Es

La Consejera Mª Jesús San José inaugura la Jornada "El nuevo marco regulatorio de protección de datos y la justicia en la Comunidad Autónoma de Euskadi. Una oportunidad para trabajar en buenas prácticas"

12 de julio de 2018

LA CONSEJERA SAN JOSÉ INAUGURA LA JORNADA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

"El nuevo marco regulatorio de protección de datos y la justicia en la Comunidad Autónoma de Euskadi. Una oportunidad para trabajar en buenas prácticas"

INTERVENCIÓN DE Mª JESÚS SAN JOSÉ

Basarrate eta Adán andreok, Ibarra jauna, egunon

Jaun-andreok, ongi etorriak eta eskerrik asko etortzeagatik

Me complace participar con el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y con la Fiscal Superior del País Vasco en la apertura de esta Jornada.

A la vista de las personas que van a intervenir en ella, no me cabe la menor duda de que va a resultar altamente provechosa.

Me satisface, también, la alta participación de los colectivos convocados a esta Jornada, fiel reflejo del interés que el tema propuesto ha suscitado, tanto por su actualidad como por la importancia de la materia.

Del extenso título con el que hemos denominado la Jornada me parece resaltable el espíritu que conlleva aprovechar un nuevo marco regulatorio para avanzar en buenas prácticas, pues todas y todos somos conscientes de la resistencia natural de las personas al cambio.

Hasta el pasado mes de mayo, en la Unión Europea, regía en el ámbito de la protección de datos la Directiva 95/46/CE.

Y en España está aún vigente la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal.

A nadie se nos escapan los cambios que en materia tecnológica se han operado en el mundo en lo que llevamos de siglo.

En estos años ha sido exponencial la evolución tecnológica la cual ha permitido, en la misma medida, el crecimiento en la recogida y en el intercambio de datos personales y su utilización por parte de las empresas y las administraciones.

La tecnología ha operado una transformación de la vida económica, pero también nos ha llevado a alteraciones sustanciales en nuestras relaciones sociales.

Conceptos como el de amistad y el sustantivo amigo han variado su contenido con respecto a cómo los entendíamos hace pocas décadas.

Las redes sociales nos permiten conectar con mucha más gente que antes, tener un acceso impresionante a la información y al conocimiento.

El precio es que cada uno, cada una de nosotras, ponemos en circulación una ingente cantidad de datos personales que deben ser protegidos.

Somos cada una de las personas quienes debemos tener el control sobre nuestros datos personales.

Para que la ciudadanía pueda mantener la confianza en la tecnología es preciso asegurar la privacidad y garantizar su derecho a que no se realicen malas prácticas a partir de sus datos personales.

Al hablar del internet de las cosas, el big data, el blockchaim, la inteligencia artificial, el análisis masivo de datos o la potencialidad de los drones, de la micro robótica o de la telefonía móvil, estamos hablando de tecnología innovadora y necesaria para la evolución de nuestra sociedad, pero no podemos ser insensibles a los riesgos que comportan para nuestra intimidad.

Estas variaciones radicales impulsaron al Parlamento Europeo y al Consejo a aprobar el Reglamento 2016/679 de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de datos de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, que se está aplicando desde el pasado 25 de mayo.

La entrada en vigor de este Reglamento conlleva la adaptación a él de las normativas nacionales, por lo que el 10 de noviembre de 2017 fue aprobada por el Consejo de Ministros el proyecto de ley de la nueva Ley de Protección de Datos, que está tramitándose en las Cortes.

A principios de este año VERA JOUROVA, Comisaria de Justicia de la Unión europea anunciaba la inminente entrada en vigor del Reglamento con estas palabras: “necesitamos normas modernas para responder a nuevos riesgos.”

A las pocas semanas se publicaban una serie de investigaciones periodísticas que afirmaban que la empresa CAMBRIDGE ANALYTICA había utilizado, supuestamente, información de unos 50 millones de usuarios de FACEBOOK sin su consentimiento para un trabajo a favor de la campaña electoral de TRUMP.

Estas acusaciones dañaron económicamente a FACEBOOK, pero, también, ocasionaron cambios en la opinión de gran parte de la ciudadanía.

Se generó una alta desconfianza hacia las redes sociales, llegando a considerarse, por parte de muchos, que éstas tienen repercusiones negativas para la democracia.

La Comisaria de Justicia solicitó explicaciones a MARK ZUCKERBERG para saber si los usuarios europeos podían haberse visto afectados por el escándalo.

Este caso fue un ejemplo claro de los riesgos a los que se había referido en su anterior comparecencia.

En marzo de este año declaraba: “Este escándalo debería ser una llamada de atención para todos nosotros: Como tratamos nuestros datos personales es algo que puede tener muchas consecuencias.”

Por eso la nueva normativa pone el acento en el “consentimiento previo y verificable para que los datos personales puedan ser tratados y en la obligación de las empresas de “proteger los datos de sus clientes y en ningún momento compartirlos o filtrarlos sin su consentimiento.”

Este contexto merece una reflexión y exige información, formación y criterio sobre la materia.

Esta Jornada pretende contribuir a ello.

Las personas que van a participar en los diferentes formatos elegidos, ponencias y mesa redonda, son expertas con un dilatado desarrollo profesional, que nos van a permitir conocer las principales novedades de la nueva regulación.

Por otra parte me voy a permitir sugerir, que a partir de hoy se estudie la posibilidad de constituir un grupo de trabajo colaborativo que permita fijar criterio.

Fijar criterio sobre nuestra forma de trabajar en materia de protección de datos, favorecer su aplicación en los Juzgados y Oficinas Judiciales y Fiscales, facilitar el ejercicio de derechos por parte de la ciudadanía y armonizar y ajustar el funcionamiento de los diferentes Juzgados y Oficinas Judiciales y Fiscales en la Comunidad Autónoma.

Por último me gustaría destacar la importancia de desarrollar los objetivos de esta Jornada con la inclusión en un futuro Plan de Formación de acciones que permitan a todas y todos profundizar en el conocimiento de la materia.

No quiero concluir estas palabras sin agradecer al Presidente, a la Fiscal Superior y a la Secretario de la Sala de Gobierno su colaboración para la organización y el éxito de esta Jornada y a todo el equipo de la Dirección para la Modernización de la Oficina Judicial y Fiscal la materialización de la misma.

Eskerrik asko

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto