obra en la semana en la que recordarmos la proclamación del Primer Gobierno Vasco”.

María Esther Solabarrieta:

“Mi abuelo Santiago Aznar falleció en Caracas en 1979 y, como había sido el responsable de la Marina vasca, fue el encargado de transportar los archivos y correspondencia de aquella primera administración, pudiendo salvarse parte de lo que habían hecho en los escasos nueve meses que duró aquella aventura. Parece mentira como a pesar de las dificultades y problemas del momento tuvieran tiempo para la administración, la gestión, y el hacer una política industrial adaptada a los acontecimientos.

Nuestra familia ha hecho entrega de toda su documentación, que tenía en Caracas, al Archivo Histórico de Euskadi y entre los documentos aparecen apuntes, agendas, fotografías, notas, folletos, y relatos de cómo se desenvolvieron en la vida civil durante la guerra y, habida cuenta de que hay datos de interés sobre aquella gestión, de la que nunca se habla, nos hemos permitido proponer con ocasión del ochenta aniversario de aquellos hechos, la edición de este libro que creemos aporta información del mayor interés. Desde cómo se llevó el oro  del Banco de España a Moscú a cómo se crearon fábricas de armamento, cómo se trató la energía eléctrica, etc… temas que no se tratan en los libros que se están editando porque en éste no hablan los historiadores sino uno de sus protagonistas.

La vida va muy deprisa y mis abuelos hace ya mucho tiempo que no están con nosotros, y en el caso de Santiago Aznar reposa en aquel exilio de Caracas, que tuvo que elegir pues no le dejaban volver a la Villa donde había nacido. Este es pues no solo un libro con datos, sino un pequeño homenaje a una generación que fue desapareciendo en silencio”.

Los libros están a la venta online en www.euskadi.eus/publicaciones,  en Elkar, y en la próxima Feria de Durango.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto