Noticias Industria, Innovación, Comercio y Turismo
Es

Nace METAPOSTA, "tu caja fuerte electrónica" en la red

16 de febrero de 2011

METAPOSTA pondrá en marcha un buzón y caja fuerte electrónica en Internet para que la ciudadanía vasca pueda recibir y almacenar documentos de manera gratuita, segura y permanente y con validez legal

En Euskadi existen más de 300 potenciales emisores de documentos: administraciones, empresas, banca, seguros, instituciones educativas, suministradores de electricidad, gas, agua, telefonía, etc. METAPOSTA es un proyecto incluido en el Plan Euskadi en la Sociedad de la Información, inspirado en iniciativas similares que ya funcionan con éxito en países como Dinamarca.

El consejero de Industria, Innovación, Comercio y Turismo, Bernabé Unda y la consejera de Justicia y Administración Pública, Idoia Mendia, acompañados por el viceconsejero de Innovación y Tecnología y presidente de METAPOSTA, Juan Goicolea, han presentado hoy METAPOSTA, el servicio de caja fuerte electrónica y buzón en la red, que forma parte de las iniciativas estratégicas del Gobierno Vasco para impulsar la Sociedad de la Información.

El acto, que se ha desarrollado en la sala de exposiciones del Parque Tecnológico de Álava, en  Miñano, ha contado con la asistencia de notables representantes de las empresas que colaboran con METAPOSTA como emisores: Amvisa, Banco Guipuzcoano, Bankoa Crédit Agricole, Bilbao Bizkaia Kutxa, Caja Laboral Euskadiko Kutxa, Caja Vital Kutxa, Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, Eroski, Euskaltel, Gaia, Iberdrola, Ipar Kutxa, Kutxa, KZgunea, Naturgas Energia, Osakidetza, Seguros Lagun Aro y Servicios de Txingudi.

METAPOSTA nace como el sustituto del archivador doméstico, como solución para ordenar facturas, documentos y papeles en los hogares vascos. Se trata de una propuesta que surgió dentro del Plan  Euskadi Sociedad de la Información 2010, que puso en marcha el Gobierno Vasco en 2008, y que ha impulsado el actual Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo, que dirige Bernabé Unda.

Notablemente influenciado por el sistema danés e-Boks (www.e-boks.dk), METAPOSTA persigue desarrollar una "caja fuerte electrónica postal en Internet" en la que se almacenen documentos de interés personal,  documentos a los que ciudadanos y empresas otorgan un alto valor.

Además, METAPOSTA asume en principio en el mundo electrónico el mismo papel que un buzón de correo tradicional.  Los documentos que la ciudadanía recibirá mediante este nuevo sistema son una gran cantidad de aquellos que se reciben en un buzón físico: facturas, extractos bancarios, justificantes, pólizas, contratos, citaciones, notificaciones, nóminas,...  A fecha de hoy, 18 entidades se han adherido al sistema METAPOSTA. El Gobierno Vasco estima que más de 300 instituciones, entidades y organismos son susceptibles de utilizar los servicios de METAPOSTA.

Según datos del Eustat, en 2010, el 94% de los jóvenes entre 16 y 24 años y el 75% de quienes se encuentran entre los 24 y los 44 años son internautas activos. Es para estas generaciones ya familiarizadas con Internet, sobre todo, para quienes surge METAPOSTA, aunque nace con la idea de ser útil para todo tipo de usuarios. En Dinamarca, donde e-Boks se presentó por estas fechas en el año 2002, el número de usuarios de este sistema es de 3,5 millones de los 5,5 millones que habitan en el país nórdico.

En efecto, METAPOSTA llega en un momento clave para el desarrollo de la sociedad de la Información, para la que se presenta como propuesta tractora. Se postula como una herramienta atractiva y útil en la vida corriente de los ciudadanos.  Así, la Comisión Europea ha estimado que, de media, los ciudadanos utilizan los servicios digitales de la administración con una frecuencia de 1,3 veces/año.

Al mismo tiempo, podemos constatar cómo en España ya se han repartido 20 millones de e-DNI y varios millones más de otros certificados de firma electrónica, como los que ofrece Izenpe en Euskadi; pero su uso real es escaso: sólo el 5% de sus  propietarios lo ha utilizado alguna vez en transacciones en la red. Y panorama similar nos encontramos en el uso de la factura electrónica. A pesar del impulso que empresas de telecomunicaciones o de energía han imprimido a su apuesta por el envío de su facturación a través de Internet, la falta de uso está imposibilitando que la digitalización de sus servicios revierta en beneficios para estas entidades.

Y hemos de tener en cuenta que la Comisión Europea ha planteado en mayo de 2010 dos objetivos en este ámbito muy claros: para el año 2015, un 50% de los ciudadanos utilizará la administración electrónica, mientras que se  apuesta que la facturación electrónica se generalice para el año 2020.

Ante este panorama, la aparición de METAPOSTA como un servicio receptor de comunicaciones de alto atractivo,  se configura como una apuesta estratégica a la altura de las que se están llevando a cabo en los países más avanzados de Europa, como Alemania o Dinamarca, donde se han impulsado servicios de esta índole.

 

Alternativa limpia

La generación y envío de estos documentos requiere de altos costes tanto económicos como medioambientales, por lo que procurar una alternativa limpia y económica en forma de tramitación y emisión de forma electrónica supondrá indudables ventajas y ahorros particulares y colectivos.


El receptor, a su vez, tendrá la posibilidad de disponer y acceder a todos estos documentos de forma segura, gratuita e ilimitada en tamaño, evitando pérdidas y posibilitando un almacenamiento eficaz.


La garantía de seguridad constituye un fundamento básico del servicio METAPOSTA, que está alojado en los mismos servidores de la Administración vasca. Los documentos estarán recogidos y serán tratados por EJIE, S.A., la empresa de servicios informáticos adscrita al Departamento de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco, que cuenta con un bunker de seguridad, y que dotará al servicio de sistemas gemelos redundantes de comunicaciones, tratamiento y almacenamiento de los archivos, de manera que el servicio esté garantizado 24 horas al día.

Desde el punto de vista legal, METAPOSTA cuenta con todas las garantías de autenticidad, integridad y confidencialidad de la información, de acuerdo con los diversos preceptos vigentes: Ley de Acceso de los Ciudadanos a los Servicios Electrónicos; Directiva europea y Ley estatal sobre la Firma Electrónica; Ley Orgánica de Protección de Datos; o Ley de Factura Electrónica, entre otras normativas.

La sociedad METAPOSTA, constituida en 2010, está compuesta por ocho socios: Ezten (fondo de capital riesgo de la SPRI y el Gobierno Vasco a través de su Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo), EJIE (sociedad informática del Ejecutivo de Vitoria, dependiente del Departamento de Justicia y Administración Pública), las Cámaras de Comercio de Bilbao, Gipuzkoa y Álava, la Corporación Tecnalia, la firma de marketing directo Gupost y Mondragón Inversiones.

 

Principales características de METAPOSTA

  • Es de adopción y uso voluntario y selectivo: cada receptor pueden seleccionar de cuáles de los emisores recibirá documentación.
  • No es una cuenta de e-mail, lo cual evita gran parte de los problemas sobre todo de seguridad derivados del correo electrónico tradicional, como el phishing (usurpación de identidad) o el spam (correo masivo no solicitado).
  • Se accede a través de una página web accesible desde cualquier lugar, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo con conexión a Internet.
  • Los documentos electrónicos podrán tener origen en los mensajes remitidos o aportados por los usuarios a través de funciones de carga (ascenso, subida) de materiales a la caja fuerte electrónica.
  • El espacio de almacenamiento de las comunicaciones recibidas por el usuario es ilimitado, así como su duración. Es un servicio para toda la vida.
  • Está diseñado con énfasis en la facilidad de uso y simplicidad para el usuario.
  • Es para toda la ciudadanía y todas las empresas de Euskadi, con posibilidad de extenderlo a otros ámbitos.
  • Resulta gratuito para el usuario final y de coste reducido para los emisores.

El origen de la denomicación METAPOSTA

Desde que se puso en marcha el proyecto de una caja fuerte en internet, se buscó para su denominación un concepto que pudiera tener significado en euskera, castellano e inglés.  De tales esfuerzos, la marca "METAPOSTA" nace por combinación de dos términos de diferente origen con presencia con distintos significados en lenguas que van del griego al euskera, pasando por todo el tronco indoeuropeo.

En euskera "meta" es un montón de paja ubicado, habitualmente, en los prados o en las proximidades de los caseríos.  Se trata de un término "meta" con una connotación extraordinariamente positiva, vinculada a la provisión o a la preparación del futuro. Pero también se trata de un prefijo de origen griego, que significa "más allá" y que  se incorpora en palabras como metafísica, metáfora o metamorfosis.

"Posta" es una palabra que procede del italiano. En castellano refiere "al conjunto de caballerías prevenidas en los caminos a distancia de dos o tres leguas para que los correos vayan con toda diligencia de una parte a otra". De su función vinculada al transporte de correo nace el concepto "servicio postal", concepto ése muy vinculado a los propósitos del sistema METAPOSTA.

METAPOSTA se conforma además como un neologismo que tiene sus correspondencias muy similares en las principales lenguas europeas:

  • - En francés debería ser "MetaPoste".
  • - En inglés la denominación correcta podría ser "MetaPost".
  • - En alemán sería "MetaPost".
  • - En danés sería, igualmente, "MetaPost". (De ahí que los técnicos de eBoks entendieran tan fácilmente la denominación).
  • - Y, finalmente, en italiano sería .... "METAPOSTA"
Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Otros invitados
  • Bernabé Unda e Idoia Mendia