Es

La campaña informativa de Kontsumobide sobre ventas a domicilio se ha presentado hoy en Álava

11 de julio de 2018

De las 1.400 reclamaciones recibidas en Euskadi por ventas a domicilio en estos primeros 6 meses, 262 corresponden a Álava.

 Nora Abete, Directora del Instituto Vasco de Consumo, adscrito al Departamento de Turismo, Comercio y Consumo, ha explicado hoy la campaña informativa recién iniciada sobre las ventas fuera del establecimiento. En la presentación la ha acompañado Peio López de Munain, Concejal delegado del Departamento de Políticas Sociales y Salud Pública del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. El objetivo de la campaña es informar sobre los derechos de las personas consumidoras, además de prevenir ante las posibles prácticas poco claras de algunos comerciales que visitan los domicilios.

El año pasado se recibieron en Euskadi 2.934 reclamaciones por temas relacionados con ventas a domicilio. De ellas 534 fueron en Álava. En palabras de Nora Abete “la venta a domicilio no es una actividad ilegal, pero sí hemos detectado prácticas muy agresivas y en algunos casos con presuntos productos milagro cuya efectividad no está probada”.

Las reclamaciones en esta materia suponen un 12% del total. En los 6 primeros meses de 2018 se han recibido ya 1.465 reclamaciones, quejas y denuncias sobre esta temática.

La campaña se basa en un folleto que traslada a la ciudadanía cuatro situaciones que se pueden dar en las visitas a domicilio: la venta de productos relacionados con la salud; otros productos como enciclopedias, colecciones de libros, bombillas led, etc.; los suministros de electricidad y gas; y las falsas revisiones de gas.

En este sentido, Peio López de Munain alerta de que “las personas mayores suelen ser, en muchas ocasiones, el objetivo de este tipo de ventas abusivas, al ser consideradas personas más vulnerables y fáciles de manipular”.

Kontsumobide aconseja extremar la prudencia ante la conducta de comerciales que intentan vender o contratar puerta a puerta. Por ello, recomienda evitar la presión comercial: antes de comprar o firmar nada, se debe pensar si realmente se necesita y, en caso afirmativo, comparar con otras opciones del mercado. Por otro lado, quienes compren o firman contratos fuera de establecimiento comercial tienen derecho a echarse atrás y romper el contrato. El plazo general para el desistimiento es de 14 días. Ante cualquier eventualidad o para recabar información, se aconseja recurrir a Kontsumobide, a una Oficina Municipal de Consumo o a las asociaciones. 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto